Más artículos

Al estilo de otros grupos españoles, Telefónica también deja de cotizar en la bolsa argentina

Al estilo de otros grupos españoles, Telefónica también deja de cotizar en la bolsa argentina
La operadora de telecomunicaciones europea pidió a las autoridades de la CNV la exclusión de sus acciones del régimen de oferta pública
Por Andrés Sanguinetti
09.05.2019 20.38hs Negocios

Un poco más de un año después de haber anunciado la intención de que Telefónica Móviles ingresara al régimen de oferta pública, el grupo español decidió congelar estos planes y a la vez deslistarse del mercado de valores local.

Hasta ahora, Telefónica S.A (TSA), venía cotizando en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires con un escaso movimiento y una pobre capitalización bursátil cercana a los $1.800 millones. Se trata de una cifra insignificante para las dimensiones de uno de los conglomerados de telecomunicaciones más importante a nivel internacional.

Con sede en Madrid, es considerada en la actualidad como la compañía de telecomunicaciones más importante de Europa y la quinta a nivel mundial y tiene presencia en más de 20 países de Europa y América, cuenta con 127 000 empleados que dan servicio a 315,7 millones de usuarios en todos los países donde opera. De ese total, 249,4 millones son móviles, y 17,6 millones son accesos a Internet de banda ancha.

En Argentina, compite con Telecom Argentina y Claro, brinda servicios a casi 20 millones de clientes de telefonía celular, fija e Internet y opera bajo el paraguas comercial de Movistar, marca que iba a ser listada en el índice Merval para cotizar a la par de su holding.

En ese momento, se entendía que su desembarco en los mercados bursátiles podía permitir la obtención de fondos adicionales para financiar planes de inversión por $18.000 millones que debe desplegar este año, una cifra similar a la que estima el 2020. La mayor parte de estos fondos se orientarán a transformar su red fija en una red de video, sus negocios digitales y el despliegue de la red 4G.

Sin embargo, los tiempos cambiaron y la inestabilidad económica de la Argentina, el incierto panorama financiero que se espera para los próximos años y el escaso interés que concentra el recinto bursátil local hicieron perder fuerza a esta estrategia que la operadora había planteado en marzo del año pasado.

De hecho, no solamente Movistar no desembarcará en la Bolsa local, sino que la propia Telefónica S.A (TSA) acaba de informar a las autoridades locales y a la Comisión Nacional de Valores (CNV), su decisión de solicitar la exclusión de sus acciones del régimen de oferta pública local.

Fuentes la propia operadora confirmaron la información a iProfesional y explicaron que la determinación fue tomada por la casa matriz española ante el actual contexto de globalización de los mercados de valores.

"Esto nos ha llevado a implantar una racionalización de los mercados de negociación en los que operamos, un proceso que se une al iniciado en abril pasado en la bolsa de Londres", agregan en la compañía donde además recuerdan que en los últimos años la acción de Telefónica SA se ha deslistado de los mercados de Alemania, Francia, Brasil y Japón.

El pedido para salir del Merval fue acercado por el Consejo de Administración de Telefónica, junto con el delisting de las acciones de Bolsas y Mercados Argentinos S.A. ("ByMA"), debido al escaso volumen de negociación.

De hecho, en la jornada de este miércoles, el volumen operado llegó a los $94 millones, con un precio máximo de $360 por acción que cotizan bajo las siglas TEF.

La operadora también acercó el pedido a las autoridades de la CNV "en el marco del procedimiento dispuesto por el inciso c) del Artículo 32, Sección VIII del Capítulo II, Título III de las Normas de dicho organismo", tal como explica el documento enviado a las autoridades regulatorias del mercado de valores local.

Si bien resta ahora saber qué alternativas ofrecerá TSA a los tenedores de sus acciones, Telefónica se une así a otras empresas españolas que decidieron dejar de cotizar en la Bolsa local. El último en tomar esta determinación había sido el Banco Santander que, si bien no tiene un importante movimiento en el régimen de oferta pública, es una de las principales entidades financieras que forman parte del Merval.

La decisión ya había sido adelantada por las autoridades del banco español en julio pasado, y fue explicada en la necesidad de encarar un proceso de racionalización de los mercados donde las acciones del banco tienen una cotización secundaria y con escaso volumen de negociación.

En la actualidad, la entidad se encuentra llevando a cabo el operativo retiro que se basa en distintas alternativas para canjear los títulos ofrecidas a sus accionistas locales en un proceso que se estima finalice entre agosto de este año y enero del 2020.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas