Más artículos

Bono de fin de año: al final, la mayoría de las empresas lo pagará sin tomarlo a cuenta de futuros aumentos

Bono de fin de año: al final, la mayoría de las empresas lo pagará sin tomarlo a cuenta de futuros aumentos
A pocos días de tener que concretar el primer pago, más del 10% de las compañías decidieron no cumplir con la normativa y más del 20% estaban aún en duda
Por Paula Krizanovic
05.12.2018 05.07hs Management

Durante estos días la mayoría de los trabajadores argentinos registrados estarán percibiendo en sus cuentas bancarias no solo sus salarios y medio aguinaldo correspondiente, sino también el Bono de Fin de año que estableció como obligatorio el gobierno nacional a partir del Decreto 1043/2018.

En la normativa en cuestión se lee: "Establécese a partir del 1° de noviembre de 2018, una asignación no remunerativa para todos los trabajadores en relación de dependencia del sector privado, que ascenderá a la suma de pesos cinco mil ($5.000), la cual será otorgada por los empleadores de la siguiente forma: A) cincuenta por ciento (50%) con los salarios del mes de noviembre de 2018 y B) el cincuenta por ciento (50%) restante con los salarios del mes de enero de 2019, pagaderos en el mes de febrero de 2019".

Fue una medida paliativa para la caída de poder adquisitivo que sufrieron los salarios en un año en el cual, según acredita el Instituto Nacional de Estadística y Censos, tan solo hasta octubre la inflación acumulada fue de 39,5% a nivel nacional.

Los salarios, de acuerdo a las principales consultoras del país, quedaron en promedio más de 10 puntos por debajo de ese número, exceptuando algunos casos puntuales en los que determinados gremios lograron un incremento superior al 40% anual.

El propio texto del decreto reconoce que "las recientes mediciones efectuadas por el organismo estatal competente han arrojado una variación coyuntural del nivel general del índice de inflación de precios al consumidor" y que "ante el impacto socio-económico producido por dicho fenómeno, resulta urgente y necesario adoptar las medidas pertinentes" para que "se mantengan los estándares adquisitivos de las remuneraciones que han sido considerados por las partes colectivas" en negociaciones paritarias.

Las compañías se encontraron con esta medida casi de sorpresa el pasado 13 de noviembre, y casi inmediatamente desde varios sectores vinculados a las Pyme, acusaron no poder hacer frente a esta obligación.

Entre las empresas grandes y algunas medianas, la situación es diferente. Según los últimos datos disponibles –que fueron relevados por Willis Towers Watson (WTW) en más de 200 firmas entre el 19 y 25 de noviembre pasado- el 67% pagará el Bono de Fin de Año.

Entre las consultadas, un 11% ya definieron que no pagará el plus decretado por el Gobierno, y el otro 22% lo tenía aún bajo análisis al momento de responder a la consulta.

 

"Todas las empresas estuvieron revisando el decreto con sus asesores legales externos o su equipo de legales interno, y a partir del mismo es que algunas han decidido no pagarlo, pero desconocemos las razones. No es información que hemos relevado", aclaró Marcela Angeli, directora de Gestión de Talento y Compensaciones de Willis Towers Watson (WTW).

"Entendemos que algunas empresas pueden quedar exentas o bien pueden interpretar que este bono puede absorberse de paritarias próximas a negociarse", añadió en diálogo con iProfesional.

En tanto que en Mercer, vieron un panorama ligeramente distinto. El 69% de las 300 organizaciones relevadas por esa consultora, optó por pagar la suma del Decreto del Poder Ejecutivo Nacional 1043/2018 como un pago único, sin absorberlo en el salario.

Otro 31% de las consultadas por Mercer sí absorberá esa suma dentro el salario. "En este último caso, el importe pasa a ser remunerativo", aclararon desde la mencionada consultora y pese a que la normativa indicaba lo contrario.

"La mayor parte de las compañías adhirieron a lo establecido por el decreto y aquellas que decidieron hacer algo diferente prefirieron volver el importe remunerativo antes que aumentar el valor", señaló al respecto Ivana Thornton, Directora de Career de Mercer.

Vale la pena recordar también que los jubilados quedaron fuera de este beneficio, y los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo percibirán un subsidio extraordinario de un monto menor, de alrededor de 1.500 pesos por hijo.

Asimismo, la normativa permitía que aquellas empresas en crisis o "declinación productiva" modificaran el monto y las cuotas a abonar, y que "cuando la prestación de servicios fuere inferior a la jornada legal o convencional", se abone de manera proporcional de acuerdo a los mecanismos de liquidación previstos en el convenio colectivo aplicable.

En cuántas cuotas

De las compañías que participaron de la encuesta de Mercer y declararon que pagarán en una única cuota el Bono de Fin de Año, un 82% lo hará en el plazo y monto que estableció el decreto del Ejecutivo.

Otro 13% pagará con algunas de las alternativas previstas, y el 5% aumentará la cantidad de dinero que percibirán los empleados bajo este concepto.

WTW vio un escenario similar: la gran mayoría de las compañías pagarán 5.000 pesos, como decretó el gobierno nacional, y solo un 3% pensó en pagar un monto superior.

Entre las que ya tienen definido cumplir con este requisito, el 85% lo otorgará a todo el personal, 7% solo a los agremiados, 6% solo a los fuera de convenio y el 2% lo estaba determinando aún.

 

Pero de este grupo de compañías que cumplirán con lo que prescribió el decreto, el 73% confirmó a WTW que planea abonar en dos cuotas, mientras que un 25% lo hará en un solo pago y el restante 2% aún lo tiene bajo revisión.

Y la gran mayoría lo reconocerá como pago del Bono de Fin de Año decretado por el Gobierno, solo un 22% lo hará a cuenta de futuros aumentos y otro 5% lo incluirá dentro del bono anual por resultados que los empleados ya percibían.

Las que dijeron a Mercer que optarán por absorber en el salario este plus que debía ser no remunerativo son menos de un tercio de las consultadas. Entre ellas, el 59% afirmó que se compensará con otros aumentos unilaterales ya otorgados en 2018; el 23% sostuvo que se compensará con Cláusula de Revisión Salarial pendiente en 2018, y el 18% dijo que se considerará como suma a cuenta de futuros aumentos en 2018.

Este punto parece ser la discusión que se está dando en las áreas de Recursos Humanos de las empresas que aún no han definido qué hacer. Según WTW, la mayoría de ellas tiene esta cuestión también como un signo de pregunta, y solo una tercera parte ya definió que en caso de pagarlo, será de manera independiente de los futuros aumentos y bonos por desempeño.

Otro punto importante es que del total de empresas analizadas, solo el 3% realizará el "grossing up" excepcional para que los empleados que perciban este beneficio, obtengan el monto total aún después de impuestos, en los casos en los que haya un impacto impositivo.

Sucede que muchos de los empleados que hasta ahora no pagaban Impuesto a las Ganancias, al cobrar este bono y el medio aguinaldo de diciembre, pueden ver sus ingresos mermados al superar el mínimo no imponible.

¿Por qué son tan pocas las empresas consultadas que planean algún tipo de medida para aminorar el impacto impositivo de este bono? "Lo desconocemos porque no lo preguntamos. Pero en realidad puede ser que el impacto alcance a muy pocas personas de la empresa (es decir que cambie de rango dentro de la tabla de impuestos) por lo tanto se prefiere no hacer y no crear antecedentes", apuntó Angeli.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Más sobre Management
Te puede interesar
Zoom Recomendadas