Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Automotrices deben USD800 millones y podrán pagar hasta USD2 millones por mes

Automotrices deben USD800 millones y podrán pagar hasta USD2 millones por mes
El de la industria automotriz apunta a ser un caso testigo para otros sectores, ya que las restricciones para girar divisas alcanzan a todas las empresas
14.09.2019 09.53hs Negocios

La restricción a las empresas para girar divisas al exterior generó un terremoto dentro de la fábricas automotrices radicadas en el país, a las cuales la reciente disposición del Banco Central "calzó" con una deuda acumulada de más de 800 millones de dólares.

Por el momento, según dispuso el BCRA, sólo podrían ir pagando esa enorme masa de dinero en "mini cuotas", de no más de u$s2 millones mensuales por empresa.

En rigor, el de la industria automotriz apunta a ser un caso testigo para otros sectores, ya que las restricciones para girar divisas alcanzan a todo tipo de empresas. Las terminales son fuertes importadoras de vehículos terminados, que representan dos tercios de su oferta comercial en las concesionarias locales, y también de autopartes, ya que entre 60% y 80% de cada vehículo producido en la Argentina se hace con piezas importadas.

También hay terminales que tienen en plena ejecución inversiones millonarias para producir nuevos modelos, para lo cual también tienen deudas contraídas con proveedores de bienes de capital: en esa situación se encuentran al menos tres terminales con inversiones en marcha (Chevrolet, Volkswagen y PSA Peugeot Citroen).

Entre las restricciones de la comunicación A6770 que dispuso el Banco Central a comienzos de mes, se dispuso que las personas jurídicas "necesitarán conformidad (del BCRA) para comprar divisas para la formación de activos externos, para la precancelación de deudas, para girar al exterior utilidades y dividendos y realizar transferencias al exterior", según Clarín.

Esta semana, la entidad que preside Guido Sandleris agregó que el monto máximo por empresa para pagar deudas en el exterior contraídas antes del 31 de agosto pasado es de hasta US$ 2 millones por mes. Para la deuda "nueva", contraída después de esa fecha, no hay restricciones. Pero en las terminales plantean que no hay forma de negociar nuevas importaciones de piezas, o de vehículos, si tienen tabicado el pago de los envíos anteriores.

Dentro de las terminales, comenzaron a definir la nueva normativa como una nueva versión del cepo cambiario. "¿Cómo hago para pagar la deuda acumulada contra mi filial en Brasil? ¿Le tengo que pagar en 25 cuotas lo que hasta ahora le giraba en pocos meses?", se preguntaba un directivo de una de las terminales más vendedoras.

Fuentes del sector, en "off", estimaron que el stock de deuda sólo de las terminales agrupadas en la Asociación de Fabricantes de Automotores (ADEFA) acumula unos 800 millones de dólares. A ese monto falta agregar el de las empresas autopartistas que abastecen al mercado de reposición, que podría oscilar entre u$s150 y u$s200 millones, según las mismas fuentes,

Las empresas ya habrían tomado contacto con el BCRA, donde se les respondió que el reclamo para poder comprar una una cantidad sustancialmente mayor de divisas "está bajo análisis". Dentro del ministerio de Producción, el interlocutor habitual de estas empresas, admitieron que es muy poco lo que ellos puede hacer frente a este tema. "Este tipo de políticas las define el BCRA", fue la respuesta que escucharon los representantes de las terminales.

Otra restricción no menor para muchas de las automotrices es la disposición, también del Banco Central, para liquidar dólares provenientes de las exportaciones a los pocos días de haber sido facturados. El plazo actual (tras una modificación al plazo inicial de 15 días) es de 30 días posteriores a la facturación. Pero en las automotrices, no pocos mercados se ganan gracias a que se les cobra a los importadores de esos países con plazos que van de los 60 a los 180 días. Es el caso de algunas plazas de América Central, adonde llegan algunos de los pocos modelos fabricados en la Argentina que buscan romper con la "Brasil dependencia" en materia de exportaciones.

"En esos países las automotrices locales no se manejan con una filial de la marca, sino con importadores independientes que le pueden comprar tanto a la marca en la Argentina como en otro país, de modo que no se les puede andar exigiendo que les paguen antes de lo pactado", explicaron en una de las compañías afectadas.

"Lo mismo pasa con lo que en el sector llamamos empresas no vinculadas, esto es, que no son proveedoras de tu casa matriz o de una filial de la misma marca. Eventualmente, la casa matriz podría refinanciar la deuda con la filial argentina, ya que son la misma empresa. Pero con las empresas independientes no hay forma de negociar un nuevo plazo de pago si no se paga antes la deuda ya contraída", agregaron las fuentes.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Negocios en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Negocios
Te puede interesar