LEÉ AHORA Alerta en la City: el banco digital más grande de occidente llega al país para prestar barato y 100% online Más información
Más artículos

Nuevas brechas de género: las mujeres son solo el 17% de los talentos en el área de Inteligencia Artificial

Nuevas brechas de género: las mujeres son solo el 17% de los talentos en el área de Inteligencia Artificial
El Foro Económico Mundial advierte sobre nuevas diferencias relacionados a las habilidades vinculadas a tecnologías avanzadas y a la economía del futuro
Por Paula Krizanovic
07.01.2019 05.47hs Management

La brecha de género en cuanto a oportunidades laborales, participación económica y poder de decisión, y de acceso a la salud y la educación, se redujo levemente el año pasado a nivel global.

Según el Foro Económico Mundial, que anualmente mide el progreso de la equidad en alrededor de 150 países (incluyendo a la Argentina), desde 2006 esa grieta sólo se achicó un 3,6% en total, y en 2018 lo hizo un 0,3% respecto del año anterior.

Esto significa que el ritmo de avance es constante aunque muy lento. Por eso, de acuerdo a la última edición de su informe "The Gender Gap Report", se calculó que la brecha tardará en cerrarse unos 108 años en promedio, si las tendencias siguen en la línea actual.

Sin embargo, ese es el cálculo que el organismo multinacional realiza a nivel general. En lo que refiere específicamente a la Argentina, el país se ubicó en el puesto 36 de acuerdo a la paridad alcanzada, es decir, muy por encima del promedio de los países del Foro. Es más, en la región solo Nicaragua, Costa Rica y Bolivia la superaron.

"Argentina y Colombia (40) permanecen como los dos países más equitativos en cuanto a género entre las economías grandes de Latinoamérica y el Caribe, aunque hayan descendido varias posiciones desde el año pasado. Argentina ve un pequeño incremento en la paridad en cuando a los ingresos estimados de las mujeres y al acceso a puestos de legisladores, funcionarios y managers", afirma el documento del Foro.

Al desagregar el dato en las categorías analizadas, se obtiene que el país se ubicó en el puesto 114 en cuanto a participación económica de la mujer, 63 respecto de logros académicos, y en el 23 en la categoría de poder político y posiciones de liderazgo entre el género femenino.

Pero más allá de estas áreas estudiadas, el informe del Foro Económico Mundial esta vez hizo un hincapié especial en una nueva diferencia de género vinculada a la economía digital, a partir de un análisis conjunto con la red social para profesionales, LinkedIn. Y allí quedó demostrado que la desigualdad es mayor en el país que en el promedio global.

Los analistas plantean que en medio de la cuarta Revolución Industrial, que redefinirá la división del trabajo entre humanos y máquinas, es importante monitorear como esos cambios impactan en la evolución de las tendencias de las brechas económicas.

Evaluaron entonces la representación femenina entre los profesionales con las habilidades más requeridas por los empleadores en relación con trabajos de Inteligencia Artificial, en base a los datos volcados en LinkedIn.

Encontraron que solo el 22% de las profesionales en el área de Inteligencia Artificial son mujeres. "Esto genera una brecha de género del 72%, que ha permanecido como una constante en los últimos años y no presenta indicativos de una tendencia a mejorar en el futuro", subraya el reporte.

En Argentina, solo el 17% de esos talentos son mujeres, y el 83% hombres, lo que genera una brecha del 79%, bastante por encima del promedio mundial. No obstante, la Argentina está en el "top 20" de naciones que están reduciendo esta brecha, de acuerdo al reporte.

 


Según explicó a iProfesional Analía Avella, consultora en economía especializada en planificación y ejecución de políticas públicas, esas diferencias son consecuencia de un "gap" que inicia mucho antes de la carrera académica, por la prevalencia de estereotipos de género en la crianza o en la familia que luego se reproducen en el sistema educativo y en otras instituciones sociales.

"Cada vez hay menos mujeres que optan por carreras tecnológicas y todo comienza de pequeñas, ya que usualmente entramos en contacto con la tecnología después que los varones. El papel de la mujer en la tecnología y la ciencia se ha incentivado por lo general bastante menos que el del hombre, y hoy no tenemos suficientes mujeres formadas en disciplinas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, por sus siglas en inglés)", indicó la experta.

También mencionó que esas diferencias se dan en todo el mundo y también en relación a otro tipo de tecnologías.

"Mundialmente el interés por las carreras TIC decreció en las mujeres. El marketing apuntando a un rol más masculino cuando hablamos de tecnología seguramente hizo lo suyo para llegar a esto" (María Laura Palacios)


Avella apuntó que los últimos datos disponibles en la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación y Deportes de la Nación, indican que en 2010 había 19,5 mil mujeres estudiantes de disciplinas STEM en la Argentina, mientras que en 2016 se registraron menos de 17,5 mil. En ese mismo período la cantidad de estudiantes varones creció de 80,6 mil a 89,3 mil.

Asimismo, sólo el 15-20% de las personas que trabajan en el sector TIC en Argentina son mujeres, según datos de la Encuesta Permanente de Hogares del INDEC.

Es decir que la brecha de género en esta área clave de la economía del futuro no solo no se achica sino que se profundiza.

La diferencia es aún más abrumadora si se piensa que en los inicios de las disciplinas TIC, en los '60 y '70, la matrícula femenina era el 75% de la carrera de ciencias de la computación en el país.

¿Qué pasó desde entonces? "Mundialmente el interés por las carreras TIC decreció en las mujeres. El marketing apuntando a un rol más masculino cuando hablamos de tecnología seguramente hizo lo suyo para llegar a esto", opinó al respecto María Laura Palacios, CIO de Codes.

Ella es también co-fundadora del Club de Chicas Programadoras, una de las tantas organizaciones y espacios que vienen trabajando para cambiar los preconceptos que rodean a las profesiones STEM y desalientan su estudio por parte de los jóvenes y de las mujeres en particular.

"En los últimos años surgieron varias iniciativas que tienen como fin mostrarle a las chicas que estudiar tecnología es una buena elección. Es muy gratificante ver como una vez que saben de qué se trata y empiezan a empoderarse, miran a la tecnología desde otro lugar y muchas de ellas la incluyen dentro de sus posibilidades de elección de carrera futura", continuó en diálogo con iProfesional.

"Nos queda mucho por hacer todavía, pero creo que estas iniciativas ya están dando sus frutos y ayudan a achicar la brecha", resumió Palacios.

¿Dónde están los talentos "tech"?

En general, a mayoría de las profesionales que cuentan con las habilidades requeridas para trabajar en IA se desempeñan en la industria de Software e IT, en Educación y en Finanzas.

Ellas suelen ser sobre todo Ingenieras en Software, y muy lejos -en segundo y tercer lugar-, profesoras y bibliotecarias, además de cientistas de datos, según la formación que declaran en sus perfiles en LinkedIn.

En la Argentina el campo también es complejo. Avella se basó en datos oficiales para afirmar que "si se observan las proporciones de estudiantes por disciplinas, existe una menor presencia de mujeres en las carreras de electrónica, telecomunicaciones, computación, informática, sistemas, tecnología y ciencias aplicadas vis-à-vis estadística y matemática. En estas últimas las mujeres son mayoría, aunque su participación se ha reducido en los últimos años".

"En las carreras de computación, sistemas, informática y telecomunicaciones, la proporción de mujeres se ha reducido entre 3 y 6 puntos porcentuales -según la disciplina-entre 2010 y 2016", añadió.

Con datos de la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación y Deportes de la Nación, la consultora elaboró el siguiente cuadro, que compartió con iProfesional:

 


Una vez que completan la formación académica –y a veces incluso antes- las áreas y a actividades a las que suelen volcarse son la de programación, UX (experiencia de usuario, por sus siglas en inglés), testing, análisis funcional y liderazgo y coordinación de equipos. "Otra disciplina que está sumando chicas es la de Inteligencia de Datos", observó Palacios.

Aún así, la CIO de Codes afirma que las mujeres en los distintos campos tecnológicos y en el de la Inteligencia Artificial en particular, siguen siendo menos de las que podrían ser. "Pero como todo lo nuevo, no muchas saben lo que realmente tiene que hacer una persona que se dedica a esa disciplina", reflexionó.

Educar a futuro

A medida que esta tecnología se vuelva más relevante en la economía, los especialistas del Foro Económico Mundial advierten que esta brecha generará un empeoramiento de las oportunidades para las mujeres, así como también una fuerza de trabajo en IA muy poco diversa, limitando su capacidad de innovación.

"Es importante que las mujeres comiencen a ser percibidas no sólo como usuarias de tecnología sino también como creadoras de los avances más significativos en estos campos" (Analía Avella)


"La contribución por igual de mujeres y hombres en este proceso de transformación profunda económica y social es crítica. Más que nunca, las sociedades no pueden darse el lujo de perderse las habilidades, ideas y perspectivas de la mitad de la humanidad si quieren realizar la promesa del futuro más próspero y humano que la innovación y la tecnología bien gobernada puede traer", escribió Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del Foro.

"Por un lado, los países donde las nuevas generaciones de mujeres se están convirtiendo en líderes en sus campos, están motivados a un mayor éxito en el futuro. Por el otro, el análisis de este año también advierte sobre la posible emergencia de nuevas brechas de género en tecnologías avanzadas, como las vinculadas a las habilidades del sector de Inteligencia Artificial", agregó Schwab.

Al ser consultada sobre qué caminos o medidas se pueden tomar para recortar estas diferencias de género antes de que se profundicen y afecten el futuro laboral de las mujeres, Palacios sugirió enfáticamente informar y educar.

"Muchas chicas no se acercan a estas profesiones por desconocimiento, por creerlas difíciles e inalcanzables. Tenemos que dedicar tiempo y recursos para que los chicos y chicas cada vez a una edad más temprana tengan acceso a las herramientas tecnológicas, de una forma lúdica pero con un objetivo concreto que es conocer cómo usarlas y que pueden crear con ellas", indicó.

Avella, por su parte, sugirió no quedarse en el análisis diferenciado por áreas o tecnologías. "También es importante ver cómo las mujeres son consideradas en el mundo de la ciencia y la tecnología, cómo se valora su opinión, si existe equidad de salarios por una misma tarea, si tienen las mismas posibilidades de alcanzar puestos jerárquicos o si son igualmente respetadas", resaltó.

¿Cómo cambiar esos sesgos instalados en la cultura y en la crianza? Un punto importante para comenzar a transitar ese camino "es que las mujeres comiencen a ser percibidas no sólo como usuarias de tecnología sino también como creadoras de los avances más significativos en estos campos", dijo Avella.

"Acceder a los puestos técnicos más complejos es fundamental para que las mujeres participen en igualdad de condiciones en los desarrollos tecnológicos que definirán las oportunidades profesionales del futuro", sentenció.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar