La tendencia en el mercado laboral que se convirtió en un gran problema para los gerentes de Recursos Humanos

La Generación Z es la que lidera la demanda de flexibilidad laboral, y los profesionales IT están entre los que más posibilidades tienen de ser freelance
25/12/2021 - 11:09hs
La tendencia en el mercado laboral que se convirtió en un gran problema para los gerentes de Recursos Humanos

Mientras muchos se preguntan qué pasará en 2022 con el trabajo, si predominará el formato híbrido o se retomará paulatinamente a los horarios laborales tradicionales, hay un tema que hoy preocupa a los directivos de las áreas de Recursos Humanos: la alta rotación, una tendencia que crece desde que se inició la pandemia.

"Vimos que muchos trabajadores de la Argentina y el resto del mundo, tuvieron que adaptarse a las nuevas formas de trabajar, esto impulsado principalmente por la automatización de procesos y una mayor incursión en esquemas de trabajo en casa. Esto dio nacimiento al concepto de la gran renuncia, que tiene que ver con una nueva mirada del trabajador en sus actividades, en donde se demanda mayor calidad de vida y también laboral", define Alejando Russo, Operations Regional Director and Country Leader de ADP.

Según este experto, "a medida que el trabajo remoto comenzó a ganar popularidad, los trabajadores descubrieron la posibilidad de aprovechar nuevas oportunidades de desarrollo profesional al no verse limitados por la ubicación geográfica. A su vez, la pandemia ofreció a muchas personas la posibilidad de desarrollar nuevas competencias o cambiar de empleo".

"El trabajador hoy busca tener horarios más flexibles y nuevas oportunidades de desarrollarse, pero siempre poniendo énfasis en el clima laboral, el que impacta de manera más que positiva en la retención del talento en una empresa, ya que un 55 % de los colaboradores dicen que la posibilidad (o imposibilidad) de trabajar de forma flexible tendrá un impacto sobre su decisión de permanecer en algún puesto", sostiene Russo.

Por ejemplo, a casi dos años de declarada la crisis sanitaria, ésta provocó que "75% de la fuerza laboral global hiciera cambios o los planificara en sus esquemas de vida, porcentaje que se incrementa al 85 % en la Generación Z (18 a 24 años de edad)", resalta Russo.

La Generación Z, la que más motivada está a buscar cambios laborales.

"Además, uno de cada siete trabajadores (15%) está intentando activamente ingresar en una nueva industria que considera más ‘apta para el futuro’. Estos cambios o ‘renuncias’ están estrechamente relacionados a los profesionales jóvenes con una alta calificación, quienes están siendo los primeros en aventurarse a la búsqueda de un equilibrio entre su vida laboral y personal, optando también por la flexibilidad de trabajos como es el esquema híbrido o teletrabajo", añade el líder de ADP.

Patear el tablero

En la era post-pandemia, la dinámica de poder entre empleadores y empleados está cambiando rápidamente. "Durante esta la gran renuncia, que está en curso, una gran parte de los trabajadores desilusionados están abiertos o están buscando activamente nuevas y supuestamente mejores oportunidades. Dependiendo del país y la industria, esto puede afectar desde el 20% hasta el 60% de la fuerza laboral, lo que enfrenta a las empresas que están contratando en competencia directa por el mejor talento disponible", analiza Vanesa Boulet, Talent Manager de Eventbrite.

Y agrega: "los ingenieros de software en particular son muy demandados, por lo tanto, tienen la oportunidad de elegir el trabajo que consideren mejor para ellos. Los empleadores tienen el desafío de ofrecer los trabajos más emocionantes y atractivos en función de lo que definen los candidatos que están buscando y, de esta manera, lograr atraer ese talento".

Los ingenieros en software son los que más posibilidades tienen de elegir qué modalidad de trabajo quieren vivir.

Por su parte, Franco Luca, Country Manager de RAPP Argentina, pone el foco en cómo fue la adaptación al trabajo remoto o híbrido. "Quienes lo lograron es porque desarrollaron su resiliencia para superar la adversidad que les depara el contexto actual. También aprendieron a gestionar mejor su tiempo, a aplicar metodologías ágiles en sus tareas y a aumentar su productividad. Aquí es donde se puede desplegar una batería de capacitaciones y herramientas para construir una mirada interna de cada miembro del staff y potenciar sus habilidades", dice.

"Las viejas estructuras organizacionales se han visto en la necesidad de dar paso a las estructuras ágiles, a metodologías de trabajo que incluyan los intereses de las nuevas generaciones y fundamentalmente a la necesidad de un camino con prueba y error que permite a la compañía crear una nueva cultura que se adapte a estos y futuros cambios", concluye Luca.