Tras la mejora del poder adquisitivo en 2021, el salario real vuelve a perder con la inflación y acentuará la baja en marzo y abril

A nivel interanual, en promedio los sueldos siguieron el ritmo de los precios, pero se acentuaron las diferencias entre formalizados e informales
Por Paula Krizanovic
03/05/2022 - 08,56hs
Tras la mejora del poder adquisitivo en 2021, el salario real vuelve a perder con la inflación y acentuará la baja en marzo y abril

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) reveló que los salarios en la Argentina crecieron un 3,1 intermensual y un 52,3% año a año en febrero de 2022.

Esto llevaría el crecimiento acumulado en el primer bimestre a alrededor del 7%, lo que vuelve a decretar una baja en el poder adquisitivo de los trabajadores, ya que la inflación para el período, según datos oficiales, fue del 8,8 por ciento.

Los datos no fueron positivos para un gobierno nacional que había logrado mostrar un muy leve avance de los sueldos en el acumulado de 2021. Y la peor noticia es que para los meses subsiguientes se puede esperar que la brecha se amplíe, ya que si bien se cerraron paritarias importantes y los empleados fuera de convenio también lograron aumentos de sueldo en muchos casos, la inflación siguió su escalada y superó el 6% intermensual en marzo.

Para abril, la consultora Focus Market, estima que "la inflación desacelera pero aún con un piso muy alto superior al 5,5%", según dijo el economista Damian Di Pace a NA. Otra consultora que mide los precios y tarifas en Capital Federal y Gran Buenos Aires, TyC Consultores, estimó 4,8% intermensual. 

Salario real

Según el análisis de la consultora Labor, Capital, Growth (LCG) a partir de los datos de INDEC, en febrero los salarios reales quedaron empatados en cuanto a poder adquisitivo en la medición interanual, pero perdieron 1,5% en la comparación intermensual.

La evolución del salario real en febrero 2022 según el segmento de trabajadores
La evolución del salario real en febrero 2022 según el segmento de trabajadores

"Esta es la fotografía de una realidad disímil: mientras que los trabajadores del sector privado no registrado experimentaron una caída del 2,4% real y los públicos del 2,2% mes a mes real, los asalariados registrados sufrieron una contracción de solo del 0,8% intermensual real en su poder adquisitivo", indicó LCG.

La consultora admitió que en la comparación interanual, el promedio de los salarios reales empató la dinámica de los precios, pero la disparidad entre las categorías se acentuó. "Los asalariados públicos acumularon una mejora del 3,2% anual a partir de la reapertura de paritarias 2021 y los trabajadores formales privados una suba del 1,4% anual real promedio, las cuales distan mucho de la caída del 8,2% anual real en los salarios de los trabajadores no registrados", analizaron.

Con aceleración de la inflación en los primeros meses, los salarios acumulan una retracción del 1,6% real promedio, con caídas del 1,2% en el caso de los registrados y del 3,7% en los no registrados fue del 3,7%

Informales, los más perjudicados

La caída del poder de compra de los sueldos fue mayor, como suele ocurrir, en el caso de los trabajadores informales, que el INDEC sigue calculando como solo el 19,9% de la muestra al realizar su informe de salarios.

Ese casi 20% de la población económicamente activa que no está registrado en el sistema de seguridad social habría conseguido un aumento intermensual de sueldo del 2,2% en promedio en febrero; esto es una variación interanual del 39,8% y una acumulada de 4,8% en 2022.

Evolución del salario real en la Argentina en 2022, de acuerdo a datos de LCG
Evolución del salario real en la Argentina en 2022, de acuerdo a datos de LCG

LCG calcula que la pérdida de poder adquisitivo que acumula el segmento informal es de más del 33% desde noviembre de 2017, el último pico de crecimiento del salario real.

Por el contrario, el promedio intermensual para quienes tienen un empleo asalariado registrado fue del 3,3% en febrero, tomando en cuenta el alza de 3,9% en el sector privado registrado y el 2,4% en promedio del sector público.

En el bimestre, los empleados de empresas privadas que se encuentran en regla serían los que mejor pudieron afrontar la inflación, ya que sus sueldos crecieron casi a la par, un 8,7 por ciento.

En el sector público, por el contrario, el alza salarial acumulada del primer bimestre fue de solo 5,4 por ciento. Esto da como resultado una variación positiva de 7,5% para los sueldos de trabajadores registrados en el país hasta febrero de 2022.

El salario real en 2022

Las perspectivas para el futuro no son buenas, si se considera que en marzo la inflación medida por el INDEC fue del 6,7% intermensual, y también superaría el 5% en abril. 

LCG no se anda con rodeos y considera que será difícil una recomposición del salario real este año: "El aumento por paritarias pactado para gran parte de los privados con convenio fue menor al aumento del IPC en la mayor parte de los casos. Y, sumado a ello, es de esperar que los no registrados se vean aún más perjudicados".

En consecuencia, y con un cálculo propio de inflación cercano del 70% anual, la consultora no espera que los sueldos puedan recuperar poder adquisitivo este año.

Temas relacionados