Más artículos

Empresa pantalla: cómo es la maniobra de Walmart para eludir el pago de impuestos en la Argentina

Empresa pantalla: cómo es la maniobra de Walmart para eludir impuestos en la Argentina
El gigante del retail endosa a su instrumental española el agujero de sus filiales en Buenos Aires, donde acaba de cerrar establecimientos
26.09.2018 00.04hs Negocios

La situación de crisis del comercio minorista en la Argentina, que se acentúa en los últimos meses, pone al descubierto el entramado con el que una de las grandes cadenas globales opera en el país.

El hecho es que Walmart, el gigante americano de los supermercados, controla sus filiales en la Argentina mediante una "empresa pantalla" llamada Assedox, que apenas ocupa una dirección postal en un edificio de oficinas en Valencia, España, consigna la fuente Confidencial.

Las controladas desde Valencia son dos: Walmart Argentina e Inversiones Walmart Argentina, ambas con sede en Buenos Aires y de las que Assedox posee más del 90% del capital social.

La sociedad instrumental española está controlada a su vez desde una sociedad en Canadá (Walmart BC Holding) y otra en Luxemburgo (Walmart Investments Cooperatie). La arquitectura permite en teoría a la matriz de Bentonville (Arkansas) aprovechar las ventajas fiscales de los convenios entre España y Argentina que evitan la doble imposición en dividendos.

Assedox es en términos fiscales una entidad tenedora de valores extranjeros (ETVE), un vehículo empleado por multinacionales para canalizar inversiones foráneas sin tener que tributar por las rentas obtenidas. Hasta ahí la teoría.

La realidad es que Walmart no solamente está teniendo grandes dificultades para consolidar su expansión en Argentina, sino que además está endosando a su sociedad 'holding' en España el deterioro de sus inversiones.

Walmart en Argentina está siendo víctima del impacto sobre el consumo minorista de la crisis. El mes pasado anunció un notable adelgazamiento de su oferta comercial en Buenos Aires, donde concentra el grueso de su actividad.

Cerró uno de sus hipermercados y vendió a la española DIA 12 de las tiendas de 400 metros cuadrados de media que opera bajo la marca Changomás Express. La compañía ha pasado de explotar 106 establecimientos a 91. De estos, 31 son hipermercados y 52 de Changomás. También ha salido recientemente de Brasil con la venta de sus activos a Advent International, detalla la fuente Confidencial.

Las filiales argentinas cerraron con pérdidas el año pasado, más de siete millones de euros entre las dos. Los números rojos se suman a los de años anteriores. Esto y las enajenaciones y operaciones de ajuste contable de las participaciones han tenido un impacto negativo en el patrimonio de la española Assedox.

El valor de sus participaciones ha pasado de 441,5 millones a 377,6 millones, según el balance del año pasado al que ha tenido acceso El Confidencial. La sociedad instrumental se apuntó en 2017 pérdidas por 81 millones de euros. La consecuencia es que lejos de tributar por el impuesto de sociedades, la filial española de Walmart está acumulando bases imponibles negativas para ejercicios futuros. Pese a todo, Assedox conserva un capital social de 298 millones de euros.

En la memoria de 2018 que ha remitido al Registro Mercantil de España, no declara ningún trabajador. Como administrador único figura Gordon Young Allison, un abogado afincado en Arkansas. La sociedad tiene como apoderados a una decena de ejecutivos de la multinacional de la distribución minorista, como su vicepresidente de la división internacional, Jeffrey Macho.

El vehículo Assedox apareció hace tres años en uno de los informes de la entidad American for Tax Fairness, una asociación que aboga por la equidad fiscal. Esta entidad señaló a Walmart por usar los convenios de doble imposición con países como España, donde no tiene ni una sola tienda ni supermercado, para esquivar el pago de impuestos en Argentina, indica El Confidencial.

Sin embargo, desde Walmart Argentina señalaron a iProfesional que la empresa "actualmente no tiene ningún beneficio impositivo derivado de la radicación de su accionista en España".

En 2012, el Gobierno que entonces presidía Cristina Kirchner puso en cuestión el convenio de doble imposición con España tras detectar la Agencia Tributaria Argentina (AFIP) que medio centenar de multinacionales como Petrobras, Danone o Monsanto habían dejado de tributar por sus actividades en Argentina casi 47 millones de euros a través de sociedades 'holding' instaladas en España.

"En 2014 la AFIP intima a varias empresas a pagar los 5 años no prescriptos de vigencia del acuerdo (Impuesto a los Bienes Personales Responsable Sustituto). Frente a este reclamo, y aun cuando se trataba de un instrumento legítimo vigente desde hacía más de 10 años, la compañía tomó la decisión de abonar la totalidad del monto original reclamado", subrayó Juan Pablo Quiroga, Gerente de Relaciones Institucionales de Walmart Argentina. Además, agregó que al día de hoy la empresa no adeuda monto alguno.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Más sobre Negocios
Te puede interesar
Zoom Recomendadas