Más artículos

Los fondos Advent y Bain, más cerca de quedarse con el control de Visa en Argentina

Los fondos Advent y Bain, más cerca de quedarse con el control de Visa en Argentina
Ambos grupos mejoraron su oferta por el 51% de Prisma, sociedad a cargo de emitir las tarjetas Visa y dueña de la red Banelco y de Pagomiscuentas
Por Andrés Sanguinetti
14.12.2018 16.00hs Negocios

Con la fecha límite impuesta por el Gobierno para que Prisma cumpla con la obligación de vender la mayoría de su paquete accionario cada vez más cerca, los fondos Advent y Bain Capital acaban de acercar un nueva oferta para quedarse con la empresa procesadora de las tarjetas Visa, y también dueña de la red Banelco y de Pagomiscuentas.

Se trata de una propuesta que contempla la compra del 51% de la sociedad por alrededor de u$s850 millones y que debería cerrarse este mes o a más tardar a fines de enero del año próximo.

Los dueños de Prisma Medios de Pago S.A son un grupo de 14 bancos locales a los cuales el Gobierno obligó a desprenderse de la sociedad para estimular la competencia en el negocio de la emisión de tarjetas de crédito y débito.

Con ese objetivo, el año pasado la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) abrió un proceso de investigación en contra de las operaciones de Prisma que le otorgó a las entidades financieras un primer plazo que venció en septiembre pasado para concretar la venta.

Sin embargo, el cambio en las condiciones económicas del país afectado por la fuerte devaluación, hizo que la fecha se extienda hasta fines de enero próximo.
Por lo menos, para el traspaso del 51% del capital, ya que para el 49% restante el tiempo otorgado llegaría al 2020, siempre de acuerdo a fuentes del sector financiero conocedoras de la operación.

Por su parte, fuentes de la CNDC declinaron ampliar la información sobre la fecha límite para cerrar la operación ante una consulta de iProfesional y solamente se limitaron a responder que “se está avanzando según lo previsto y en las condiciones establecidas en la prórroga”.

De hecho, entre alguno de los bancos dueños de Prisma impulsan el acuerdo con la dupla Advent-Bain Capital para evitar que el Estado inicie un proceso de desinversión propio ante un posible fracaso de la transacción.

En otras entidades, la cautela es mayor y prefieren agotar los tiempos de las negociaciones intentando obtener un monto mayor a los u$s850 millones ofertados por ambos fondos inversores. En estos bancos tienen en cuenta que cuando se iniciaron las conversaciones para la venta de Prisma, el valor de la sociedad oscilaba en los u$s1.200 millones. Y se esperanzan con una mejora en el escenario macro económico que permite revalorizar las acciones de la emisora de Visa.

Lo que, según los bancos más propensos a vender, sus colegas no hacen referencia es a las consecuencias que la depreciación del peso ante el dólar ha tenido para el valor de los activos argentinos, además de que el país se ha convertido en “riesgoso” para los capitales extranjeros.

Más que nada por la incertidumbre financiera que todavía sobrevuela en el país y también por el riesgo político que supone una eventual victoria de Cristina Kirchner en las elecciones presidenciales del año próximo.

De hecho, la propuesta de Advent y Bain es u$s150 millones superior a la que habían acercado a mediados de este año, cuando además condicionaron el acuerdo a poder comprar el 100% de Prisma en u$s1.200 millones.

Muy lejos de los supuestos u$s2.000 millones que los bancos buscarían obtener por la totalidad de su participación en la sociedad, y tal como se lo hicieron saber a Goldman Sachs, a cargo del mandato de venta.

Según otras fuentes, Visa Internacional también habría acercado una propuesta por Prisma que no fue tenida en cuenta por ser menor a las aspiraciones de las entidades. Lo mismo habría ocurrido con dos bancos brasileños que habrían quedado en el camino.

En el caso de Advent y Bain, como antecedente cercano se encuentra la compra por parte de ambos de la empresa de servicios de pagos alemana Concardis GmbH a principios del año pasado que también era propiedad de un conjunto de bancos de ese país.

De hecho, la dupla ha completado más de 20 inversiones en el mismo segmento en países como Italia, Dinamarca o el Reino Unido.
En el caso de Bain, es también accionista de Linkedin y a nivel mundial maneja activos por casi u$s80.000 millones. En esta operación, su socio es Advent, un fondo que ya hizo negocios en la Argentina como cuando adquirió el correo privado OCA y el laboratorio Fada Pharma, entre otros activos.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas

Análisis

Cómo impacta en las Pymes el convenio para eliminar la doble imposición con Brasil

Impuestos | Por Alfredo J. Martínez, Director de Impuestos Internacionales de Lisicki Litvin & Asociados