Buffett: consecuencias "imprevisibles" y un éxito "inesperado" del coronavirus

Buffett: consecuencias "imprevisibles" y un éxito "inesperado" del coronavirus
El reconocido Oráculo de Omaha dio una entrevista junto a su número dos en el fondo de inversiones Berkshire Hathaway, Charlie Munger
Por iProfesional
30.06.2021 08.11hs Management

Warren Buffett reconoció que las consecuencias de la pandemia están siendo imposibles de predecir en este momento.

Aunque admite también que para las grandes empresas supone un rotundo éxito, "está siendo terrible para las pequeñas empresas". Y pone de ejemplo el impresionante comportamiento de los concesionarios.

El oráculo Omaha, Warren Buffett, habló en una entrevista en la CNBC para advertir de que el impacto del coronavirus está lejos de terminar y sus consecuencias están siendo muy heterogéneas. Para el legendario inversor, la crisis está marcada por imprevisibilidad.

"El coronavirus no terminó, aunque su evolución fue mejor de lo que la gente esperaba, sigue siendo impredecible", mencionó el reconocido inversor.

Buffett considera que durante la crisis las grandes empresas funcionaron bien, pero destaca que "el impacto económico fue extremadamente desigual, con muchas de cientos, miles o millones de pequeñas empresas viéndose perjudicadas de manera terrible. Pero la mayoría de las grandes empresas lo han hecho de manera abrumadoramente bien".

Un éxito inesperado

En la entrevista, también participó Charlie Munger, número dos de Buffett y vicepresidente del fondo de inversión Berkshire Hathaway. Él decidió profundizar en el carácter inesperado de la pandemia y puso de ejemplo a los concesionarios de automóviles. "Están acumulando mucho dinero que no hubieran tenido si no fuera por la pandemia", subrayó.

El virus supuso "un éxito fabuloso que no anticiparon". El sector está viviendo ganancias récords gracias a la reapertura y a la falta de existencias por los problemas de suministros en chips.

Buffet y Munger se conocieron hace décadas, cuando eran solamente dos "money managers" de Omaha, y un doctor le dijo a Buffet que le confiaría el manejo de su dinero porque le recordaba a Charlie Munger. En ese momento no sabían quién era uno y otro, pero la mujer del profesional de la salud se puso como objetivo presentarlos. Eso finalmente ocurrió en una cena en 1959, cuando Munger visitó Omaha (era en aquella época un abogado en Los Ángeles. 

Buffett: consecuencias "imprevisibles" y un éxito "inesperado" del coronavirus

Los dos inversores conectaron inmediatamente y rememoraron la anécdota en la entrevista, en la que también se permitieron bromear sobre las videollamadas por Zoom (video). 

Buffett reveló que muchos de concesionarios se plantearon seriamente recurrir a las ayudas del Gobierno para sobrevivir, pero el magnate no lo permitió. "Les recordamos que tenían un hermano rico", dijo el millonario inversor y uno de los hombres más ricos del planeta.

El mítico inversor también recordó que tampoco sabían que iba a pasar con sus empresas BNSF Railway y NetJets, compañías dedicadas al sector aéreo. Admitió que su conglomerado no estaba preparado para este tipo de situaciones, aunque son "probables que sucedan".

"Durante la pandemia aprendí que la gente no sabe tanto como cree saber, pero la lección más importante es que la pandemia estaba destinada a ocurrir y no estábamos preparados, y encima, no es lo peor que puede ocurrir", advirtió hacia el futuro Buffett.

"Habrá otra pandemia, lo sabemos de sobra. Sabemos que existe una amenaza nuclear, química, biológica y ahora cibernética. Cada una de ellas tiene unas posibilidades terribles de suceder", enfatizó al cerrar la entrevista con CNBC. "Hacemos algunas cosas para prepararnos, pero como sociedad es difícil de afrontar", sentenció.