Cuánto tiempo demora encontrar trabajo en la Argentina en 2023

Para cada vez más personas desempleadas, encontrar trabajo puede llevar más de un año. ¿Por qué hay mayor competencia y en qué puestos hay pleno empleo?
05/04/2023 - 07:56hs
Cuánto tiempo demora encontrar trabajo en la Argentina en 2023

En una economía en retracción, con sequía, con escasez de dólares para importar o producir, es probable que la tarea de encontrar trabajo sea más compleja que en etapas donde la economía florece.

Vale la pena mencionar que hay factores no coyunturales que simplifican o complican encontrar un nuevo trabajo: el nivel de calificación, la urgencia de obtener ingresos, la disponibilidad horaria, la cantidad de experiencia y la demanda intensa o baja de ese tipo de conocimiento en el mercado, etc.

Siempre hay perfiles en los que la demanda es mucho mayor que la oferta de talento y tienen salida laboral asegurada.

Pero aún así, un dato que muestra la realidad es que hoy son menos que hace un año las personas en el país que consiguen empleo con una búsqueda de menos de 3 meses. Lo que se incrementó es la cantidad de personas que pasan más de un año desempleados y buscando trabajo.

Encontrar trabajo puede llevar más de un año

Un estudio regular sobre el mercado de trabajo argentino proviene de la multinacional Randstad, y se realiza cada año en febrero. En ese mes en 2022, el 42% de las personas desempleadas que participaron de la encuesta llevaban entre 1 y 3 meses buscando empleo; este año ese grupo se redujo al 33%.

Con entre 3 y 6 meses de búsqueda está hoy el 21% de los encuestados, en tanto que en febrero de 2022 eran el 24%; lo mismo que hoy son el 14% los que llevan entre 6 y 12 meses buscando y antes eran el 16%.

Tiempo de búsqueda de empleo en 2022
Tiempo de búsqueda de empleo en 2022

El dato destacado es que quienes dijeron estar hace más de un año buscando empleo en la encuesta de Randstad de 2022 eran el 18% y en la de este año son el 32%; es decir, casi el doble.

"Aun con un mercado laboral condicionado por una economía local que no termina de definir su perspectiva, inflación y año electoral mediante, y con nubarrones que impactan en el contexto global, la demanda laboral en términos generales se sigue manteniendo sólida, con matices entre sectores y rubros, de modo que muchos de los problemas de reinserción laboral se explican cada vez más a través del fenómeno de descalce de habilidades", dijo al respecto Andrea Ávila, CEO de Randstad para Argentina y Uruguay.

Se refiere a que simultáneamente, hay muchas personas que no consiguen trabajo y, a su vez, muchas empresas no consiguen cubrir todas las posiciones laborales que necesitan, sobre todo por el impacto de la digitalización en el mercado laboral, que también deja obsoletos algunos puestos y habilidades que caen en desuso.

"Hoy hay escasez de talento calificado, desde ya en todas las posiciones de tecnología, en ingenierías de todas las especialidades y en posiciones que requieren formación en ciencias duras, pero también en posiciones operativas de producción, que tienen que ver con oficios o con determinados conocimientos o aptitudes, o incluso requisitos de estudios mínimos que son requisitos para el ingreso como operario de planta en muchos empresas, como puede ser el título secundario", describió la CEO.

"Por otra parte, hoy en nuestro país tenemos pleno empleo en casi todos los segmentos profesionales y técnicos, y eso hace que las búsquedas que se generan para nuevas posiciones se cubran con gente que está trabajando actualmente en otra compañía, haciendo más complejos los procesos de reclutamiento", remarcó Ávila a iProfesional.

También confirmó este fenómeno de la mayor demora en conseguir empleo un reciente estudio del Instituto de Estudios Laborales y Sociales de la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (IDELAS). El mismo apunta que se trata de una tendencia que lleva empeorando por años, y no un fenómeno aislado.

Fuente: IDELAS, UCES (febrero 2023)
Fuente: IDELAS, UCES (febrero 2023)

Con datos del Ministerio de Trabajo, esa entidad concluye que en 2017, uno de cada 11 trabajadores pasaba un mes desocupado, y uno de cada 5 pasaba entre uno y tres meses buscando.

La mayoría (38%) demoraba entre 3 y 12 meses. Pero en aquel entonces, "poco más de un tercio acumulaba más de un año intentando recuperar un empleo, y no lo lograba. Cinco años después ese cuadro, lejos de mejorar, empeoró, al punto que la proporción de trabajadores con más de un año desocupado que mantiene una búsqueda activa para la reinserción laboral se elevó a casi 39% del total".

Consultado al respecto, el economista y responsable de IDELAS, Daniel Sticco, remarcó que "un dato es que hay más competencia, porque la caída del salario real y la baja productividad, indican que aún el que está ocupado está saliendo más intensamente a buscar un segundo o tercer ingreso, y eso impacta indirectamente en quienes están desempleados."

Quienes tardan más en conseguir trabajo

Si bien desde IDELAS aclaran que las estadísticas oficiales no profundizan en la estructura del tiempo inactivo de los trabajadores por clima educativo o rama de actividad, arriesgan que "al parecer los más afectados son los que se desempeñan en actividades con nivel medio de preparación, por cuanto, por un lado no califican para las posiciones más exigentes; y, por el otro, están ‘sobrecalificados’ para desempeñarse como operario no calificado, principalmente en la construcción".

La CEO de Randstad también consideró que "la amenaza de reemplazo del trabajo humano por el avance de la tecnología, la robótica y la inteligencia artificial, se da en mayor medida en los perfiles de mediana calificación, y no tanto en los de baja calificación, haciendo que sea este el segmento que encuentra mayor dificultad para reinsertarse ante la pérdida de su empleo".

Apuntó que en todo el mundo se registra que los que más dificultades tienen en esa transición son las personas mayores de 45 años de edad y los de entre 18 y 24 años. Y que "hay verticales o industrias que por cuestiones estacionales o de la economía están más complicadas, haciendo que las personas deban pensar en una reconversión laboral de cambio de industria, y lo mismo pasa con algunos perfiles laborales que por diversas razones pueden estar entrando en un ciclo de menor demanda".

Más allá de los datos oficiales

Más personas salen al mercado de trabajo a buscar un segundo ingreso
Más personas salen al mercado de trabajo a buscar un segundo ingreso

Por otra parte, Sticco aclaró que la encuesta de IDELAS se concentra en trabajadores registrados, ya que toma datos oficiales. "Hay un alto porcentaje de empleo en negro. Los empleos asalariados registrados tienen una dinámica muy acotada y no es donde se están moviendo los puestos de trabajo", le dijo a iProfesional.

No obstante, cabe destacar que este incremento de las personas que demoran más de un año en conseguir trabajo se dio sobre todo en 2022, un año en el cual el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social verificó el mayor número de incorporaciones de personas (en términos netos) al empleo asalariado registrado privado desde 2009 (cuando se inició la serie estadística).

De acuerdo a la última edición de la Encuesta de Indicadores Laborales que produce esa cartera, entre diciembre de 2021 y diciembre de 2022, el trabajo asalariado registrado privado se incrementó en 263 mil personas.

"Si bien, durante el último año, la amplia mayoría de los sectores económicos expandieron sus niveles de empleo (12 de los 14 sectores en los que se desagrega la economía), se destaca que cuatro actividades explican el 79% del total del trabajo formal asalariado creado en el año 2022: Comercio (25% del total del empleo creados entre diciembre de 2021 y diciembre de 2022), Construcción (21%), Industria (17%) y Hoteles y restaurantes (16%)", advierte el reporte oficial.

También el último Informe de Mercado de Trabajo que dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) apuntó a una recuperación de la demanda de personal, con desempleo récord de 6,3% de la Población Económicamente Activa. Según ese informe del cuarto trimestre de 2022, el 36,2% de los desempleados lleva en la búsqueda más de un año, con un notable descenso desde 2021.

Y aun así los distintos informes privados muestran que cada vez a más personas les lleva más de un año encontrar trabajo. "Hay que tener en cuenta que los monotributistas o los independientes informales (proxy de empleos de baja calidad) no son estrictamente relevados por esta estadística", advierten los economistas. 

Temas relacionados