iProfesional

Estas son las 7 claves para entender el branding del futuro

La comprensión, la empatía con las circunstancias del consumidor y la necesidad de crear vínculos cada vez más estrechos, son algunos de los tips
Por iProfesional
26/02/2014 - 13,43hs
Estas son las 7 claves para entender el branding del futuro

Las estrategias de branding están mutando, influenciadas por los condicionantes de mercado, los avances tecnológicos y los nuevos hábitos de compra.

La forma en la que las marcas se relacionan con su audiencia, posicionan sus atributos y comunican sus valores, está cambiando a una velocidad frenética.

Las modificaciones se producen en la forma en la que las organizaciones diseñan, planifican y ejecutan sus acciones de branding.

Existen una serie de tendencias que se impondrán en mayor o menor medida, dependiendo del target de mercado objetivo, y que influirán en la forma en la que se posiciona la marca.

Aquí 7 caracerísticas del branding del futuro, que recopiló el sitio Puro Marketing:

1. El branding se vuelve más racional

En los últimos años se viene comentando la importancia de asociar la marca a sentimientos, valores y experiencias.

Es el llamado branding de experiencias o emocional.

La situación económica está provocando que muchas marcas cambien de estrategia y asuman la realidad de sus propios consumidores, se involucren en sus problemas, financieros principalmente, y por lo tanto adapten el mensaje hacia por ejemplo, formas de economizar el producto, precio ventajoso y solidaridad con sus causas.

El sentimiento de pertenencia, distinción, liderazgo, exclusividad seguirán siendo ejes sobre los que muchas compañías ejecutarán sus campañas de branding, pero la empatía con la situación de los consumidores es un arma muy potente.

2. El branding dejará de ser exclusivamente audiovisual

La gran mayoría de las organizaciones han utilizado tradicionalmente la imagen como canal exclusivo para generar notoriedad de marca.

En los últimos años se avanzó mucho en los que se denomina branding de los sentidos, esto es, utilizar el resto de sentidos para acercar la marca al consumidor y transmitirle sensaciones nuevas alineadas con los valores de la firma.

Las nuevas técnicas de marketing olfativo, marketing táctil y marketing auditivo comienzan a ser de interés para las grandes marcas.

3. El branding se hace más digital

Históricamente, el canal digital no ha tenido una fuerte repercusión en lo que a acciones de branding se refiere. Las compañías se han centrado más en los medios offline, dejando una inversión residual en acciones "on".

Desde hace unos años la tendencia ha comenzado a invertirse. Hoy en día pocas son las compañías que minimicen la importancia que los canales digitales tienen para generar imagen de marca.

Muchas, incluso, comienzan a centrar su estrategia en las posibilidades de personalización, incremento de la confianza y cercanía que brinda este medio.

Se trata de estar con los consumidores, de conversar sobre sus experiencias y necesidades, de animarlos a difundir los valores. En definitiva, de tratarles como uno más de nuestra familia.

4. El branding se apoya en el concepto de utilidad

Las marcas se dieron cuenta de que se valora en mayor medida aquello que ayuda a simplificar la vida y/o resolver problemas o dificultades y, si además es gratis, mejor.

Una app que ayude en la práctica de algún deporte, un servicio gratuito que ofrecer a los empleados o un sistema para monitorizar un pedido en tiempo real, son algunos de los ejemplos de lo que se ha denominado "brand utility".

El entendimiento y empatía con las circuntancias del consumidor y la necesidad de crear vínculos cada vez más estrechos, son algunas de las claves. Este tipo de branding representa una evolución notable ya que deja atrás las promesas para centrarse en los hechos.

Más que fuertes inversiones este tipo de estrategia de branding requiere ante todo, mucha imaginación.

5. El branding se hace más local y por menos globalizadoMuchas marcas comienzan a ir contra la corriente de lo que se llama "globalización".

Cada grupo de consumidores presenta diferencias dependiendo de la zona o el país en el que viva. Los mensajes globales están dando paso a los mensajes centrados en comunidades, segmentados por ubicación geográfica. 

6. El branding mira hacia dentro de la empresa

Una parte vital en la estrategia de branding deberían ser los propios empleados de la organización.

Estos deberían ser los primeros defensores de la marca, sentirse orgullosos de ella, difundir sus atributos. Digo deberían porque la realidad es que aún queda mucho camino por recorrer.

Grandes marcas, forjadas a base de presupuesto millonario, se derrumban gracias a las críticas feroces de sus propios empleados.

7. El branding deja de ser sólo el logo

Es la tendencia que tiene un mayor impacto dentro de las creencias de lo que deben ser las acciones de branding. Y es que el logo y la publicidad clásica, no conversa, no se relaciona, no se preocupa, no ayuda y no siente. En definitiva, no interactúa.

El producto nunca debería estar por encima del consumidor, esa parece ser la clave del branding que viene.

Temas relacionados