Más artículos

Tras el anuncio del freno a las tarifas, ahora analizan "congelar" el precio de los combustibles

Tras el anuncio del freno a las tarifas, ahora analizan "congelar" el precio de los combustibles
En algunos despachos oficiales se hace referencia a la necesidad de incluir también a las naftas y el gasoil en el esquema de acuerdo de precios
Por Andrés Sanguinetti
18.04.2019 08.30hs Negocios

Luego del paquete de medidas anunciado por el Gobierno para incentivar el consumo y retomar, de algún modo, la iniciativa política, en algunos ministerios se analiza la posibilidad de acordar con las petroleras un acuerdo para congelar también el precio de los combustibles.

Los funcionarios que impulsan esta decisión aseguran que se hace necesario mantener sin cambios también el litro de nafta y gasoil, más que nada para evitar que eventuales subas del costo logístico y de distribución haga tambalear el acuerdo con las grandes productoras de alimentos y cadenas de supermercados para no remarcar los precios de una canasta de 60 productos por seis meses.

También hacen referencia a la determinación oficial de incluir en las medidas anunciadas desde la Quinta de Olivos un congelamiento en los precios de los boletos de colectivos y trenes metropolitanos por lo que resta del año, así como el valor de los peajes en las autopistas que dependen del gobierno nacional.

Incluso, toman en cuenta que habrá además beneficios en las tarifas de la electricidad y gas que permitirán reducir los costos que estos servicios tienen en la producción.

Se trata de un cúmulo de anuncios lanzados luego de la decisión del Banco Central de congelar la banda cambiaria hasta fin de año y con las que el presidente Mauricio Macri supone podrá revertir el enojo social por los constantes aumentos de precios y la falta de políticas exitosas para bajar la inflación.

El paquete se distribuye en acuerdos con las principales empresas alimenticias para congelar los precios de artículos de primera necesidad, incluyendo varios cortes de carne; beneficios para jubilados y pensionados; hasta el mantenimiento de las tarifas de los servicios públicos sin cambios por los próximos seis meses.

Se agrega en este caso el mismo esquema para la telefonía celular y transporte, así como descuentos en medicamentos para los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

"Creemos que, habiendo empezado a estabilizar la cuestión cambiaria, llegó el momento de traer un poco de alivio a los argentinos, que tantos esfuerzos hicieron en estos meses difíciles para todos", argumenta el paper distribuido por la Jefatura de Gabinete.

"Por eso hemos acordado, después de conversar con los gobernadores, los referentes principales de Cambiemos y representantes del sector productivo, una serie de medidas que tienen como objetivo profundizar la lucha contra la inflación y ayudar a reactivar la economía", agrega el documento.

Negociaciones

Y si bien el documento no hay referencias al precio de los combustibles, en algunos despachos oficiales ya se anticipa la posibilidad de negociar con las petroleras un congelamiento similar al que se cerró con las productoras de alimentos y las grandes cadenas de supermercados.

"Se hace necesario pedirle a las petroleras que también hagan un esfuerzo", aseguraron fuentes del Ministerio del Interior, que comanda Rogelio Frigerio, aunque evitaron admitir que exista ya una decisión oficial para avanzar en un congelamiento de los precios de los combustibles.

De hecho, la semana pasada el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, descartó esta posibilidad como parte del paquete de incentivos para fomentar el consumo de cara a las elecciones nacionales de octubre próximo.

Al funcionario y amigo del presidente Mauricio Macri no le gustó que el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, propusiera un acuerdo con las petroleras como parte de las medidas para dinamizar la economía, junto con un congelamiento de las tarifas de gas y electricidad.

Durante una exposición del sector petrolero que se llevó a cabo el pasado 9 de abril, Lopetegui descartó la posibilidad de impulsar conversaciones con las principales petroleras del país para acordar alguna fórmula que evite que las naftas y el gasoil sigan subiendo de precio en los próximos meses.

Sin embargo, desde otros despachos oficiales confirmaron a iProfesional que se trata de una idea "que está dando vueltas y que no descartamos, por lo menos, impulsar".

De hecho, una medida similar fue usada por el Gobierno durante la gestión de Juan José Aranguren al frente del ex Ministerio de Energía, el año pasado cuando apenas ocurrió la primera devaluación de abril y el dólar tuvo un salto brusco se acordó con las empresas petroleras un congelamiento por 60 días.

El escenario del país era similar al actual, con una economía en recesión, con una fuerte caída del consumo y con el humor social que se iba corriendo hacia sensaciones cada vez más negativas.

Al marco doméstico se le sumó el aumento en el valor del crudo a nivel internacional que, producto de la suba del dólar, hizo necesario aportar un esquema tendiente a morigerar el impacto de esa suba en el país.

Las petroleras aceptaron mantener los valores vigentes en ese momento y compensar las diferencias resultantes de las variaciones de costos acumuladas en dicho período durante un lapso de seis meses.

Ese pacto no duró mucho ya que se interrumpió en junio del mismo año por una suba del Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC). Además, los valores de las naftas terminaron por incrementarse en 14 oportunidades y casi un 75% durante el año pasado a pesar de que las principales variables que determinan los valores como lo son el crudo y el dólar no tuvieron mayores cambios y hasta bajaron durante algunos meses como octubre.

Este año ya se computan dos incrementos el último de los cuales se dio a principios de marzo y que llevó los precios de la nafta premium, por ejemplo, a más de $50 en algunas zonas del país.

Estos aumentos respondieron a la misma ecuación que se viene aplicando para justificar los retoques. Es decir, el avance del precio internacional del petróleo, la apreciación del dólar y la actualización del ITC que, por la reforma tributaria, debe modificarse los primeros días de marzo, junio, septiembre y diciembre de cada año, según la inflación del trimestre anterior.

Pero algunos funcionarios ahora advierten sobre la necesidad de también dejar de lado el cronograma de ajustes para lo que resta del año, teniendo en cuenta además que el corcet puesto al dólar por el Banco Central para que no supere los $51 y las medidas para aplacar la inflación no harían necesarios grandes cambios en los precios de los surtidores.

En las petroleras consultadas por iProfesional, negaron haber mantenido contactos con el Gobierno para avanzar sobre el tema y se aferran a las palabras de Lopetegui de rechazo al congelamiento en este segmento.

Sin embargo, el secretario de Energía también había anticipado que las tarifas de luz y gas iban a mantener sus cronogramas de subas, lo cual no quedó reflejado en el acuerdo de estabilidad económica difundido por el Gobierno.

Por eso no se descarta que la promesa de Lopetegui en referencia a las naftas y el gasoil termine siendo solamente eso y que, en la práctica, ganen aquellos ministros que pretenden reclamarle a las petroleras un "esfuerzo" como el que se le pidió a las grandes fabricantes de alimentos, cadenas de supermercados, empresas de servicios públicos y al propio Estado nacional.



Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas