iProfesionaliProfesional

Brecha de género en disciplinas STEM: más mujeres estudian programación

En Latinoamérica las estudiantes de disciplinas STEM son un 32% del total. Con qué empresas y programas se están formando futuras programadoras
20/03/2023 - 10:08hs
Brecha de género en disciplinas STEM: más mujeres estudian programación

La baja inserción de mujeres en las disciplinas de ciencias, matemáticas, ingeniería y tecnología (conocidas como STEM, por sus siglas en inglés) suele preocupar no solo a las empresas que necesitan incorporar talentos con conocimientos en esas áreas sino a las sociedades en general.

Se trata de las disciplinas en las que se crearán más oportunidades laborales a futuro, sobre todo de trabajo registrado y mejor remunerado. La escasez de profesionales mujeres de esas áreas augura una mayor brecha de género tanto en el mundo del trabajo como en la desigualdad de ingresos.

Por el Día Internacional de la Mujer meses atrás la propia Organización de las Naciones Unidas para la Educación,la Ciencia y la Cultura (UNESCO), alerto que en Latinoamérica solo el 32% de los estudiantes de carreras de la Ciencia, la Ingeniería, la Tecnología y las Matemáticas (STEM) son mujeres.

Sin embargo, en Argentina la buena noticia es que algunas de las organizaciones que están formando programadores notaron mayor interés de las mujeres en aprender en 2022, sobre todo como una buena salida laboral. 

Brecha de género educativa

La ciencia matemática es clave para el desarrollo intelectual de los niños y niñas, sirve para que desarrollen su lógica, para que razonen ordenadamente y para preparar su pensamiento crítico. Cuanto más temprano en edad se relacionen con esta ciencia, más oportunidades tendrán de adquirir los conocimientos y herramientas necesarias para ponerla en práctica a lo largo de sus vidas.

Pero los datos de la UNESCO muestran que es probable que los prejuicios y estereotipos sigan afectando a los resultados del aprendizaje. En los países de ingresos medios y altos, las chicas de secundaria obtienen puntuaciones significativamente más altas en ciencias. Pero, a pesar de esta ventaja, las niñas siguen siendo menos propensas a optar por carreras científicas.

Brecha de género educativa: los prejuicios alejan a las mujeres de las carreras STEM
Brecha de género educativa: los prejuicios alejan a las mujeres de las carreras STEM

"Definitivamente, para avanzar en posibles soluciones y mejoras en la enseñanza de las matemáticas impartida por los diferentes sistemas educativos, es importante romper con ciertos mitos y creencias arcaicas que entorpecen el aprendizaje de los menores", comentó Vanina Mendiondo, Head of Sales Americas de Matific.

¿Cuáles mitos y creencias? Que solo algunas profesiones u oficios requieren un razonamiento matemático, que las matemáticas siempre son aburridas, que los hombres resuelven más fácil y rápido los problemas matemáticos, entre otros falsos prejuicios. 

Desde la exploración espacial hasta la medicina, las mujeres de todo el planeta han hecho contribuciones esenciales en los campos de la Ciencia, la Ingeniería, la Tecnología y las Matemáticas (STEM). Sin embargo, si bien en los últimos años ha aumentado la participación de la mujer en estas carreras, la matrícula femenina sigue siendo muy baja.

Más mujeres programadoras

Pero hay organizaciones que aseguran que en Argentina son cada vez más las mujeres que apuestan por tomar clases, capacitaciones o becas con enfoque tecnológico. Esto se debe principalmente a que identifican los beneficios, tanto personales como económicos, que las herramientas de esta área pueden traer a sus carreras, o para lograr una primera posibilidad laboral.

Es precisamente el caso de Egg, la edtech de base científica que busca resolver la escasez de talento digital a escala, que durante todo 2022 registró más de 50.000 mujeres que se postularon para aprender a programar desde cero. El promedio de edad de estas mujeres fue de 29 años, y de las cuales el 33% tenía estudios secundarios, el 30% universitarios y el 17% terciarios.

Casi el 45% de estas mujeres no estaban trabajando y que sólo el 23% tenía un empleo de medio tiempo, lo que reafirma el interés por aprender a programar como una salida laboral. Cuando se les preguntó qué las motivaba a aprender sobre programación casi el 60% manifestó el deseo de querer dar los primeros pasos como programadoras y así poder obtener un empleo.

Cada vez más mujeres en Argentina se acercan al campo de la educación
Cada vez más mujeres en Argentina se acercan al campo de la educación

"Nuestras formaciones han sido desarrolladas en base a las necesidades de la industria tecnológica, están en permanente actualización y son avaladas por referentes del sector. Por esta razón nuestras clases preparan y motivan a las estudiantes a comenzar su carrera digital y conseguir su primer trabajo en la industria", comentó Ignacio Gómez Portillo, co-fundador y CEO de Egg. 

Otro caso fue el de Aptugo, una herramienta de desarrollo de software que permite programar tanto de manera visual como tradicional. Durante 2022 tuvieron más de 14.000 alumnas en sus cursos de programación, de entre 14 y 50 años de edad. Al finalizar, los alumnos deben presentar un proyecto desarrollado con la herramienta, y mientras que la proporción de mujeres en los cursos es de aproximadamente 40%, esta cifra crece a casi el 50% al mirar los proyectos más destacados.

En la mayoría de los casos, esas alumnas trabajan o estudian, y muchas de ellas también tomaron estos cursos para reinsertarse en el mercado laboral después de una pausa, como puede ser la maternidad, y así adquirir nuevas y actuales herramientas profesionales, dijo la empresa en un comunicado.

"La curva de aprendizaje de nuestras alumnas es impresionante: después de pocas clases, ya están desarrollando sus aplicaciones. Se han acercado muchísimas mujeres que tenían sólo una sospecha de que esto les podía interesar, o que podían tener talento para la programación. y para muchas fue el puntapié de una carrera", dijo Gastón Gorosterrazu, fundador y CEO de Aptugo.

Por su parte, G&L Group, empresa de servicios tecnológicos, afirmó que del total de personas becadas para sus cursos durante 2022, el 44% fueron mujeres, y de ellas, el 66% finalizaron la beca satisfactoriamente. Así mismo la compañía llevó adelante un fuerte programa de contratación a lo largo del año que permitió el ingreso de casi 50 mujeres, tanto para trabajar dentro de G&L como recurso in house de sus clientes.

"Nuestro programa de formación en 2022 tuvo su salto ya que logramos insertar a la industria de la tecnología mujeres que hasta ese momento veían esta posibilidad como algo lejano. El plan tiene un objetivo concreto que es la empleabilidad. La falta de perfiles capacitados para satisfacer las demandas de nuestros clientes nos llevó a armar esta iniciativa que permite insertar y reconvertir personas de otras especialidades en el mundo de la programación", dijo María Laura Palacios, CEO de G&L Group.

Las mujeres egresadas de los cursos de G&L adquirieron conocimientos de programación en diferentes tecnologías, de metodologías de trabajo SCRUM y habilidades blandas que le permiten insertarse en equipos interdisciplinarios de trabajo.

Temas relacionados