Más artículos
Una clase magistral de tres palabras sobre el liderazgo de Steve Jobs

Una clase magistral de tres palabras sobre el liderazgo de Steve Jobs

Una clase magistral de tres palabras sobre el liderazgo de Steve Jobs
En una anécdota revelada por el propio Steve Wozniak, co-fundador de Apple, sobre los hábitos del fallecido CEO, revelan sus cualidades de líder
Por iProfesional
11.09.2018 09.04hs Management

El periodista Thomas Koulopoulos, del reconocido portal de negocios Inc.com, reflexionó sobre cómo muchas veces las personas, en el afán de sistematizar y transmitir los conocimientos, complican el liderazgo en numerosos artículos, libros y metodologías diversas. 

No obstante, aseguró, no hay una fórmula para ejercer esta cualidad. 

"Si la brecha en el sentimiento popular en torno al liderazgo político nos dice algo, es que todavía valoramos a los líderes, especialmente a los grandes. Es de naturaleza humana querer a alguien a la cabeza a quien podamos confiar las decisiones más difíciles, incluso si podemos estar muy en desacuerdo con él o ella con respecto a ellas", escribió el periodista en un texto traducido por Emprendedores News.

"Y eso es típico. Uno pensaría que con toda la atención prestada al liderazgo, con todo lo que se escribe al respecto, y con la forma en que lo examinamos como individuos y como sociedad, ya lo hubiéramos resuelto. Pero hay una razón por la que no lo tenemos resuelto", prosiguió.

Según Koulopoulos, gurú de la teoría de la gestión moderna, Peter Drucker, le dijo que la única cualidad que podía señalar consistentemente en los grandes líderes era que tenían muchos seguidores. 

Hay una verdad en lo que Drucker dijo que no queremos aceptar, porque pone a cada uno de nosotros la responsabilidad de ser un gran líder. Es decir, que no hay fórmula. Cada líder tiene que descubrir cómo ser excepcional en el conjunto único de circunstancias que se le presentan.

Si bien hay muchas cualidades que en apariencia parecen ser comunes entre los líderes, como la integridad, la decisión, la transparencia y la empatía, hay muchos líderes pésimos que tienen todas esas cualidades y otros tantos grandes líderes que parecen desafiar la sabiduría común.Y si bien no existe una fórmula universal, existe un único objetivo inflexible que cada gran líder crea para quienes lo rodean: desafían a quienes los siguen a ser parte de algo más grande que ellos mismos y a lograr más de lo que pensaron podrían.

La forma de dirigir a las personas no se puede generalizar y aplicar de una manera uniforme y fragmentada porque las personas a las que se dirige no son uniformes ni están hechas de forma artesanal. Cada uno debe comprender la forma en que las personas a quienes lidera son impulsadas, y luego desafiarlos de forma que reconozcan sus fortalezas y amplíen sus limitaciones, indicó el periodista de Inc.com.

En ese marco, recordó una conversación con el cofundador de Apple, Steve Wozniak, en la cual le preguntó sobre el estilo de gestión de Steve Jobs.

"Woz" relató ocasiones en las que Jobs asomaba la cabeza en una reunión a puertas cerradas donde se solucionaba algún tipo de problema, tomaba un pulso rápido de la habitación, escaneaba las pizarras, y luego simplemente decía algo a los efectos de "puedes hacerlo mejor". A veces eso era todo, y luego él salía de la habitación.

Thomas Koulopoulos considera que es una forma brillante de liderar, que son las tres palabras más poderosas que puede pronunciar un líder. "Porque cuando Jobs te dijo que podrías hacerlo mejor, seguro que lo intentaste, y la mayoría de las veces lo hiciste", escribió según relevó Emprendedores News.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ Convertí a iProfesional en tu fuente de noticias. SEGUINOS AQUÍ
Lo más leído
Más sobre Management