Más artículos

No hay plata: el 28% de los argentinos no hará compras para Navidad

No hay plata: el 28% de los argentinos no hará compras para Navidad
En Latinoamérica, los argentinos son los que más se decantan por comprar online, pero también son los que más temen por la velocidad de entrega y de pago
Por Paula Krizanovic
22.12.2020 10.15hs Management

En los últimos días, pese a que permanecen las medidas de distanciamiento social determinadas por el gobierno nacional para prevenir la expansión del COVID-19, las calles y centros comerciales en todo el país se vieron con mayor afluencia de personas.

Las compras para regalar en Navidad son, según explica la consultora Deloitte en Argentina, una costumbre que "resiste a la pandemia".

"Ciertas costumbres o, en su caso, tradiciones, han demostrado ser imbatibles a pesar de la contingencia y llegado cierto momento, imprimen vigor a su esencia y se muestran capaces no solo de no perder fuerza, sino de extender su energía en todo lugar", escribe Erick Calvillo, socio líder de la Industria de Consumo de Deloitte Latin America en el informe sobre compras navideñas enviado a este medio.

No obstante, es una costumbre que también se adapta. Mientras termina el tercer año al hilo de recesión y muchas personas se encontraron sin trabajo o con la necesidad de "reinventarse" a la fuerza para adaptarse a los cambios aparejados a las medidas de seguridad, los argentinos planean gastar menos que el año pasado en regalos de Navidad, y eso pese a la inflación acumulada desde diciembre de 2019.

Es decir, el presupuesto no solo será menor, sino que además alcanzará para menos. Y no solo en lo que refiere a lo que se deje debajo del arbolito sino también a lo que se coloque sobre la mesa del 24 a la noche.

Gastar menos es la decisión generalizada, según Deloitte, pero a la vez, la compra de regalos desbanca este año a la cena de Nochebuena.

Otro cambio fundamental y derivado de la pandemia parece ser el avance considerable de las compras online y con anticipación para evitar los paseos de shopping.

La encuesta fue realizada a 1.500 personas de la Argentina, Perú, Colombia, Costa Rica y México.

Regalos: foco en lo esencial

La pandemia obligó a las personas a repensar qué es lo esencial en su rutina, en su vida y en sus objetivos. No por nada los regalos para reconocer a los seres queridos serán más importantes que la comida compartida durante estas fiestas.

En esa misma línea, pese a la crisis económica el 65% de los encuestados por Deloitte en Latinoamérica refirió que sí realizaría o había realizado ya sus compras navideñas. En la Argentina un 5% las habían hecho con anticipación y el 67% las concretó a tiempo.

Sin embargo, 2,5 de cada 10 respondieron abiertamente que no realizarían compras durante esta temporada, mayormente por no contar con los recursos económicos para ello o por estar desempleados. En la Argentina, este grupo representó al 28% de los encuestados.

En cuanto al gasto en regalos, el 22% de los locales apuntó que desembolsará más que en 2019 y el 35% que invertirá aproximadamente el mismo monto.

Los argentinos que, pese a estar atravesando una inflación que acumuló 30,9% en los primeros 11 meses del año (de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Censos, INDEC), en un 43% gastarán en regalos menos que en 2019.

Son, sin embargo, el menor porcentaje de la región ya que en Costa Rica el 64% tomó esa decisión, lo mismo que el 56% en Colombia, el 54% en Perú, y el 50% en México, según Deloitte. 

Inversión para Navidad

El 35% de los argentinos priorizó el gasto en regalos
El 35% de los argentinos priorizó el gasto en regalos

"La cena de Navidad, intrínsecamente vinculada con la familia en el hogar, había sido, hasta hace un año, la opción favorita del 30% de los entrevistados al responder la encuesta. Sin embargo, en la edición 2020 los papeles se invierten y la compra de regalos se encumbra como la prioridad número uno entre los participantes de Argentina, Colombia, Costa Rica, México y Perú, dejando a la ropa en un lejano tercer lugar", analizaron desde la filial regional de la consultora.

En la Argentina en particular un 35% dijo que priorizó el gasto en regalos. Otro 27% invirtió en la cena de Nochebuena (el porcentaje más alto entre los participantes de los cinco países analizados para este ítem) y solo el 12% puso énfasis en la indumentaria que vestirá durante las fiestas.

Otras prioridades fueron las reparaciones o mejoras en el hogar (11%), computadoras o dispositivos electrónicos (6%) o concretar compras no efectuadas durante el año (7%)

Para adquirir productos destinados a celebrar las fiestas de fin de año, Deloitte remarca que los latinoamericanos continuaron optando en primer lugar por las tiendas físicas.

Las decisiones de compra se realizaron tomando en cuenta, en primer lugar, la disponibilidad inmediata del producto (el 22% de los argentinos indicó esta opción) seguido casi en igualdad de relevancia por la seguridad y desinfección de las instalaciones y en tercer sitio, algo más distante, ver y probar el producto personalmente.

De los participantes locales solo el 10% mencionó la sanitización de los locales de compra como una variable a tener en cuenta en este proceso.

El 17% se decantó por las tiendas físicas para probar el producto personalmente y un 15% de los argentinos las eligió para ver si había otras opciones que podría resultar de interés.

La velocidad o entrega de pago no fue una prioridad en la mayoría de los países latinoamericanos relevados excepto en la Argentina, donde el 15% mencionó este factor.

Norberto Lucero, Socio Líder de Consumo de Deloitte, explicó que no se investigaron las razones de por qué la velocidad o entrega y pago parecen ser tanto más importantes en la Argentina, pero puede tener que ver con que hasta el año pasado no existía en este mercado una cultura tan generalizada de compra por Internet, y quizás los otros países de la región estaban un poco más avanzados en ese sentido.

"Culturalmente, creo que se debe a una combinación de ansiedad y desconfianza. Ansiedad porque en el caso de compra presencial el consumidor estaba a acostumbrado a irse con el producto en la mano, y desconfianza en relación a enfrentar un nuevo canal de compra, desconocido para una gran mayoría a principios del año, y aún no testeado por muchos", dijo Lucero a iProfesional.

Auge de ventas online

El 32% de los argentinos consultados por Deloitte comprará online lo que necesita para las fiestas
El 32% de los argentinos consultados por Deloitte comprará online lo que necesita para las fiestas

"La evolución del e-commerce ha tenido un crecimiento exponencial durante los meses de confinamiento. Desde productos básicos comestibles hasta los más duraderos han visto incrementado su volumen de compra por esta vía. Promociones tales como el Cyber Monday o el Black Friday también colaboraron a fomentar la búsqueda de mejores oportunidades de compra a través de este canal", amplió Lucero.

"Sin dudas, que las compras de Navidad van a estar influenciadas por el sostenido y ya consolidado crecimiento del comercio electrónico, ayudando a generar un mejor ambiente de compras hacia fines de este difícil año", sentenció el directivo regional de Deloitte.

En el año en que muchas personas se iniciaron a la fuerza en el mundo del e-commerce, el 32% de los argentinos consultados por Deloitte en esta encuesta dijo que comprará online lo que necesita para estas fiestas. El resto mencionó distintas opciones, desde supermercados, comercios de ropa, jugueterías hasta tiendas departamentales.

Los otros países relevados tendrán menor cantidad de compradores online para estas fiestas. Solo se inclinaron por esta opción el 6% de los costarricenses, el 11% de los peruanos, el 22% de los colombianos y el 24% de los mexicanos. Esto derivó en un promedio general que indica que el 19% de las compras para las fiestas en la región se volcarán al comercio electrónico.

"Prevalece de manera generalizada, aunque cada vez en menor grado, cierta desconfianza respecto a las compras en línea, siendo los principales argumentos para ello el temor de que el producto que les envíen no sea el solicitado (22%) y que dicho producto no llegue en buen estado (18%)", explicaron desde la consultora.

Desde Argentina, un cuarto de los participantes dijeron no comprar en línea por miedo a no recibir lo que pidieron, y otro 17% indicó que es por el alto costo del envío.

En general, un 46% de los consultados admitieron haber cambiado sus hábitos de compra durante la pandemia, y un 35% admitió que ya utilizaba indistintamente plataformas digitales y tiendas físicas desde antes de la contingencia sanitaria.

Por último, a nivel general en la región persisten las transacciones con tarjeta de débito como el método de pago más utilizado (34% del total), seguidas del efectivo en 28%. Solo el 23% mencionó las tarjetas de crédito.

Temas relacionados
Management en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído