Más artículos

Monsanto espió a políticos, científicos y periodistas: Bayer tuvo que pedir disculpas

Monsanto espió a políticos, científicos y periodistas: Bayer tuvo que pedir disculpas
La empresa productora de herbicidas realizó inteligencia sobre personalidades de Francia y otros países de Europa. Los detalles
13.05.2019 17.43hs Negocios

El grupo químico alemán Bayer, dueño desde 2018 de Monsanto, presentó este domingo excusas porque su filial investigó ilegalmente a políticos, periodistas y científicos franceses en función de sus posiciones respecto a los organismos genéticamente modificados (OGM).

Los archivos incursionan no sólo en las posiciones de los centenares de investigados respecto a los pesticidas, de Monsanto y de los OGM, sino también abarcan informes sobre sus pasatiempos, capacidad de ser influenciados y direcciones y teléfonos personales, según una investigacion de prensa.

"Tras un primer análisis, entendemos que ese proyecto haya provocado inquietud y críticas. No es la manera en que Bayer trataría de dialogar con los diferentes grupos de interés y la sociedad, y en consecuencia presentamos nuestras excusas", escribió el grupo alemán en un comunicado.

El grupo alemán anunció que encargará a una firma de abogados que investigue el caso en todos sus detalles y comunique a todas las personas afectadas la información que se ha recopilado sobre ellas.

Bayer también dijo que cooperará con las autoridades judiciales francesas, que abrieron una investigación sobre las sospechas de investigaciones ilegales por parte del gigante estadounidense Monsanto.

Éste ha desarrollado el glifosato, el herbicida más utilizado en el mundo, que ha sido clasificado como "probable carcerígeno" desde 2015 por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer, una dependencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y ahora es vendido bajo la marca Bayer.

La actual investigación es el resultado de una demanda presentada por el diario Le Monde y uno de sus periodistas, incluído en los archivos. La demanda es por el delito de "recopilación de datos personales por medios fraudulentos, desleales o ilegales".

Monsanto habría encargado las listas a la agencia de comunicaciones Fleishman Hillard, que recopiló informaciones sobre cientos de políticos, científicos y periodistas.

Una tabla también destaca 74 "objetivos prioritarios" divididos en cuatro grupos: los "aliados", los "aliados potenciales para reclutar", las personalidades "para educar" y aquellos "para observar".

Lo que ha pasado "dice mucho sobre los métodos de los lobbistas, (...) hacen espionaje, Infiltración, influencia, a veces financiera, se indignó la ex ministra socialista de Medio Ambiente, Ségolène Royal, quien también fue incluida en las listas.

Inteligencia en otros países

Los archivos sobre periodistas, políticos y científicos que Monsanto encargó en Francia existen "muy probablemente" en otros países, admitió la empresa alemana Bayer, propietaria de la sociedad biotecnológica estadounidense, calificando tal práctica de "inapropiada".

"Parto claramente del principio que hay otros países europeos afectados" y que "muy probablemente esas listas existen", señaló Matthias Berninger, director de relaciones públicas de Bayer en una conferencia telefónica.

"No dispongo de informaciones ciertas", pero el contrato entre Monsanto y la agencia de comunicaciones Fleishman Hillard, que estableció esas listas con la posición de los afectados sobre cuestiones como los organismos genéticamente modificados "se extendía a toda Europa", señaló.

La compra de Monsanto

Bayer, gigante alemán de agroquímicos y drogas finalizó la adquisición de la compañía estadounidense Monsanto el año pasado por 63.000 millones de dólares.

Pero el acuerdo ha resultado estar plagado de otros costes enormes.

Apenas dos meses después de que se completó la adquisición, Monsanto perdió un caso ante un cuidador de escuela que padecía un linfoma terminal no de Hodgkin y que había demandado a la compañía por los herbicidas de glifosato Roundup y Ranger Pro.

Monsanto recibió la orden inicial de pagar 289 millones de dólares a Johnson, aunque la indemnización se redujo a 78,5 millones.

En marzo, la compañía perdió otro caso ante un jubilado estadounidense que culpa a su cáncer del herbicida y un tribunal le ordenó pagar 80 millones de dólares al demandante.

Bayer anunció el mes pasado que se habían iniciado en Estados Unidos más de 13.000 demandas relacionadas con el herbicida.

El domingo, Bayer dijo que se había comprometido a pedir a un bufete de abogados que evalúe las denuncias, que informe plenamente a todas las personas involucradas y que "apoye plenamente" a la oficina del fiscal francés.

Los institutos de investigación científica franceses INRA y CNRS también anunciaron este lunes que presentaran denuncia por el caso.

En un comunicado conjunto en el que anunciaron su decisión, el Instituto Nacional de Investigación Agronómica (INRA) y el Centro Nacional de Investigacion Científica (CNRS) franceses dijeron que la elaboración de esas listas "es inaceptable".

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas