NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Importaciones

Las compras “puerta a puerta” abren espacio a nuevos jugadores

Las compras “puerta a puerta” abren espacio a nuevos jugadores
Tres casos de empresas que simplifican la entrega de productos importados. ¿Cuales son los requisitos mínimos para la recepción?
Por Melisa Rainhold y Delfina Oliver - UCA Periodismo
15.09.2018 15.23hs Negocios

El crecimiento de las compras online derivó en el desarrollo de un negocio complementario: las empresas que se dedican a facilitar la llegada de los productos a la puerta del comprador, sin que tenga que preocuparse por los engorrosos trámites aduaneros.

Sucede que, si bien en 2016 el Gobierno habilitó el sistema “puerta a puerta” para facilitar la compra de productos importados vía internet y con entrega a domicilio, la demora en la llegada de los encargos y el papeleo desalentó a algunos clientes.

Los contratiempos que puede atravesar una compra desde el último click hasta desenvolver el paquete pueden ser muchos. Por ejemplo, que a pesar de cumplir con los requisitos, la AFIP puede recategorizar el envío y eso derive en tener que hacer largas horas de cola en las sucursales de Correo Argentino; que se traben en la Aduana donde un tercio de las compras quedaron truncas y debieron ser devueltas a sus países de origen o que no se ejecute la confirmación del recibo, por lo cual los compradores no podrán realizar nuevas adquisiciones en el exterior en lo inmediato.

En esos contratiempos pensó Álvaro Lataillade cuando junto a un socio uruguayo, Marcelo Díaz, decidieron el desembarco de la empresa que habían creado en Uruguay para facilitar la vida a los compradores online, Entrega Miami. La firma funciona en el país vecino desde 2013 cuando se firmó el Acuerdo Marco de Comercio e Inversión (TIFA por sus siglas en inglés de Trade and Investment Framework Agreement) con Estados Unidos, que permitía el ingreso de mercadería de hasta 200 dólares sin impuestos.

Para expandirse a la Argentina debió esperar la apertura de las importaciones en el año 2016. Actualmente cuenta con más de 6.000 argentinos inscriptos.

El sistema consiste en registrarse en la página web para realizar la compra. El envío llega desde Miami a los despachos de la empresa y se reenvía a Buenos Aires, donde el cliente puede optar entre ir a buscar a la sucursal o pedir que el envío llegue a su casa. Un dato: el usuario debe tener clave fiscal 3 de AFIP y declarar la recepción del producto para poder realizar nuevas compras al exterior en el futuro.

Otro de los emprendimientos, es A Tu Casa, que se cristalizó capitalizando todos los padecimientos de haber realizado compras a través Correo Argentino. “En todo el mundo se puede comprar puerta a puerta sin ningún problema. La gente quiere un producto, no un problema”, asegura el creador de la empresa Mario Celada.

Los precios de las empresas varían de acuerdo con el peso y el tipo de producto solicitado. En A Tu Casa, un conjunto de ropa de 100 dólares y 500 gramos de peso puede costar 52 dólares pero, por una cámara de fotos del mismo valor y peso habrá que pagar 63 dólares. Entrega Miami cobra 25 dólares por kilogramos más los impuestos correspondientes al 55% del valor de la compra.

Los valijeros

A la par del florecimiento de un negocio legal, muchos particulares vieron el negocio de traer productos importados directamente a través de viajantes que ingresan los encargos como parte de su equipaje. Uno de los modelos en el exterior es la plataforma comunitaria Grabr, creada por una pareja de rusos en 2015, que se fundó con el objetivo de conectar a los compradores con viajeros que tienen planeado visitar su país y tienen espacio en sus valijas para llevar mercadería y ganarse unos dólares a cambio. Buenos Aires es la ciudad en donde se realizan más compras en el exterior con más de 35.000 pedidos y más de u$s2 millones en recompensa para los viajeros registrados en ese sitio.

El procedimiento consiste en publicar en la página el producto que se desea comprar, cuál es el país de origen y de destino y un viajero que esté interesado en la oferta aplicará para ser el que realice la operación y ganar a cambio entre un 20% y 40% de comisión. Grabr cobra un 7% en cada transacción y, aclaran desde la empresa, que si hay un excedente en la Aduana, el comprador será el que deberá enfrentar el pago. Pero hay que saber que esta opción está fuera de las reglas. Según el Código Aduanero, quien ingresa al país no puede transportar a su nombre pertenencias que no les correspondan. Además, los objetos comprados en el exterior no pueden ser comercializados; únicamente entregados en favor u obsequio.

Requisitos para la recepción

Para recibir productos con el metodo "puerta a puerta", el Correo Argentino solicita:

Que el paquete no pese más de 2 kilos y su valor no supere los u$s200.

Que la mercadería sea de uso personal. No comercial.

Que el comprador tenga clave fiscal nivel 3 y pague el VEP correspondiente.

La declaración jurada correspondiente.

El pago de un arancel equivalente al 50% del costo del producto importado.

Te puede interesar