Más artículos

Carlos De Narváez evita el default de su holding y planea un nuevo desarrollo inmobiliario

Carlos De Narváez evita el default de su holding y planea un nuevo desarrollo inmobiliario
Logró el aval de grandes acreedores como Carrefour y Edenor para reestructurar una millonaria deuda y podría levantar una torre en el terreno de Al Río
Por Andrés Sanguinetti
18.02.2021 16.20hs Negocios

Con el respaldo de grandes acreedores como el grupo francés Carrefour, el empresario Carlos De Narváez está a punto de evitar la quiebra de su holding inmobiliario y lograr que la justicia le permita pagar cerca del 255 de una deuda total que supera los u$s250 millones.

En los últimos días, el hermano del ex diputado Francisco De Narváez, logró el aval necesario para cerrar el concurso preventivo de Ribera Desarrollos y el suyo propio y poner en marcha un plan para reestructurar ese endeudamiento.

Por lo menos así lo entendieron las síndicos del proceso María Silvia Vighenzoni y María Cristina Osso, quienes lo volcaron sus opiniones en un documento que le enviaron al juez de la causa para que avale el acuerdo de acreedores en los autos caratulados "Ribera Desarrollos S.A. S/ Concurso Preventivo S/ Incidente No 125 S/ Incidente Transitorio ", Expte. No 14/2019/125, en trámite ante el Juzgado Comercial No 12, Secretaría No 23.

De Narváez alcanzó las mayorías necesarias a partir del acuerdo que firmó con INC (Carrefour) hace un par de semanas como acreedor quirografario que prestó conformidad a la alternativa"C" de la propuesta ofrecida por el empresario, en el marco del acuerdo transaccional en el que también se presta el consentimiento al proyecto para la construcción de la nueva Torre Norte.

Según se desprende del informe de los síndicos, Ribera Desarrollo manifiestó que dicha conformidad alcanza al crédito quirografario reconocido en autos a favor de INC y también comprende la acreencia quirografaria que ha reconocido en dicho acuerdo marco y que está sujeto al reconocimiento por el Juzgado a los efectos de su inclusión en el pasivo concursal y en el cómputo de la mayoría obtenida.

El empresario Carlos de Narváez.
El empresario Carlos de Narváez.

De esta forma, habría obtenido no solo una mayoría de acreedores, sino también de capital que supera el 90% del pasivo verificado y declarado admisible.

El documento concluye que se encuentran cumplidas también las condiciones formales a las que se sujetó la propuesta concordataria en su alternativa "D", pidiendo que disponga la homologación del acuerdo preventivo.

En el escrito se deja constancia que con la conformidad de INC, De Narváez logró el aval de 60 acreedores quirografarios representantes del 83,43% del pasivo total ($ 5.486 millones), superando en 12 el número de mayoría de personas (necesitaba 48) y también el porcentaje del pasivo (necesitaba el 66,66%), para alcanzar la doble mayoría requerida por el art. 45 de la Ley de Quiebras para la categoría de acreedores quirografarios.

El total de acreedores computables que la justicia había verificado llega a los 93 por un pasivo computable algo mayor a los $6.576 millones, por lo cual precisaba la mitad más uno para iniciar el proceso de reestructuración.

En el caso de los acreedores privilegiados no hubo acuerdo por lo cual la sindicatura entiende que "quedarán sometidos al régimen establecido por el art. 57 de la LCQ, recuperando sus acciones individuales y resultando exigibles con posterioridad a la homologación".

Solución a una deuda con AFIP

En cuanto a los acreedores de créditos fiscales con origen nacional, en una presentación anterior Ribera Desarrollos informó y acreditó la cancelación total de una deuda con la AFIP mediante compensación.

Como el organiso fiscal estatal no rechazó el paper, la sindicatura entiende que no se encuentra controversia y que es lógica la extinción total de la deuda por compensación.

"Lo hasta aquí expuesto implica que la concursada ha obtenido la existencia de acuerdo preventivo, dentro de todas las categorías de acreedores quirografarios y fiscales, conforme a lo previsto por el art. 49 de la LCQ", detalla el informe de los síndicos, en el cual también se hace mención al final de la controversia entre De Narváez y Carrefour mediante el reconocimiento de créditos a favor del grupo francés y la renuncia de la cadena supermercadista a ciertos reclamos.

El levantamiento del concurso preventivo de Ribera Desarrollos también será posible por otro convenio firmado con Edenor, empresa a la que adeuda algo más de $2100 millones por la construcción de varias oficinas y estacionamiento en el complejo Al Río, de la localidad bonaerense de Vicente López que el empresario nunca inició.

El contrato forma parte de los créditos concursales y la distribuidora de electricidad lo había firmado mientras Marcelo Mindlin era su propietario.

Ese crédito fue ahora vendido por Edenor a Creaurban, la desarrolladora inmobiliaria que el dueño de Pampa Energía compró en el 2017 a Ángelo Calcaterra, primo del ex presidente Mauricio Macri, y que en la actualidad es comandada por su hermano, Damián Mindlin.

La sociedad pagará $400 millones por el boleto de compra venta de las oficinas y el estacionamiento que también debían levantarse en la Torre Norte del supuesto mega complejo comercial y de viviendas que De Narváez se había comprometido a construir en la intersección de las avenidas General Paz y Del Libertador.

En una reunión de directorio celebrada el mes pasado y encabezada por Ricardo Torres, presidente de Edenor, se definió aceptar la propuesta de Crearuban para comprar el crédito concursal con Ribera Desarrollos, desestimando de este modo otra propuesta que había sido presentada por IRSA.

A partir de esta operación y del acuerdo con Carrefour se puede suponer que el dueño de Ribera Desarrollos pretende reflotar parte del proyecto inmobiliario Al Río. La posibilidad se incluye como parte de la alternativa D, propuesta por De Narváez a sus acreedores y que consiste en la creación de un fideicomiso que permita levantar la Torre Norte y al que Ribera Desarrollos aporta el terreno, la superficie FOT necesaria y los m2 vendibles adicionales para financiar la iniciativa.

Es la misma variante que aceptó Carrefour, y que sería autorizada por la Municipalidad de Vicente López y que prevé desarrollar el proyecto en una zona de 60.500 metros cuadrados.

De esta forma, se crea el emprendimiento Nuevo Proyecto Torre Norte, que deberá iniciar las obras una vez que se levante el concurso preventivo de Ribera Desarrollos.

Temas relacionados
Negocios en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído