Más artículos

Metrogas acumula pérdidas por más de $2.400 millones y peligra su venta a un nuevo dueño

Metrogas acumula pérdidas por más de $2.400 millones y peligra su venta a un nuevo dueño
La mayor distribuidora de gas del país se vio afectada por la suba del dólar. La situación puede demorar la salida de YPF de su capital accionario
Por Andrés Sanguinetti
12.11.2018 18.45hs Negocios

Afectada por el impacto que la devaluación tuvo en su deuda financiera, la mayor distribuidora de gas del país -con 2,3 millones de clientes residenciales en la Ciudad de Buenos Aires y 11 municipios del Gran Buenos Aires (GBA)-, no logró revertir los malos resultados en sus balances ni siquiera por los últimos aumentos de tarifas.

Se trata de Metrogas, que en lo que va del año acumula pérdidas por $2.414 millones, respecto de una ganancia de $1.031 millones que había registrado en el mismo periodo del 2017.

La empresa, controlada por la petrolera estatal YPF, posee una fuerte exposición a las variaciones del dólar ya que su deuda se encuentra nominada en la moneda norteamericana, lo cual impactó precisamente en sus resultados para el período de nueve meses finalizados en septiembre pasado.

De acuerdo a un comunicado enviado a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Metrogas se encuentra expuesta, principalmente a la fluctuación del tipo de cambio del dólar con respecto al peso.

“Por este motivo, concertó operaciones de compra a término de dólares con el fin de mitigar el riesgo de tipo de cambio y asegurar el cumplimiento de sus obligaciones financieras”, explica la compañía en el documento en el cual también hace referencia al “cambio en las condiciones macroeconómicas que comenzó en la Argentina en abril pasado”.

Según la empresa, estas modificaciones provocaron, una “imprevista variación” en la paridad entre la moneda nacional y la moneda en la que están establecidos los precios de los contratos con los productores de gas.

Se trata de los convenios de suministro del insumo que había cerrado con las petroleras a un precio de $20 por dólar para abastecer la demanda en el período comprendido entre el 1° de enero pasado y el 31 de diciembre de 2019.

Sin embargo, con la devaluación de la moneda, las productoras pretendieron hacer valer esos contratos a un costo actualizado según la suba del dólar mientras que las distribuidoras indicaron que debían trasladar a los usuarios los movimientos abruptos del tipo de cambio.

El Gobierno y la marcha atrás

El Gobierno intervino en el conflicto ordenando en un primer momento que la diferencia generada por la devaluación fuera abonada por los usuarios en un plazo de 24 meses. Pero la determinación generó un fuerte rechazo que obligó a las autoridades de la Secretaría de Energía de la Nación y al resto de las autoridades a dar marcha atrás y a hacerse cargo de las diferencias entre distribuidoras y productoras.

Ahora, en su balance enviado a la Bolsa, desde Metrogas aclaran que todavía no se encuentra definido por el ENARGAS, la Secretaria de Gobierno de Energía y/o el Estado Nacional el mecanismo para abonar dichas diferencias.  “En este marco, Metrogas no ha registrado en los presentes estados financieros el pasivo por diferencia diarias acumuladas e impagas que ascienden a $ 5.189 millones”, advierte la compañía.

De hecho, en febrero pasado debió instrumentar un un préstamo no garantizado con Industrial and Commercial Bank of China Limited - Dubai Branch (DIFC) e Itaú Unibanco - New York Branch, por u$s250 millones por un plazo de 36 meses y amortizable en 9 cuotas trimestrales a partir de los 12 meses desde la fecha de desembolso.

El dinero se destinó al rescate de la totalidad de las Obligaciones Negociables (ON) por el total del monto de capital, con más sus intereses devengados e impagos, y todos los demás montos que se adeudaban hasta la fecha de Rescate. Y con el excedente, intentó refinanciar pasivos corrientes y a capital de trabajo.

En este marco, su balance refleja una disminución en su resultado neto respecto al mismo período del ejercicio anterior, más que nada por la fluctuación del dólar durante este año.  En el mismo período, el total de sus ventas aumentó un 125%, alcanzando los $15.281 millones contra $6.787 millones de igual lapso del ejercicio anterior.

“Este incremento se origina principalmente por mayores ventas a los clientes y al devengamiento de ingresos por la aplicación de la Resolución MINEM N° 508-E/2017”, argumenta la compañía haciendo referencia a los nuevos cuadros tarifarios definidos por el Gobierno durante este año.

En cuanto a la ganancia bruta, la compañía registró un incremento del 86% ya que se ubicó en $4.554 milloness en contraposición de los $2.445 millones registrados en el 2017.

Sin embargo, los costos de operación aumentaron un 147%, al igual que sus gastos de administración, que se incrementaron un 43%, pasando de$ 569 millones a $816 millones. Lo mismo ocurrió con los gastos de comercialización que crecieron un 35%, de $794 millones a $1.073 millones.

Según el documento de Metrogas, su ganancia operativa ascendió a $2.455 millones, un 118% más respecto de los $1.126 millones del ejercicio anterior.
Pero sus resultados financieros netos generaron una pérdida de $5.904 millones en comparación con un rojo de $663 millones del balance del año pasado.

“Consecuentemente, durante el periodo de nueve meses finalizado el 30 de septiembre, el resultado neto ascendió a una pérdida de $2.414 millones, respecto de una ganancia de $1.031 millones registrada en el mismo periodo del 2017”, comunicó la compañía.

Cambio de dueños

La situación podría demorar la venta de las acciones de Metrogas que está llevando a cabo YPF por orden del gobierno nacional. Se trata de un proceso que obliga a la petrolera estatal a desinvertir en la distribuidora de gas para cumplir con normativas que le impiden sostener este escenario.

YPF es actualmente dueña del 70% de las acciones de Gas Argentino S.A (GASA), holding controlante de Metrogas, mientras que el 30% restante de esa sociedad se lo reparten entre el ANSeS (8,13%); el personal (10%), y accionistas que operan en las bolsas de valores de Buenos aires y de Nueva York.

El año pasado, el gobierno de Mauricio Macri le ordenó al directorio de YPF poner en venta, por lo menos, una cantidad de acciones que le entreguen el control de Metrogas a un nuevo inversor.

El objetivo es evidenciar el respeto por las leyes bajo las cuales se mueve el mercado energético argentino y que le impiden a una productora de gas ser dueña de una distribuidora.

En ese marco, se contrató al Citigroup para que se hiciera cargo de la presentación de la distribuidora a potenciales interesados. En carrera habrían quedado cinco grupos entre los que se encuentran el dueño de la mayoría de los aeropuertos del país, un ex ministro de Carlos Menem, el ex CEO de Edenor, un grupo español y un fondo inversor norteamericano.

Es decir, Eduardo Eurnekian, a través Compañía General de Combustibles (CGC); José Luis Manzano y su firma energética Integra; Alejandro Macfarlane, actual dueño de Camuzzi; Gas BAN, y el fondo Blackstone.  Todos elegidos por el Citigroup que, sin embargo, no ha logrado iniciar el proceso final de venta

Debido a los problemas de financiamiento que sufriría la operación tras la devaluación de mayo, la suba de las acciones de la distribuidora gracias al nuevo contexto de tarifas y la falta de apuro de YPF por salir de la compañía.


Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Negocios en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter:
Más sobre Negocios
Te puede interesar
Zoom Recomendadas