Por qué ahora la pelea de los bancos y fintech es por darte dólares "baratos" y más beneficios en cuentas sueldo Más información
Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Siguen cayendo los mitos laborales: salario y flexibilidad no es lo más valorado por empleados argentinos
Sin dudas son factores determinantes para elegir un puesto, pero un estudio reveló qué variables construyen realmente la marca empleadora
Por Paula Krizanovic
13.06.2016 09.27hs Management

No son pocos los jefes o líderes de equipos que pagarían lo que fuera para "convertirse en una mosca en la pared" y saber así qué dicen los empleados sobre ellos y también acerca de la empresa. 

Pero además, cuáles son los aspectos valorados por los trabajadores y cuáles no es una de las preguntas más importantes que se hacen hoy los responsables de Recursos Humanos, en una época en la que es cada vez más complejo atraer y retener el talento.

En este marco, la consultora de gestión AL Grupo Humano decidió realizar una encuesta anónima entre 350 asalariados locales que trabajan en relación de dependencia, para entender qué factores son los más importantes para ellos y qué dicen sobre sus empleadores.

Los encuestados tuvieron que responder una simple pregunta: ¿alentaría a un amigo a postularse para trabajar en la empresa en la que usted lo hace?

"Elegimos esta pregunta por lo auténtico que connota la amistad. Nos pareció menos lineal y por ende no tan obvio como preguntar si están contentos donde están. Con un amigo no 'careteamos'", explicó a este medio Miguel Cortina, socio y titular de la mencionada consultora.

Los resultados fueron, en cierto sentido, sorprendentes. Lo que guió las respuestas no fue ni el salario percibido ni las ventajas como flexibilidad horaria, dos variables que suelen aparecer como las preferidas en todos los análisis sobre beneficios laborales.

En este caso se indicó que los empleados utilizan para definir si sería recomendable la empresa en la que trabajan, en primer lugar, la disponibilidad o ausencia de oportunidades para crecer profesionalmente.

También ponen en la balanza si el equipo directivo tiene o no objetivos claros, y si se les presentan proyectos con los cuales contribuir de los que ellos puedan sentirse orgullosos.

¿Por qué a la hora de aconsejar a un amigo el sueldo no tiene tanto peso como cuando una persona aplica a un trabajo para si mismo? "Lo que notamos es que el factor 'buen salario' no generó las diferencias en los niveles de recomendación que si producían otros factores según estuvieran o no presentes. Respecto del empleo para uno mismo, cada vez es mayor el número de personas que toman en consideración el clima laboral, el desarrollo profesional, el jefe con el que debe interactuar cotidianamente, siempre a partir de determinado umbral de ingresos", respondió Cortina.

Otra de las conclusiones del estudio fue que tres de cada cuatro personas recomendaría a un amigo postularse para una búsqueda laboral en la empresa en la que trabaja.

Y ese porcentaje asciende hasta el 92% entre los que perciben que la organización en la que se desempeñan cumple con los tres requisitos mencionados (oportunidades, objetivos claros y proyectos)

"Las recomendaciones caen al 62% entre quienes perciben que las empresas donde trabajan no brindan esto. El 'gap' es de 30 puntos. Cuando hablamos de 'buenos salarios', la diferencia es sólo del 9%; es decir, 81% de recomendacion cuando los pagan y 72% cuando no lo hacen", analizó Cortina para marcar el valor que los encuestados asignaron a cada una de las variables.

La marca empleador no es universal
El promedio general de recomendaciones a personas cercanas fue del 75%. Sin embargo, estas mediciones no fueron parejas para todos, lo cual evidencia que una marca empleador no interpela generalmente a todos los empleados por igual.

De acuerdo al citado estudio, los varones -que constituían el 47% de la muestra- evaluaron más favorablemente a sus jefes que las mujeres.

Por otra parte, el nivel de recomendaciones se multiplicaba a medida en que la edad del entrevistado y su posición jerárquica crecían.

En este punto se destacó que la Generación Y es la menos proclive a recomendar la empresa en la cual trabaja, y a su vez es la más exigente a la hora de valorar los aspectos que hacen a la meritocracia dentro de la compañía.

"Gente de estas características necesita que el clima imperante premie el esfuerzo y castigue su ausencia, porque la incoherencia atenta contra el bienestar", dijo al respecto el consultor.

Que una compañía no asigne los beneficios o tareas por cuestiones de mérito o capacidad suele ser una de las vías más rápidas para socavar una marca empleador.

"Pocas cuestiones destruyen el clima laboral como las injusticias. Las personas podemos llegar a aceptar condiciones indeseables, mientras la ley sea pareja, pero estas mismas condiciones resultan insoportables cuando no lo es", profundizó el titular de AL Grupo Humano.

Los colaboradores más jóvenes valoran que el trabajo sea más que un medio de vida, y por eso son también los que más enfatizaron la importancia de participar en proyectos de los cuales se sientan orgullosos. En cambio, los Baby-Boomers no muestran ser afectados ante la misma inquietud.

Por último, las Pymes fueron las peor recomendadas en todo el estudio.

Menor peso
De acuerdo a la investigación difundida por AL Grupo Humano, que una empresa brinde "status" no impacta a la hora de aconsejar a un amigo que intente ingresar al mismo lugar. Y tampoco la flexibilidad horaria y los buenos salarios son factores que influyan significativamente.

Estos aspectos, por lo tanto, no son los que construyen la imagen del empleador frente a su personal. Pero de acuerdo a lo expresado por los trabajadores, el valor más bajo de recomendación (58%) se da cuando el empleado percibe que en esa compañía la honestidad es el único requisito para permanecer; es decir, que mientras no le robe a la compañía no será despedido.

Esto quiere decir que cuando la estabilidad laboral no está basada en el desempeño, las personas son más refractarias a recomendar la firma en la que se encuentran. "Las personas quieren ser reconocidas por el resultado de sus acciones, y no ser igualadas a aquellos que no responden del mismo modo en su desempeño", definieron en la consultora.

El sentimiento que lleva a recomendar la organización donde uno trabaja, nos connota un empleado orgulloso y comprometido con los objetivos de su organización. "Esa dualidad es lo que promueve y facilita que el colaborador dé lo mejor de sí en cada decisión que a la cual los negocios lo enfrentan, alcanzando un alto desempeño en el cumplimiento de sus responsabilidades", definieron desde AL Grupo Humano.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Management en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Management
Te puede interesar