Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Aumento a estatales: el límite de la suba para quienes cobran menos de $60.000 genera polémica

Aumento a estatales: el límite de la suba para quienes cobran menos de $60.000 genera polémica
Los gremios que nuclean a los empleados públicos no quieren diferenciaciones con el sector privado y reclaman por paritarias 2019 aun adeudadas
08.01.2020 08.06hs Management

Así como se otorgó por decreto una suba por el total de 4.000 pesos para empleados registrados en el sector privado, a pagarse con los haberes de enero y febrero, el Gobierno negocia ahora una medida similar para los empleados públicos. No obstante, a diferencia del anterior, la medida se extendería solo a los sueldos más bajos de la administración (menores a $60.000 mensuales)

El martes en Casa Rosada estuvieron reunidos por más de una hora el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y el secretario general de UPCN, Andrés Rodríguez (en foto), y "avanzaron en la letra chica" del decreto que se conocerá esta semana.

Fuentes sindicales aseguraron a Noticias Argentinas que "se mantiene el tope de 60 mil pesos" en el salario para poder recibir la suma que se pagará en dos cuotas, estipuladas en febrero y marzo.

Aclararon además que las Fuerzas Armadas y de Seguridad también serían alcanzadas por el incremento para empleados del sector público.

"Cuando uno trata de ver cómo funciona para incorporar criterios en las grillas salariales, lleva tiempo", había argumentado el funcionario, quien había asegurado que la decisiónde brindar la suba estaba "tomada".

El límite de aplicación de la normativa que aún está en negociación generó malestar en los gremios estatales. Rodríguez le dijo a Infobae que ya manifestaron su oposición a esa diferenciación respecto del decreto para el sector privado.

Rodríguez expresó a este medio que "ese número fue manejado en algunas de las reuniones que mantuvimos con funcionarios del Ministerio de Trabajo y del Gobierno" y expresó su disconformidad con esa situación, porque "muchos compañeros van a quedar afuera del aumento".

El sindicalista también confirmó lo que ya adelantó Infobae. Que los 4.000 pesos no serán un bono, o una suma extraordinaria, si no un aumento "remunerativo y a cuenta del futuro acuerdo de paritarias".

Los estatales se sienten perjudicados con la modalidad de aumentos acordados entre el Gobierno y la CGT porque aún tienen pendientes dos subas acordadas en las paritaria 2019. Es un 10% dividido dos tramos, un 5% en enero y el 5% restante en febrero.

El Ministerio de Trabajo aseguró a ese medio que el aumento de 4.000 pesos no se va a superponer a ese 10% aún no otorgado, sino que se va a compensar, como ocurrió con los privados.

Por eso, todo hace prever que la sangre no llegará al río y que tanto UPCN como ATE, no verbalizarán su disconformidad, más allá de algunas frases en los medios de comunicación. Lo mismo ocurre con los camioneros conducidos por Hugo Moyano, cuya discusión paritaria también comenzará a mediados de año.

El titular de UPCN fue una de las voces discordantes en el primer encuentro del 19 de diciembre. Allí, la CGT, con Héctor Daer, cotitular de la central obrera, y otros popes sindicales que no integran la conducción de esa organización, como el bancario Sergio Palazzo, y los representantes de la dos CTA, dieron el visto bueno para el pago a privados de un monto fijo a cuenta de paritarias. En esa oportunidad, Andrés Rodríguez preguntó cuándo sería el turno de los estatales, ya que de eso no se estaba hablando.

El "después de los trabajadores privados", se materializará esta semana y sólo queda definir –además del día de la fecha en que se firmará el decreto- el importe "limite" para los que queden sin aumento.

Para Rodríguez, esta supuesta "lógica para compensar a los que menos ganan, como nos dijeron en una de las reuniones, no es tal porque, por ejemplo, eso no se hizo con los trabajadores privados".

"El aumento tiene gusto a poco", manifestó ante Infobae Hugo "Cachorro" Godoy, referente de ATE y secretario General de la CTA Autónoma, la otra pata en las negociaciones.

"Valoramos la intención del gobierno de recomponer los salarios de los trabajadores que menos tienen, pero estos 4.000 pesos no alcanzan, ya que es a cuenta de las paritarias 2020 y aún nos falta la recomposición salarial 2019 que UPCN acordó con el gobierno de Macri y que recién se debería terminar de cobrar en febrero de este año. No queremos que una vez más más los trabajadores estatales volvamos a perder contra la inflación. El año pasado perdimos casi un 15% con respecto a la inflación. Perdimos valor adquisitivo. Nuestros salarios quedaron muy atrasados y espero que en las próximas paritarias logremos recomponerlo", dijo Godoy.

"Nosotros esperábamos una recomposición salarial del mismo tenor al de los privados. No queremos diferencias", añadió.

El sindicalista aseguró que desde el Gobierno le explicaron que la decisión se debe a "una cuestión de caja", en un contexto político "para activar inyecciones de dinero a los trabajadores de menores ingresos".

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar