Más artículos
Millonaria demanda contra la Ciudad por la construcción de polo comercial en estacionamiento del Hipódromo de Palermo

Millonaria demanda contra la Ciudad por la construcción de polo comercial en estacionamiento del Hipódromo de Palermo

Millonaria demanda contra la Ciudad por la construcción de polo comercial en estacionamiento del Hipódromo de Palermo
La sociedad a cargo del predio analiza denunciar al gobierno porteño por la decisión de expropiar la playa de Libertador y Dorrego
Por Andrés Sanguinetti
05.06.2019 11.22hs Negocios

La decisión del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de expropiar una playa de estacionamiento del Hipódromo de Palermo para construir un nuevo polo gastronómico y comercial en Palermo puede derivar en un costo juicio para la administración que conduce Horacio Rodriguez Larreta.

Se trata de un terreno que formaba parte del Parque Tres de Febrero y fue cedido por la Nación a la empresa Hipódromo Argentino de Palermo (HAPSA), en 1992 en el marco de la concesión otorgada a la empresa que lidera la familia Achaval en el predio hípico porteño. Sin embargo, en enero pasado, la Legislatura porteña aprobó una ley para permitir la creación de un nuevo centro comercial y paseo público.

En este marco, se espera un desenlace judicial por la propiedad del terreno luego de que iProfesional publicara el decreto del gobierno porteño que marca la finalización unilateral de la concesión de la playa de estacionamiento y la convocatoria a una licitación para levantar un polo gastronómico y comercial junto al Paseo de la Infanta en el marco de un plan con inversiones por u$s15 millones.

De concretarse, HAPSA quedaría habilitada para iniciar una demanda para obtener una reparación por el supuesto daño económico que le generaría la pérdida de este terreno de 30.000 m2 ubicado en la intersección de las avenidas Libertador y Dorrego y en el cual todavía funciona una playa de estacionamiento con capacidad para 1.000 vehículos.

Teniendo en cuenta que la decisión del gobierno porteño es irreversible y en caso de que HAPSA sea privada del uso de la Playa Gigena, la sociedad tendría derecho a reclamar los daños y perjuicios correspondientes al Estado nacional al entender que se trata de un predio sustancia para sus instalaciones y por el cual pagó un importante canon que, globalmente, llegó a los u$s60 millones.

Según pudo saber iProfesional, la playa de estacionamiento, conocida como Gigena, fue originalmente entregado a Lotería Nacional con la finalidad de resolver los problemas de tránsito que se generaban en Av. del Libertador los días en que habían reuniones hípicas. Un fundamento que para la empresa sigue vigente en la actualidad y que, por lo tanto debería mantenerse sin cambios.

Pero además, el pliego de la concesión del Hipódromo de Palermo expresamente incluía entre los bienes cedidos a la Playa Gigena, que HAPSA viene utilizando desde el inicio de la concesión en 1992 como estacionamiento de vehículos de los clientes y los empleados del Hipódromo.

De hecho, en el 2015, Lotería Nacional promovió un juicio contra el gobierno porteño, caratulado "Lotería Nacional S.E. c/ GCBA s/ Proceso de conocimiento" (Expte. N° 19250/15), que tramitó en el Juzgado Contencioso Administrativo Federal Nº 12, Sec. 23.

En esa demanda, la sociedad estatal reconoció el derecho de HAPSA sobre la Playa Gigena y obtuvo una medida cautelar para que no se afectase el uso del predio.

Pero con el cambio de autoridades en Lotería Nacional, tras la asunción de Cambiemos en el Gobierno, la causa fue desistida aunque los argumentos judiciales representan un claro reconocimiento del derecho de HAPSA para seguir operando el terreno.

En este marco, fuentes cercanas a la empresa recuerdan que las normas mediante las cuales se instrumentó el traspaso del negocio del juego de la Nación a la Ciudad establecidas por el Decreto Nº 743/16 y la respectiva ley del sector reclaman respetar los derechos adquiridos por los concesionarios.

En particular, se refieren al artículo 9º de la ley Nº 5785 en el cual se aclara que las salas de juego del Hipódromo Argentino y los buques casino situados en el Puerto de Buenos Aires, así como las salas de apuestas hípicas que funcionen a la fecha de la publicación de la presente Ley, podrán continuar operando hasta la finalización de los plazos originales o de las eventuales prórrogas de sus autorizaciones, permisos, concesiones o contratos, en las condiciones vigentes al momento en que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires asuma efectiva y plenamente la competencia en la materia respecto a cada una de las salas de juego ya existentes."

Pero más allá de estos argumentos legales, la Ciudad inició un proceso de desalojo de HAPSA del terreno que derivó en una causa judicial que se tramita en el Juzgado Contensioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires N° 1.

El 8 de febrero del 2017, la empresa contestó la demanda, solicitándo la suspensión del desalojo en virtud de la existencia del proceso judicial caratulado "Asociación del Personal de los Hipódromos Agencias Apuestas y aFines de la República Argentina C/ En – Lotería Nacional SE Y Otro S/Proceso De Conocimiento" (Expte. Nº 27603/16). Este juicio se tramita en el Juzgado de Primera Instancia Nº 12, Secretaría Nº 23 del Fuero Contencioso Administrativo Federal. Además, solicitó la citación de las autoridades nacionales y de Lotería.

Sin embargo, el 10 de noviembre del mismo año se rechazaron ambos pedidos en el marco de una sentencia que fue apelada por HAPSA. Dicho reclamo tampoco tuvo suerte y fue denegado el 31 de octubre del 2018 por la Sala III del fuero.

Esto llevó a que la empresa interpusiera un nuevo recurso de inconstitucionalidad contra la resolución denegatoria que, como el resto de las demandas, fue rechazado, quedando así firme la resolución de octubre del2017.

Con estos fallos favorables en su haber, el gobierno porteño se encuentra realizando las gestiones a fin de notificar la demanda a HAPSA y terminar por expropiar la playa de estacionamiento que, tal como anticipó iProfesional, será licitada en los próximos días con el fin de crear en el terrenoun nuevo centro comercial.

Según el decreto, la concesión se otorgará por un lapso de 15 años, prorrogable por única vez por otros cinco años y obligará al adjudicatario a usar por lo menos 1.000 m2 del predio para espacio público que permita extender la superficie del Parque Tres de Febrero.

Desde el gobierno porteño insisten en el objetivo de tirar abajo la playa de cuatro pisos, eliminar la zona enrejada para construir un paseo comercial que siga la línea del corredor turístico porteño, con locales, restaurantes, entidades bancarias y oficinas del estilo coworking.

Se encuentra en estudio además la construcción de un mirador. Y sólo una pequeña parte se reservará para playa de estacionamiento pero que cubra las necesidades de los visitantes del paseo y no de quienes concurren al Hipódromo de Palermo.

Se establece además que los fondos que ingresen por el uso y explotación del nuevo polo comercial y gastronómico serán utilizados para obras de creación o mantenimiento de espacios públicos de la Capital Federal.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Temas relacionados
Negocios en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído
Más sobre Negocios