Más artículos

Computadoras que rechazan tu currículum cuando te postulas a un puesto de trabajo

Computadoras que rechazan tu currículum cuando te postulas a un puesto de trabajo
Cómo funcionan las herramientas de software que permiten acelerar los tiempos de contratación de talento y tomar decisiones sin reclutadores humanos
Por iProfesional
10.02.2021 08.59hs Management

¿Es justo que una computadora rechace o apruebe tu solicitud de empleo? Hoy en día cuando te postulas a un puesto de trabajo es normal que tu currículum sea filtrado por sistemas de inteligencia artificial (IA) y que si atraviesas esa fase se te presenten otras como juegos online, trivias y otros pasos donde de forma virtual se evaluará si sos o no un candidato para el puesto. 

¿Pero es justo que una computadora acepte o rechace por sí sola tu solicitud de empleo? Bienvenidos al mundo en rápida expansión de la contratación con inteligencia artificial.

Los reclutadores de empleo vienen usando la inteligencia artificial en la última década, pero esta tecnología se ha refinado en gran medida en los últimos años.

La demanda aumentó fuertemente desde la pandemia, gracias a su conveniencia y resultados rápidos en un momento en que el personal puede no estar disponible debido al COVID-19.

Según la BBC, McDonald's, JP Morgan, PwC y Kraft Heinz por ejemplo utiliza el software de inteligencia artificial Pymetrics en sus procesos de contratación.

Las preguntas y respuestas de esa herramienta están diseñadas para evaluar varios aspectos de la personalidad e inteligencia de un candidato que busca empleo, así como su tolerancia al riesgo y la rapidez con la que responde ante distintas situaciones. Todo en tan solo 25 minutos. 

Si pasas esa fase, lo que sigue es recién una entrevista con un reclutador humano.

"Se trata de ayudar a las empresas a procesar a un grupo mucho más amplio [de candidatos] y obtener señales de que alguien tendrá éxito en un trabajo", dijo a la cadena británica Frida Polli, fundadora de Pymetrics. "Todo el mundo quiere el trabajo adecuado y contratar a la persona adecuada. No beneficia a nadie quedarse fuera. Usar estos sistemas de inteligencia artificial de manera inteligente es una ventaja para todos", añadió.

Otro proveedor de software de contratación que funciona con inteligencia artificial es HireVue. Su sistema de inteligencia artificial graba videos de solicitantes de empleo respondiendo a preguntas de entrevistas a través de la cámara web y el micrófono de una computadora portátil. Esa grabación se convierte luego en texto, y un algoritmo de inteligencia artificial lo analiza en busca de palabras clave, como el uso de "yo" en lugar de "nosotros" en respuesta a preguntas sobre el trabajo en equipo.

La empresa de reclutamiento puede entonces optar por permitir que el sistema de HireVue rechace candidatos sin una doble verificación humana, o hacer que el candidato avance para hacer una entrevista en video con un reclutador real.

HireVue dice que para septiembre de 2019 había realizado un total de 12 millones de entrevistas, de las cuales el 20% fueron a través del software de inteligencia artificial. El 80% restante fue con un entrevistador humano. La cifra total ha aumentado ahora a 19 millones de entrevistas, con la misma división porcentual.

Un proceso justo

Los sistemas de IA evalúan candidatos mediante sus presentaciones en video
Los sistemas de IA evalúan candidatos mediante sus presentaciones en video

Kevin Parker, director ejecutivo de HireVue, dijo a la BBC que la inteligencia artifical es más imparcial que un entrevistador humano, ya que no tiene prejuicios. "Lo deseable es tener un proceso justo, y la inteligencia artificial puede ayudar a evaluar a todos esos candidatos de una manera muy consistente", afirmó.

Pymetrics también dice que su sistema garantiza una mayor equidad y que "cada algoritmo se prueba rigurosamente para detectar sesgos". 

Polli agrega que es mejor para las empresas, en lugar de basarse simplemente en el currículum de un candidato: "Un currículum solo puede brindar información sobre las habilidades duras de alguien, pero la investigación y el sentido común nos dicen que también son las habilidades blandas las que contribuyen al éxito laboral", explica.

Entonces, ¿el reclutamiento de inteligencia no es un motivo de preocupación? El gigante minorista de compras en línea Amazon no lo cree así. En 2018, se informó ampliamente de que había eliminado su propio sistema porque mostraba prejuicios contra las mujeres que se presentaban a puestos.

La agencia de noticias Reuters dijo que el sistema de inteligencia artificial de Amazon se había "enseñado por sí mismo que los candidatos masculinos eran preferibles" porque con mayor frecuencia tenían una mayor experiencia en la industria tecnológica en su currículum.

James Meachin, de la consultora británica de psicología empresarial Pearn Kandola, en Inglaterra, es un especialista en el sector de la contratación. Él dice que los sistemas de inteligencia artificial todavía tienen una serie de desafíos.

"El primer paso para seleccionar candidatos es analizar correctamente lo que dicen o escriben. En este nivel básico, los asistentes de voz de Google, Amazon y Apple todavía no logran entender lo que dice la gente. Por ejemplo, los acentos escoceses representan un desafío, al igual que las palabras o frases inusuales", dice el especialista.

"Si un sistema de inteligencia artificial puede transcribir con precisión lo que se dice, el segundo desafío, el mayor, es detectar el significado incrustado en esas palabras: la semántica, los matices y el contexto. Eso es algo que los sistemas de inteligencia artificial pueden no comprender. Por el contrario, un humano al escuchar la conversación entenderá intuitivamente lo que se quiere decir", añadió.

"Entonces, en la contratación, las observaciones sobre candidatos exitosos del pasado es la información que se tiene. ¿Quiénes fueron los directores ejecutivos en el pasado, quiénes fueron los profesores de Oxford en el pasado? Los algoritmos de reclutamiento seleccionarán a más hombres".

"El riesgo es que si no se someten a pruebas sólidas, se pasa por alto a las mujeres y a las personas de color", sentencian los especialistas.