Más artículos
Las expectativas de contratación no repuntan y el empleo registrado cae en los segmentos más dinámicos

Las expectativas de contratación no repuntan y el empleo registrado cae en los segmentos más dinámicos

Las expectativas de contratación no repuntan y el empleo registrado cae en los segmentos más dinámicos
El 5% de las empresas ya preveía en agosto, antes de la devaluación, recortar su plantilla de personal, y menos del 4% esperaba aumentarla
Por Paula Krizanovic
02.10.2019 06.23hs Management

El Ministerio de Producción y Trabajo que conduce Dante Sica dio a conocer sus últimos indicadores laborales, con datos laborales relevados en julio pasado, previo a la devaluación ocurrida tras las elecciones primarias, simultáneas, abiertas y obligatorias (PASO) el 11 de agosto.

El informe comprueba que incluso en ese mes el panorama ya no era alentador: había solo 12.107.069 trabajadores registrados por el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), 106.430 menos que un año atrás (-0,9% i.a.).

Los valores parecen haber retrocedido a las cifras de 2016, que habían quedado apenas por debajo de los 12 millones de trabajadores formales, y muy lejos del pico de la "era Macri", que fue en enero de 2018, cuando había más de 12,3 millones.

Y el golpe parece haber sido brutal sobre todo en el sector privado, donde se registraron 131.200 empleados "en blanco" menos que un año atrás.

Las cifras evidencian qué segmentos del mercado laboral ya estaban golpeadas antes de la devaluación:

- Asalariados del sector privado, 131.200 puestos de trabajo menos

- Monotributistas, 10.600 aportantes menos en un año

- Autónomos, 6.800 independientes menos

Esa caída del empleo registrado fue compensada en parte por el alza de más de 23.000 empleados públicos en el mismo período, además de 11.500 trabajadores de casas particulares y 7.400 monotributistas sociales.

La baja del empleo privado se extendió por todas las actividades -con excepción de servicios comunales, sociales y personales- y en compañías de todos los tamaños.

- empresas de entre 10 y 49 trabajadores, 2,2% menos en un año,

- empresas de entre 50 y 199 trabajadores, 2,2% menos,

- y empresas de 200 trabajadores y más, 3,1% menos.

En ese marco, no es de extrañar que las expectativas de contratación que demuestran los empleadores consultados por el Ministerio permanecieron en terreno negativo, una tendencia que inició en septiembre del año pasado y no logró revertirse sostenidamente.

De acuerdo al análisis de la última Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) incluso en agosto (antes de la devaluación), disminuyó la cantidad de compañías que esperan aumentar sus dotaciones de personal en los próximos tres meses.

El 3,9% de los encuestados planeaba en agosto contratar empleados, el 5% esperaba una disminución –al igual que en el trimestre anterior-, lo cual resulta en un valor negativo de 1,1 puntos porcentuales para las expectativas de contratación.

 

La buena noticia en todo caso es que, al menos hasta agosto pasado, el 91,1% de los no anticipaba cambios en su dotación de personal. En junio pasado el 88% de las empresas estaba en esa condición, lo cual anticipa un mercado laboral más que frenado para lo que queda de 2019.

Sin embargo, no todo está perdido. Si bien las cifras oficiales pintan este panorama para el fin del año electoral, también la firma de recursos humanos ManpowerGroup suele relevar las proyecciones de contratación de las empresas que son sus clientes. Su último reporte, cuyos datos fueron relevados antes de la devaluación de agosto pasado, mostraba un anticipo de mejora para fin de año.

La consultora releva para este reporte trimestral la opinión de 800 empresarios que operan en la Argentina. El 82% de ellos no preveía hacer cambios en sus nóminas de personal en el último trimestre del año, un 8% anticipaba incrementarla y un 6% ya estimaba reducciones (un 4% eligió la opción no sabe/no contesta).

Esto redundaba en una Expectativa Neta de Empleo (ENE) para el cuarto trimestre de 2019 de 3 puntos (ajustada por estacionalidad), demostrando así una mejora de 2 puntos en comparación con el trimestre anterior, y de uno en la comparación interanual.

 

Si bien esta cifra es demasiado baja al ponerla en contexto con la serie histórica de relevamientos de ManpowerGroup, da una leve luz de esperanza sobre lo que puede ocurrir hacia fin de 2019.

"Al momento de la realización del trabajo de campo, en un clima preelectoral, se observó una leve mejoría, en las intenciones de contratación para los meses de octubre, noviembre y diciembre respecto del trimestre anterior. Esto es mayormente impulsado por los resultados de la región Patagonia y del sector de Finanzas, Seguros & Bienes Raíces", explicó entonces Fernando Podestá, Director Comercial y de Operaciones de ManpowerGroup Argentina, quien de todas maneras anticipa que lo que ocurrirá efectivamente en este último tramo de 2019 no necesariamente mantendrá esos pronósticos, debido al rotundo cambio en el escenario político y económico.

En ese marco, el ejecutivo prefiere hablar de un "amesetamiento" de las proyecciones de generación de empleo y llamar a la calma. "En relación a los resultados de Encuestas de Expectativas anteriores realizadas por ManpowerGroup, se pudo observar que en los dos relevamientos posteriores a situaciones de devaluación se presentó una baja. De todas formas, el impacto de una devaluación siempre tiene mayor correlación con el valor real del salario que con las intenciones de contratación", dijo al ser consultado por iProfesional.

Management en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído
Más sobre Management