Más artículos
Se frenó el litio: la pandemia aniquiló la demanda y predomina la parálisis en los proyectos multimillonarios en la Argentina

Se frenó el litio: la pandemia aniquiló la demanda y predomina la parálisis en los proyectos multimillonarios en la Argentina

Se frenó el litio: la pandemia aniquiló la demanda y predomina la parálisis en los proyectos multimillonarios en la Argentina
El derrumbe de la venta de autos eléctricos y tecnología en todo el mundo congeló los planes de las mineras. La recesión generalizada complicará el futuro
Por Patricio Eleisegui
20.04.2020 10.36hs Negocios

La ausencia de demanda global por efecto de la expansión de la pandemia, sumado a una cuarentena extendida que congeló el movimiento de las compañías, colocó en situación de parálisis prácticamente total a los proyectos de minería de litio en la Argentina.

Semejante freno es reconocido tanto por fuentes vinculadas a GEMERA, la entidad que aglutina a las empresas de la exploración, como en el entorno de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM).

"La exportación prácticamente no existe, no hay movimiento en los salares. Ya en febrero empezó a sentirse una caída en la actividad por cuestiones de la economía del país. El coronavirus con la merma total de la demanda directamente erradicó la demanda", dijo a iProfesional un experto con cercanía a ambas organizaciones.

En la CAEM reconocen que la actividad en Salta, Jujuy y Catamarca se volvió prácticamente simbólica más allá de que a principios de mes hubo una flexibilización de la cuarentena para la actividad.

"Las compañías de litio estuvieron haciendo el esfuerzo de mandar exportaciones que estaban pendientes en el puerto. Pero la demanda es baja, está todo paralizado", destacó Alberto Carlocchia, titular de la cámara.

"No creo que los principales proyectos mineros lleguen a operar ni siquiera a un 50 por ciento de su capacidad. Pero no porque no quieran, sino porque las restricciones en el transporte no permiten a los trabajadores viajar de provincia a provincia", añadió.

Una muestra del parate, señalan en la entidad, puede ubicarse en la decisión de Livent Corp de suspender actividades y recortar 450 puestos de trabajo ni bien se prolongó la cuarentena. La firma en cuestión controla el proyecto Fénix (antes conocido como FMC Lithium) en Catamarca.

Es uno de los dos únicos emprendimientos que se encuentran en fase de explotación concreta en la Argentina. El otro es Olaroz, operado de forma conjunta por la australiana Orocobre, la japonesa Toyota Tsusho y la estatal jujeña JEMSE. Este último volvió a la actividad con la flexibización, pero ante la ausencia de pedidos del exterior el movimiento en sus instalaciones es mínimo.

"Después está la situación de Lithium Americas, que comenzó con complicaciones en la logística de la maquinaria por el Covid-19 y su explosión en China. Y después, a partir de la cuarentena, frenó la labor de casi 800 empleados y sólo dejó una guardia mínima en su obrador", contó a iProfesional otra voz con llegada a ambas entidades.

Lithium Americas participa del proyecto Cauchari en cercanías de Susques, en la provincia de Jujuy. La firma comenzó a detener su emprendimiento a partir de las complicaciones, siempre por efecto de la pandemia, para recibir equipamiento y materiales chinos para el desarrollo del yacimiento.

La llegada del Covid-19 a la Argentina, con las siguientes decisiones oficiales de desactivar el movimiento de personas, terminó por poner en el "freezer" un proyecto valuado en algo más de 560 millones de dólares.

Entre las consultoras que siguen la evolución del negocio hay coincidencias en que, más allá del caso particular argentino, la pandemia complicará de por sí a la minería de litio a nivel planetario a partir de una transformación del mercado automotriz que, dado el contexto, quedará para más adelante.

"La cuarentena va a afectar a la industria en todo el mundo", declaró recientemente Emily Hersh, socia gerente de DCDB, quien colocó como variable negativa el derrumbe en las ventas que ya exhibe el segmento de los autos eléctricos.

"El problema más grande para Argentina va a ser la recesión global, que va a retrasar la electrificación", agregó.

El primer mazazo para la extracción doméstica de litio en este 2019 tuvo en el primer trimestre del año cuando la francesa Eramet oficializó la decisión de suspender su proyecto de 600 millones de dólares pautado para el salar Centenario-Ratones, en la provincia de Salta.