La ciencia explica por qué Bill Gates y Jeff Bezos son felices lavando los platos

La ciencia explica por qué Bill Gates y Jeff Bezos son felices lavando los platos
Hasta los hombres más ricos del mundo encuentran placer en realizar tareas domésticas, pero tienen además un objetivo de negocio
Por iProfesional
05.11.2018 10.19hs Management

La casa del fundador de Microsoft, Bill Gates, vale u$s125 millones. Y su par de Amazon, Jeff Bezos, cobra 1 billón de dólares al año en acciones para financiar su sueño de enviar personas al espacio con su compañía de cohetes, Blue Origin.

Pero una curiosidad que reveló días atrás el portal Inc.com es que estos multimillonarios siguen lavando los platos en su propia casa. 

"Yo lavo los platos todas las noches. Estoy bastante convencido de que es lo más sexy que hago", bromeó Bezos en una entrevista de 2014, y Gates hizo lo mismo en una nota que concedió a Reddit este año.

La ciencia sugiere que existen buenas razones para que las personas, incluso las más ocupadas, hagan tareas mundanas como esa.Aunque puede ser difícil de creer al principio, las investigaciones demuestran que las tareas cotidianas, como cargar el lavavajillas y colgar la ropa, en realidad pueden ser un gran impulso para la felicidad si se hacen de la manera correcta.

Un estudio reciente enseñó a los voluntarios a ver cómo lavar los platos es una oportunidad para practicar la atención plena, centrándose en el presente y la sensación de la espuma, el agua caliente, etc.

Después de solo seis minutos de lavado, los lavaplatos meditativos reportaron sentirse 27% menos nerviosos y 25% más inspirados, según el artículo que relevó Emprendedores News.

Esto probablemente suene como una locura para los muchos profesionales ocupados que estarían encantados de pasar un poco menos de tiempo en las tareas domésticas. Pero los maestros de meditación insisten en que concentrarse en tareas mundanas puede iluminar su belleza interior y calmar la mente.

El profesor de Wharton y autor de libros, Adam Grant, también explicó por qué, a pesar de las muchas críticas de los entusiastas, nunca se molestó en adoptar una práctica formal de meditación.

"La atención plena, como mis colegas y yo lo estudiamos, no depende de la meditación: es el proceso muy simple de notar cosas nuevas, lo que nos pone en el presente", escribió.

Tareas como potenciador de la creatividad

Ahora imagina que eres un multimillonario dirigiendo un gigante filantrópico o una de las compañías más dinámicas de los Estados Unidos. Imagine las decisiones constantes, las demandas cognitivas, los horarios repletos, la interminable preocupación por el futuro, cualquier cerebro, por extraordinario que sea, necesitaría un descanso de eso.

Lavar los platos brinda la oportunidad perfecta para dejar que todo eso se desaparezca y estar completamente presente.

Trabajar esa esponja puede ser una oportunidad para concentrarse en el ahora, pero también puede ser una oportunidad para relajarse y soñar despierto. Y los expertos en creatividad dicen que es solo este tipo de vagabundeo que permite al cerebro dar algunos de sus saltos más innovadores e inesperados (por lo que muchas ideas buenas nos llegan en la ducha).

Así que Gates y Bezos no solo logran deslizarse en un poco de atención al enjuagar los platos, sino que su tarea nocturna también es un valioso manantial de creatividad.

Es posible que odie doblar la ropa o poner en orden los juguetes, pero el hecho de que estos empresarios súper ricos se adhieran a esas tareas es un recordatorio de que, si tenemos la mentalidad correcta, estos trabajos mundanos pueden ser realmente oportunidades valiosas para la atención plena o la creatividad.

Temas relacionados
Management en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído