Más artículos

Por la mayor circulación de autos vuelven las grúas de acarreo a la Ciudad

Por la mayor circulación de autos vuelven las grúas de acarreo a la Ciudad
Mediante un cronograma gradual, desde este lunes el sistema comenzará a ser implementado en las zonas donde ya funcionaba antes de la cuarentena
Por Andrés Sanguinetti
05.05.2020 06.38hs Negocios

Mientras el gobierno nacional sigue avanzando con medidas que permitan alivianar el derrumbe de ingresos que sufren millones de argentinos, en la Ciudad de Buenos Aires parecen tomar decisiones que van en sentido contrario a la necesaria solidaridad del sector público con quienes están sufriendo los efectos económicos de la cuarentena obligatoria.

Por lo menos así se puede inferir de la medida que acaba de tomar la Secretaría de Transporte porteña de restablecer el sistema de grúa y acarreo de vehículos que estacionen en lugares prohibidos.

La tarea había sido limitada mediante la Resolución N° 118/SECTOP/2020, que garantizó un servicio mínimo de acarreo por grúas en el micro y macrocentro para atender situaciones especiales de gravedad o urgencias tendientes a resolver asuntos de seguridad vial, lugares reservados para personas con discapacidad, acceso a las rampas y salidas de garajes.

Fuentes oficiales aclararon que el sistema se encontraba funcionando con un mínimo de grúas, prácticamente a pedido como por ejemplo, a partir de un un reclamo en la línea 147 por un auto mal estacionado en un garaje que impedía la salida de una funeraria.

Al comienzo de la cuarentena el estacionamiento se habilitó en determinadas arterias de la Ciudad pero donde estaba prohibido las 24 horas (como en Centro y Tribunales Peatonal), donde sigue prohibido. En este caso, se trata de calles angostas que, si se obstaculizan, dificultan el paso de los vehículos que necesitan circular. No se sacarán más grúas a operar si no que se pondrá mayor atención al control de estas calles. Es por eso que a partir de este lunes 4 de mayo, el gobierno que conduce Horacio Rodriguez Larreta comenzó un cronograma de restablecimiento pleno de este mecanismo de recaudación tributaria a través del cobro de fuertes multas a quienes estacionen de manera indebida.

La decisión oficial fue publicada en el Boletín Oficial de la Ciudad y tiene que ver con el incremento de circulación vehicular que registra la Capital Federal a partir de que se fueron sumando más sectores a los considerados esenciales y con libertad para funcionar más allá del "aislamiento social, preventivo y obligatorio".

Según los considerandos de la decisión, "a medida que se fue prorrogando el aislamiento social, preventivo y obligatorio, paralelamente se fue ampliando el espectro de las actividades y servicios declarados esenciales en la emergencia que se encontraban exceptuados del aislamiento".

Para las autoridades porteñas, esta situación provocó una mayor circulación vehicular en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires que exige restablecer de manera gradual el servicio de acarreo por grúas que opera en el marco del Servicio Público de Control y Sanción del Estacionamiento Indebido en el Micro y Macrocentro.

De acuerdo a la medida, esta situación conlleva la necesidad de que las empresas prestatarias del servicio comiencen a restablecer de forma gradual su normal funcionamiento a partir de un cronograma elaborado por la Dirección General de Gestión de Servicios de la Movilidad que contemple la cantidad de grúas operativas y los días y horarios de funcionamiento.

También se pide a las compañías Dakota y BRD, a cargo del sistema, la aplicación de un protocolo de actuación de emergencia por pandemia Covid- 19 para poder prestar el servicio de acarreo por grúas.

El protocolo debe tener en cuenta medidas sanitarias que indefectiblemente deben ser contempladas para llevar a cabo las tareas tanto por el personal que opera las grúas como por los agentes de control del tránsito afectados a estas tareas.

En el caso de los vehículos, al comienzo y finalización de cada turno, como mínimo, deben ser desinfectados mediante una solución compuesta a base de alcohol, lavandina, amoníaco u otro desinfectante aprobado por el Ministerio de Salud.

En especial, en superficies de alto contacto como el tablero, el volante, la palanca de cambios, el freno de mano, los asientos, las manijas internas y externas, los botones y las perillas, la radio, el sistema de refrigeración, los cinturones de seguridad y cualquier otro elemento con el que los operadores tomen contacto.

Con respecto al personal de grúa y los agentes de control deben tener en cuenta que la grúa sólo puede ser ocupada por un máximo de tres personas (chofer, acompañante y agente).

Ninguno de los ocupantes deberá haber tenido contacto con alguien que presente síntomas de coronavirus o que ya haya tenido un diagnóstico positivo. Además y antes del inicio de cada turno, deberá constatarse que los ocupantes del vehículo no presenten ningún síntoma de la enfermedad.

Se les deberá efectuar un control de la temperatura corporal antes del inicio de cada turno y tendrán que contar con tapabocas, máscaras de plástico, guantes y alcohol en gel para ser utilizados dentro y fuera del vehículo.

Con relación al personal que presta tareas en la playa de remisión de los vehículos, los sectores donde cumplen esas funciones deben ser desinfectados al inicio y al final del horario laboral.Otra medida establecida es la de mantener el distanciamiento social recomendado de dos metros y colocar la señalización correspondiente para tal fin.

Temas relacionados