Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Con el primer ajuste salarial en puerta, las empresas ya prevén recalcular su presupuesto 2019

Con el primer ajuste salarial en puerta, las empresas ya prevén recalcular su presupuesto 2019
Pese a que la inflación se acelera, todavía tienen agendados aumentos de sueldo debajo de 30%. Pero cada vez son más las compañías que lo dividen en tres
Por Paula Krizanovic
20.03.2019 06.23hs Management

Una vez más al llegar a marzo las empresas argentinas, acostumbradas a la fuerza a dar los aumentos salariales en más de una cuota anual, se alistan para abonar el incremento que otorgarán a los empleados fuera de convenio.

Pero a diferencia de años anteriores, hoy más que nunca la rápida aceleración de la inflación impide que las áreas de liquidación y compensaciones puedan estar un paso adelante o incluso empatar la suba de precios y tarifas.

Ya el año pasado la pérdida de poder adquisitivo que sufrieron quienes cobran sus ingresos en pesos argentinos fue importantesuperó los 18 puntos porcentuales- y no parece haber demasiado margen como para que sea generalizada la recomposición salarial. Muy pocas empresas tuvieron en cuenta esto al hacer los cálculos para 2019.

Según una encuesta que realizó la consultora Willis Towers Watson (WTW) en febrero pasado, las organizaciones que tenían pensado dar en 2018 un alza total de 34,2% en promedio, terminaron de sumar alrededor de tres puntos más durante el verano para suavizar el impacto en el bolsillo de los empleados.

"El 42% de las compañías indicó que durante los primeros meses del 2019 otorgó (u otorgará) un incremento salarial para compensar los puntos perdidos frente a la inflación 2018", indica el reporte de Acciones Salariales y Proyecciones 2019 de la mencionada consultora.

Datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) mostraron que ese año el índice terminó 47% arriba, mientras que los sueldos de empleados no agremiados vieron una suba del 37,6% en promedio en el mismo período, según pudo saber WTW.

"Argentina es un país muy sensible a la variación del tipo de cambio del dólar. Es un precio más de la economía y normalmente se traslada a la inflación, más tarde o más temprano, y luego a salarios", opinó Ivana Thornton, directora de Career de Mercer.

"Vemos que 2019 puede ser similar en ese sentido, aunque dependerá de la habilidad del Gobierno para lograr la mejora de las condiciones económicas durante este año electoral", añadió.

En ese contexto, una buena noticia, según comentó a este medio Marcela Angeli, directora Talent & Rewards Willis Towers Watson, fue que "en la mayoría de las empresas estos aumentos del verano fueron generales, es decir aplicables en el mismo porcentaje para todo el personal fuera de convenio", en lugar de ser incrementos segmentados o "a dedo".

Pese a esto, el poder adquisitivo llegó muy retrasado al 2019 y la inflación no les dió tregua: acumuló 6,8% tan solo en el primer bimestre de acuerdo al INDEC. Sin dudas los trabajadores ya se encuentran esperando los aumentos que les permitan recuperar algo de su capacidad de compra.

Aunque por ahora los pronósticos no son tan auspiciosos: las más de 300 firmas consultadas por WTW calculan para 2019 una inflación de 28,6%, y en línea con ello anticipan aumentos de salario anuales de 28,9% de media para no convencionados y de 28,6% para los agremiados.

 

"Entendemos que las empresas que aplican habitualmente sus incrementos en marzo o abril ya tienen definido el porcentaje del primer incremento del año. No creemos que por estas razones los modifiquen", dijo Angeli al ser consultada si era posible que la más reciente suba del dólar, el aumento de tarifas, entre otros factores, pudieran generar cambios de último momento en estos datos relevados en febrero.

En este sentido coincidió Fernando Troilo, gerente de Talento y Compensaciones de Aon: "El 87% de las compañías ya tiene definida con claridad una política de ajustes para el año, mientras que un 13% no la tiene, con una inflación promedio proyectada por parte de las empresas del 29%".

El estudio realizado por Aon sobre tendencias en marzo de este año indica que las firmas otorgarán en promedio un 29,4% de incremento salarial para personal fuera de convenio, y los agremiados recibirán 26,9% de media.

En la misma línea, HuCap detectó que las previsiones para 2019 saltaron de 27,2% en noviembre pasado aL 29,5% en la actualidad.

"El personal fuera de convenio se encuentra expectante de que el panorama sea diferente al de 2018, cuando sus ajustes fueron menores que el índice de precios, lo que también agrava el conocido y temido solapamiento salarial. Muchos gremios para sus convencionados han alcanzando incrementos cercanos o que empardaron la inflación el año pasado", recordó Miguel Terlizzi, director general de la mencionada consultora.

"Según nuestro relevamiento de febrero, las empresas están proyectando en promedio aumentos del 30% para 2019. No obstante, creemos que ese número puede crecer a medida que los índices de inflación mensual vayan conociéndose", añadió más optimista la directora de Career de Mercer.

En HuCap descuentan que será el caso por lo menos para los sindicalizados. Se espera que los valores de negociación paritaria se encuentren cercanos al 30% o 31% con cláusulas de revisión, tal como ha venido sucediendo en las negociaciones de los últimos años.

"Considerando además que si anualizamos los datos del INDEC respecto de la inflación de enero y febrero 2019, el porcentaje anual superaría el estipulado y eso se sumaría a los antecedentes de lo sucedido en 2018. Pero muchas son las variables que van a entrar en juego en los próximos meses", djo Terlizzi al respecto.

Aumentos por tres

Además de la pérdida de poder adquisitivo, otra consecuencia del acelerado ritmo que está mostrando la inflación puede llegar a ser en la cantidad de cuotas en las que los empleadores dividan las subas de salario para aquellos que no están cubiertos por ningún convenio, y por lo tanto, por ninguna cláusula al estilo "gatillo".

"El aumento en la frecuencia de las revisiones salariales es una de las tendencias más marcadas que observamos. En años anteriores a 2018, la prevalencia de los dos aumentos al año era del 70% de las empresas aproximadamente. Ese número hoy bajó a 48% y vemos empresas con 3, 4, 5 y hasta 6 revisiones salariales en un período anual", alertó Thornton.

No obstante, más de la mitad de las compañías consultadas por WTW (65%) sigue inclinándose por dar dos ajustes al año, aunque un 27% ya anticipa que dará tres o más.

 

"Es cierto que está creciendo la cantidad de empresas que prevén otorgar 3 incrementos a lo largo del año, pero todavía son mayoría las que lo harán en dos oportunidades. Aquellas firmas que están planificando dar tres ajustes en lugar de dos, lo harían en abril, julio y octubre", aclaró Angeli.

En ese contexto, WTW espera que el incremento para el primer semestre de 2019 sea de 16,5% en promedio.

Los datos de Aon muestran, por el contrario, que más de un tercio de sus empresas clientes ya hicieron tres ajustes en 2018, y ese esquema seguiría en 2019.

En HuCap ya registran un 19% de sus compañías clientes que tienen agendados tres cuotas para los aumentos de este año. "Las organizaciones están en un constante 'recalculando' por el dólar y la inflación", reveló Terlizzi.

"A su vez las elecciones del presente año, le agregan una pizca más de incertidumbre a los presupuestos, porque lo que está en juego no es ni más ni menos que el modelo económico, político y social de un país", opinó el director de HuCap.

En ese marco, el 50% de las compañías consultadas por WTW declaró que hay una probabilidad intermedia de que el presupuesto hoy vigente se modifique a lo largo del año por motivos como la inflación no considerada, cambios en las tendencias del mercado laboral, entre otros. Un 10% de los consultados incluso indicó que podría dar algún punto extra por el poder adquisitivo perdido el año pasado.

Más aún, 27% de las firmas consultadas apuntaron que es "alta" la probabilidad de tener que recalcular el presupuesto salarial, y el 6,4% ya admite que esa posibilidad es "muy alta".

"Esto escenario es bastante similar al año pasado. Las tres razones principales para considerar revisar el presupuesto son la evolución de la inflación, el año electoral y resultados del negocio de cada empresa", evaluó Angeli.

Sectores

El informe de WTW también indicó cuáles son las industrias que quedarán mejor y peor paradas este año respecto a los incrementos que darán a su personal no agremiado.

El petrolero, el de comunicaciones y entretenimiento y el de alta tecnología son los únicos que prevén alzas salariales superiores al 30% anual, en línea con la inflación que ya anticipan algunos estudios privados de análisis económico.

 

En tanto que sectores que otrora eran mucho más activos y de los mejores empleadores en cuanto a la compensación ofrecida, quedaron esta vez al fondo de la tabla. Es el caso de las entidades financieras, el comercio minorista (retail) y la industria química. Algunos de estos, sin embargo, ofrecerán ajustes en el primer semestre que superan al promedio, por lo que podrían terminar el año mucho más arriba de lo pronosticado inicialmente

También según Aon, algunas industrias como alta tecnología, consumo masivo, servicios, medios y telecomunicaciones provén otorgar incrementos salariales entre 2 y 5 puntos por encima del promedio, para personal fuera de convenio.

Otro punto clave que hace a la diferencia de la compensación que percibe este segmento de empleados son los bonos y los beneficios que directamente impactan en su bolsillo.

El 86% de las empresas encuestadas por Aon tiene una política de bono y la mayoría hacen efectivo el pago durante el mes de marzo.

Además, según añadió el gerente de Talento de Aon, más de la mitad de las firmas (52%) están aplicando procesos para identificar altos potenciales y un 47% administra métodos de compensación diferenciada, como ajustes de salario por fuera del pago por desempeño anual, la revisión más frecuente, una matriz de desempeño con incrementos más altos, un posicionamiento salarial diferenciado, préstamos y financiamientos de MBA, entre otros.

En cuanto a beneficios en efectivo, de acuerdo a la consulta de WTW, los reintegros por guardería en empresas grandes y de primera línea, se encuentran entre 4.000 y 5.000 pesos por mes por cada hijo. Para almorzar, los ejecutivos reciben unos $190 diarios en promedio, y el reintegro por combustible es de alrededor de 8,5 pesos por kilómetro.

Por otra parte, las mensualidades por auto corporativo –"car allowances"- arrancan en 12.200 pesos promedio para el nivel gerencial, suben a 15.300 para los senior y a 20.400 para los directores. Los gerentes generales perciben alrededor de 22.300 pesos mensuales de media bajo este concepto.

Angeli aclaró que "en general, las empresas ajustan los valores de estos beneficios que se otorgan directamente en dinero considerando como criterio la inflación; no respecto a las tarifas del transporte público".

Más del 70% de las compañías que brindan a sus ejecutivos este tipo de "perks" actualizan los valores semestralmente. Un 20% realiza ya ajustes trimestrales de esos montos, y un 2,2% se animaron a hacer "updates" todos los meses.

Pero claro que el dinero no lo es todo, y los jefes y responsables de Recursos Humanos que no cuentan con billeteras abultadas deberían ser más creativos para poder, de todas maneras, conservar al personal en este momento recesivo.

Al respecto, la directiva de Mercer sugirió: "Las empresas tienen la intención de recomponer la situación y cuando no pueden hacerlo en dinero recurren a mejorar los beneficios otorgados. En este contexto, pensar fuera de la caja es clave para retener al talento".

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Management en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Management