Más artículos

El destino del Parque de la Costa: un "tire y afloje" del que toman parte Cristina, Massa, Kicillof y cientos de empleados

El destino del Parque de la Costa: un "tire y afloje" del que toman parte Cristina, Massa, Kicillof y cientos de empleados
Con el cierre definitivo como última opción, y un debate creciente en torno a estatizar o sumar a otro actor privado, su futuro sigue en la nebulosa
Por Patricio Eleisegui
18.11.2020 10.34hs Negocios

Sigue en la indefinición el futuro del Parque de la Costa. Pero las vicisitudes en torno a qué ocurrirá con el área de entretenimientos más grande de la Argentina pasaron del terreno de lo corporativo a la arena política, con protagonismo manifiesto de Cristina Fernández, Sergio Massa, Julio Zamora -intendente de Tigre- y los equipos técnicos de Augusto Costa, ministro de Producción de Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires.

Por el lado de la vicepresidenta, la idea base gira en torno a la estatización del emprendimiento, y ese fue el deseo que acercó a Zamora a mediados de la semana pasada. Con foco en blindar los puestos de trabajo actuales.

Pero, desoyendo la intención de Fernández -al menos hasta ahora-, el mandatario comunal movió en dirección contraria y hasta se permitió el faltazo en la reunión que los directivos de Sociedad Comercial del Plata (SCP) mantuvieron con representantes del Gobierno el miércoles de la semana pasada.

En representación de Kicillof, Costa sí participó del convite aunque desde la posición de no comprometerse a una estatización si no, en todo caso, comenzar a trabajar para la búsqueda de un socio privado que garantice la continuidad.

"Durante el encuentro los directivos del Parque de la Costa remarcaron el esfuerzo realizado hasta el momento para pagar los salarios, a pesar de no contar con ningún ingreso, habiendo acumulado gastos y pérdidas crecientes que al día de hoy son imposibles de afrontar", indicaron a iProfesional fuentes con conocimiento de lo dialogado.

"A este panorama se agregó la decisión del propietario del 50 por ciento del predio de no renovar el convenio de uso del mismo. Ante esta situación de extrema urgencia a nivel operativo, se informó a las autoridades pertinentes y a los empleados que a partir de noviembre se disminuirán las retribuciones netas y que sólo se podrán mantener en la medida que se registren los aportes de las ATP implementados por el Estado", añadieron.

La decisión de no cerrar el parque de manera definitiva parece ser el punto en el coinciden desde el intendente de Tigre hasta el ministro bonaerense. Igualmente, a Zamora la situación dejó de serle cómoda en los últimos días: su "rival" en el territorio y actual titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, habló de "salvar" el emprendimiento a como de lugar sumándole presión al jefe distrital.

El titular de la Cámara de Diputados, rival de Zamora en términos de hegemonía en Tigre, se expresó a favor de la continuidad.
El titular de la Cámara de Diputados, rival de Zamora en términos de hegemonía en Tigre, se expresó a favor de la continuidad.

Massa juega su partido

"Es un símbolo para Tigre. Hablé con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y con el presidente Alberto Fernández. Vamos a garantizar la continuidad de los empleos", declaró.

Massa enfatizó que su intención es "transmitirle a los trabajadores y a los representantes sindicales" tranquilidad por los hechos. Y añadió: "Malena Galmarini y yo estamos involucrados absolutamente en la continuidad del Parque".

Zamora, más allá de moverse como un hombre alineado con Cristina Fernández -de conocidos cruces con Massa-, se muestra renuente a la "municipalización" del complejo. En la comuna de Tigre entienden, al igual que la Gobernación, que la opción es ir por un nuevo privado antes que promover otro Interama.

Por supuesto que al vaivén político hay que sumar los movimientos de SCP, que sigue achicando presencia en esa zona del conurbano. A su manera, la empresa apura los tiempos de la política.

A la parálisis del Parque de la Costa la compañía le sumó en los últimos días el cierre definitivo del Tigre Center y el China Town. La misma suerte correría el Teatro Niní Marshall.

"Fui invitado a retirarme pero antes tuve que comunicarles a todos los empleados que tienen a su disposición el retiro voluntario", expuso el martes, a través de su espacio en la red social Twitter, Rodolfo Fast, ahora ex director artístico del Niní Marshall.

El teatro en cuestión se levanta sobre tierras que pertenecen a Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado (SoFSE). Esta última es la compañía que no renovaría el convenio de uso del suelo, tal como quedó expuesto en la reunión entre directivos y funcionarios antes mencionada.

Contexto de preocupación

Mientras tanto, los ánimos entre los más de 500 empleados del complejo no dejan de caldearse. Tanto el gremio de Pasteleros como de Espectáculos públicos se mantienen en estado de alerta y movilización.

El malestar del personal del Parque de la Costa responde tanto al recorte en el pago de los salarios -sólo perciben el 60 por ciento de los respectivos montos- como a la incertidumbre respecto de qué pasará con el área. Acusan a SCP de apurar el cierre definitivo siendo que la nueva etapa sanitaria permite la reapertura del emprendimiento con distancia social.

Si bien la compañía mantiene abierto un programa de retiros voluntarios -con indemnizaciones del 130 por ciento-, lo cierto es que el grueso de los empleados rechazó la opción y los gremios remarcan que aún rige la doble indemnización establecida por el Ejecutivo nacional.

El cierre definitivo redundaría en la pérdida de más de 500 puestos de trabajo.
El cierre definitivo redundaría en la pérdida de más de 500 puestos de trabajo.

"Hoy hay un problema de índole laboral", reconocieron desde el entorno de SCP. Se desconoce cuál será la respuesta del Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires ante un eventual incremento de la protesta.

Inaugurado hace más de dos décadas junto con el Tren de la Costa, el parque de diversiones recibía antes de la pandemia unos 800.000 visitantes al año. Ubicado en Tigre, en un espacio de más de 14 hectáreas sobre el río Luján, cuenta con un teatro, un parque de divertimento acuático (Aquafan) y China Town Tigre, entre otras atracciones.

Fue construido en 1997 como parte de un megaemprendimiento realizado por la ya mencionada Sociedad Comercial del Plata.

Luego de una crítica situación económica, el Tren de la Costa fue estatizado en 2013, durante el segundo gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Temas relacionados