Más artículos
Construirán un "nuevo Cariló" en un lugar prohibido de la Costa: así es el proyecto que genera polémica

Construirán un "nuevo Cariló" en un lugar prohibido de la Costa: así es el proyecto que genera polémica

Construirán un "nuevo Cariló" en un lugar prohibido de la Costa: así es el proyecto que genera polémica
La municipalidad de Pinamar pretende aprobar la urbanización de cientos de hectáreas cubiertas de vegetación. Organizaciones en Cariló denuncian el impacto
Por Patricio Eleisegui
26.07.2020 16.21hs Negocios

Se agiganta la polémica en el partido de Pinamar. La intención de activar un mega proyecto inmobiliario que comprende la construcción de prácticamente una nueva ciudad junto a Cariló mantiene en situación de reclamo y movilización a comerciantes y vecinos de la localidad.

Se trata de una iniciativa marcada por la controversia: impulsada por herederos de los fundadores del punto turístico y sendos inversores inmobiliarios, propone el loteo de hasta 700 hectáreas de bosques para la posterior construcción de complejos de departamentos, hoteles, polos gastronómicos y hasta un eventual centro comercial.

El proyecto en cuestión, estipulado para ser llevado a cabo en el transcurso de dos décadas, apunta a expandir la capacidad de alojamiento en el lugar a casi 30.000 camas siendo que, en la actualidad, Cariló ostenta una cantidad del orden de las 5.300.

La controversia gira en torno a las características de la superficie donde se llevará a cabo: gran parte se ubica bajo la figura de "paisaje protegido" según las normas vigentes en el distrito de Pinamar.

Los bosques en cuestión, de acuerdo a la regulación establecida, no deben sufrir modificaciones y menos con intenciones de uso comercial del territorio. Según pudo saber iProfesional, el Concejo Deliberante del distrito tratará el proyecto inmobiliario para su probable aprobación durante la segunda mitad de agosto.

Distintas organizaciones que se oponen a este eventual emprendimiento urbano señalan que la ampliación que se pretende choca de frente con el código urbanístico vigente en esa zona de la Costa.

La Sociedad de Fomento Cariló (SOFOCAR), Fundación Cariló y el Foro Amigos de Cariló son algunas de las entidades que buscan anular el desarrollo de este proyecto. Denuncian que el plan generará un desastre ambiental en tanta acabará con la reserva verde de la localidad, aumentará el riesgo de inundaciones, y complicará la disponibilidad de agua potable en toda la zona.

En tanto, desde firmas como Cariló de Guerrero SA, una de las interesadas en que el emprendimiento se lleve a cabo, aseguran que el impacto ambiental será igual a cero. Y que su evolución redundará en una mayor oferta de trabajo y nuevas inversiones para la localidad.

Detrás de la iniciativa privada aparece el mismo municipio de Pinamar, que a través de portavoces de áreas como Planeamiento en las últimas semanas remarcó que se trata de "tierras que son privadas y hay que desarrollarlas".

"Cuando se dice que esto es la hecatombe total para un pueblo, la verdad que no. El plan director se aplica sobre terrenos privados que en algún momento van a ser desarrollados y que están en estudio tanto a nivel local como provincial", declaró al respecto Ariel Galera, actual secretario justamente de Planeamiento.

Lo omitido por el funcionario: nuevamente el status de paisaje protegido que ostenta buena parte de la superficie de interés inmobiliario.

El área de bosques donde se desarrollaría el proyecto.
El área de bosques donde se desarrollaría el proyecto.

Resistencia vecinal

En diálogo con iProfesional, Miguel Anzel, titular de SOFOCAR, sostuvo que el plan en cuestión intentó ser aprobado en diciembre del año pasado, pero la presión vecinal logró que una demora y la creación de un consejo asesor integrado por entidades de la misma Cariló.

"La ordenanza vigente contempla ese consejo asesor y la exigencia de una evaluación y posterior dictamen respecto del impacto del proyecto. Vamos a exponer conclusiones sobre los efectos de la iniciativa tanto en el paisaje protegido como en las zonas donde se podría avanzar con emprendimientos", indicó.

"Pedimos que se respete el espíritu de la ley para el paisaje protegido. Y lo que no está contemplado dentro de esa área, que se desarrolle con accesos propios y resuelva su propia infraestructura de servicios y provisión de agua. Exigimos que no se utilice al actual Cariló como patio del fondo, que no se lo destruya con el tránsito de camiones, materiales y demás, con tal de iniciar este negocio", enfatizó.

Anzel explicó que la superficie a urbanizar, según el proyecto en cuestión, implicaría "levantar prácticamente otro Cariló" junto al actual.

Si bien el entrevistado reconoció que los titulares de las tierras sobre las que se pretende iniciar el proyecto "están en regla y tienen la propiedad", sostuvo que los vecinos y habitantes de la localidad turística "también tiene el derecho de plantear que se urbanice pero respetando el paisaje protegido, la normativa vigente".

"El proyecto sienta las bases de la zona de aquí a los próximos 30 años. Los propietarios de los terrenos nunca nos convocaron y las aprobaciones que se motorizaron el año pasado fueron a libro cerrado. La municipalidad está interesada en que se haga y en principio no nos dejó intervenir hasta que se habilitó al consejo asesor. El proyecto contempla áreas comerciales, de departamentos con servicios y hotelería. Un negocio multimillonario", especificó.

Organizaciones en Cariló
En Cariló alertan que el desarrollo transformará a la localidad en un "obraje", con movimiento de camiones

Pinamar, con el foco en la caja

Ya en la vereda de enfrente, en el Concejo Deliberante de Pinamar predomina el apuro por avanzar con el proyecto dado la caja que puede originar el emprendimiento.

"Cariló tiene casi el 60 por ciento de una mal llamada reserva forestal porque en realidad es una reserva urbana destinada al desarrollo urbanístico", declaró al respecto Matías Yeannes, titular de ese organismo.

"Hay varias familias propietarias de todo ese sector que después de muchos años pudieron ponerse de acuerdo en avanzar en un proyecto urbanístico, hasta tener un municipio que los escuchara y acompañara", añadió.

El representante de Juntos por el Cambio anticipó a medios locales su voluntad por promover una iniciativa marcada por la polémica ambiental.

"El proyecto está en el Consejo Asesor de Cariló. Estamos esperando el dictamen que no es vinculante pero ayuda al concejal a tomar decisiones, va a ser tratado en sesión porque no se puede dilatar más esto. El voto mío y del bloque en general va a ser así. Creo que en alrededor de un año pueden empezar a iniciarse obras", anticipó.

Temas relacionados
Lo más leído
Más sobre Negocios