Surtidores, en llamas: se perfila otra suba de la nafta y las estaciones atraviesan su peor momento económico en años

Surtidores, en llamas: se perfila otra suba de la nafta y las estaciones atraviesan su peor momento económico en años
La semana próxima vence la postergación establecida por el Gobierno a principios de diciembre. Los expendedores sufren por una demanda que no se recupera
Por Patricio Eleisegui
10.12.2020 11.35hs Negocios

A tono con el momento dramático que enfrentan otros sectores de la economía, las estaciones de servicio transitan su peor momento económico en años. Con ventas que siguen 25 por ciento por debajo de la etapa pre pandemia, un fuerte nivel de endeudamiento en muchos de los actores del rubro, y una quita de los ATP que pega de lleno en la capacidad para cubrir sueldos, los comercializadores transitan diciembre en medio de los interrogantes respecto de cómo seguir. O cuánto más se podrá aguantar sin cruzar las mangueras.

A esta cadena de complicaciones ahora se suma la incertidumbre respecto de cómo pegará en la demanda el aumento en los precios de las naftas que, salvo que se dictamine una nueva postergación oficial, cobraría forma a mediados de la próxima semana.

Ocurre que el martes 15 es el día que, vía decreto, estableció el Gobierno como límite para la postergación de una serie de impuestos correspondientes al combustible. "El incremento en los montos de impuesto correspondiente al segundo trimestre de 2020, surtirá efectos para la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil, desde el 16 de diciembre de 2020", se informó a través del Boletín Oficial a principios de diciembre.

De trasladarse al precio, la carga impositiva en cuestión tendría un efecto en el precio de las naftas del orden del 5 por ciento.

El litro viene de sufrir una suba en la última semana de noviembre, cuando las petroleras llevaron la unidad de súper a un piso de 63,60 pesos, la variante premium se consolidó en un mínimo de 73,40, mientras que las alternativas de diesel quedaron en 59,40 y 69,50, respectivamente.

En el decreto 965 que contempla el cambio para el 16, el Gobierno incluso anticipó lo que ocurrirá con los valores en el primer tramo del verano. "Las circunstancias actuales y la necesaria estabilización de los precios ameritan que la actualización del segundo trimestre de 2020 surta efectos desde el 16 de diciembre de 2020, inclusive, y que toda otra actualización se suspenda hasta el 15 de enero de 2021", se indicó.

En concreto, enero también sería otro período con incrementos para los automovilistas. Por supuesto que todo queda atado a la decisión oficial de mantener esta hoja de ruta o, en todo caso, aplicar prórrogas como ocurrió durante el primer día de este mes.

De aumentar el porcentaje antes mencionado, el litro de súper se acercará a los 67 pesos mientras que la unidad de premium partirá de los 77. El gasoil de menor precio, en tanto, se colocaría en los 62 pesos y su opción más cara pasaría a valer casi 73 pesos.

El segmento de las estaciones de servicio es otro de los afectados por la decisión oficial de quitar los ATP.
El segmento de las estaciones de servicio es otro de los afectados por la decisión oficial de quitar los ATP.

Las estaciones, en su peor momento

Esta modificación de valores cobraría forma en una instancia en la que el grueso de las estaciones de servicio sufre un "crac" económico indiscutible.

Fuentes ligadas a CECHA, la confederación que integra a los expendedores de todo el país, señalaron ante iProfesional que la demanda sigue al menos 25 por ciento por debajo de los números del primer trimestre del año. Y que ese porcentaje de caída "pone en peligro la supervivencia de muchas estaciones de servicio que hoy operan a pérdida".

"De mantenerse este ritmo de crecimiento tan lento -en los últimos 5 meses la demanda sólo subió 6 por ciento- recién para diciembre de 2021 se podría volver al volumen de ventas que había previo a la pandemia", indica un informe reciente de la organización.

Los actores de la actividad vienen de recibir un mazazo adicional: el Gobierno quitó la ayuda estatal ATP que permitía completar los sueldos.

La demanda de combustibles sigue 25 por ciento por debajo de los niveles pre pandemia.
La demanda de combustibles sigue 25 por ciento por debajo de los niveles pre pandemia.

"Creíamos que íbamos a estar con los ATP hasta el fin de la pandemia. Todavía seguimos con una caída del 25 en las ventas. Nosotros vendemos más que todo volumen. Los impuestos los seguimos pagando desde el primer día. Nos hubiese gustado que, si no nos van a dar el ATP, al menos nos dejarán no pagar impuestos. Si no tuviésemos que pagarlos no nos harían falta los ATP ni ningún tipo de ayuda. Pero seguimos abonando como si la situación fuese normal. Estamos en un momento crítico", dijo a iProfesional Gabriel Bornoroni, presidente de la entidad.

La combinación de factores en contra mantiene en situación de catástrofe a los estacioneros. Según CECHA, hoy 3 de cada 5 estaciones de servicio corre el riesgo de cerrar definitivo, mientras que el 85 por ciento de los sitios de venta no podría sostenerse en el mediano plazo si la situación -en términos de demanda- no mejora.

Temas relacionados
Negocios en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído