Se judicializa la pelea por reabrir: llueven los amparos y a los shoppings se sumaron los restaurantes y pizzerías

Se judicializa la pelea por reabrir: llueven los amparos y a los shoppings se sumaron los restaurantes y pizzerías
Propietarios y directivos accionaron en la Justicia ante la posibilidad de que se extienda el cierre. También hay reclamos de los gimnasios
Por Patricio Eleisegui
28.04.2021 18.50hs Negocios

Se recalienta la pelea por la reapertura de comercios y espacios de entrenamiento. A la decisión de los centros comerciales de iniciar una cruzada judicial con el fin de obtener luz verde para volver a operar se sumaron movimientos de rubros como las pizzerías, los restaurantes en general, algunos gimnasios e incluso los boliches y discotecas.

Sendos amparos elevados por cámaras y empresarios comenzaron a acopiarse en los juzgados en lo contencioso y federal, la mayoría de ellos como una suerte de paraguas ante la posibilidad concreta de que el Gobierno extienda las restricciones que vencen el viernes 30.

Uno de los más recientes corresponde a APPYCE, la asociación que nuclea a las pizzerías y casas de empanadas. "Considerando que las mencionadas normas afectan gravemente la actividad que representamos, APPYCE tomó la decisión de cuestionar judicialmente las medidas adoptadas por el Presidente de la República", expuso la organización mediante un comunicado al que accedió iProfesional.

"Las razones invocadas en el planteo, que incluye la solicitud de una medida cautelar para que se disponga regresar al estado anterior, se encuentran sustentados en que los decretos en cuestión vulneran garantías constitucionales", se añadió.

Para enseguida agregar que "además, se cuestionan como arbitrarias las medidas por no fundárselas en estudios científicos que avalen como eficientes las restricciones dispuestas".

Voceros de la entidad comentaron a iProfesional que las medidas implementadas por el Ejecutivo en estas últimas semanas vienen resultando fatídicas para la actividad. "Las medidas causaron una caída promedio del 40 por ciento" en la actividad comercial de las pizzerías. Los más afectados, señalaron las fuentes, corresponden a los emprendimientos del microcentro porteño.

La restricción que destierra la atención después de las 19 terminó "liquidando" el fuerte del rubro: la atención nocturna. Esta franja, en tiempos previos a la pandemia, representaba el 70 por ciento de la facturación de los comercios.

Desde APPYCE afirmaron recientemente que sólo el año pasado el sector perdió el 15 por ciento de sus comercios. Y que, por el mal momento económico profundizado en estas semanas, cerca del 35 por ciento de los locales aún en funcionamiento están en riesgo.

Según la entidad, durante 2020 bajaron sus persianas al menos 150 pizzerías sólo en la geografía correspondiente a la Ciudad de Buenos Aires. En términos de empleo, semejante "apagón" representó la pérdida de cuanto menos 1.500 puestos de trabajo.

En sintonía con las pizzerías, los restaurantes y bares nucleados en asociaciones como la AHRCC también se presentaron ante la Justicia para volver a operar sin límites de horarios y respetando el aforo establecido en estos últimos meses.

Al menos 150 pizzerías cerraron sus puertas desde que comenzó la pandemia.
Al menos 150 pizzerías cerraron sus puertas desde que comenzó la pandemia.

La entidad presentó un amparo pese a que el Gobierno oficializó la creación del Programa de Asistencia de Emergencia al Sector Gastronómico Independiente mediante el cual brindará un auxilio de 18.000 pesos para cubrir parte del sueldo de los trabajadores de la actividad.

A la par de la AHRCC y las pizzerías, la Cámara de Empresarios de Discotecas y Entretenimiento de Buenos Aires (CEDEBA) hizo una presentación similar ante la posibilidad de que se prolongue el veto a las salidas nocturnas.

También los gimnasios

Por su parte, distintos gimnasios particulares pidieron, vía judicial, poder permanecer abiertos utilizando el 30 por ciento de su aforo y cumpliendo con los protocolos establecidos para el sector.

En las últimas horas, dueños de centros de entrenamiento acudieron a la Justicia con un amparo para declarar inconstitucional el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) firmado por el Presidente ante el aumento de casos de coronavirus en el AMBA durante las últimas semanas.

El decreto prohíbe las actividades deportivas y recreativas en espacios cerrados, por lo que varias firmas trasladaron sus entrenamientos al aire libre.

En una de las denuncias presentadas, los propietarios de "Tuluka Fitness Club" afirmaron que el DNU viola "la autonomía de la Ciudad". Además, aseguraron que "afecta en forma directa e inmediata diversos derechos contemplados en la Constitución Nacional y en distintos tratados internacionales"

Por otro lado, la empresa WOD S.A. inició acciones legales contra el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. En su reclamo exige que se declare la nulidad del artículo 5 del DNU. Mientras que algunos clubes poseen instalaciones al aire libre, otros debieron trasladar las actividades a plazas y espacios públicos.

Los gimnasios están dentro de los rubros más afectados por las restricciones.
Los gimnasios están dentro de los rubros más afectados por las restricciones.

Los shoppings se suben al ring

Según indicaron a iProfesional desde la CASC, la cámara que integra a los centros comerciales, la entidad presentó un amparo ante el Juzgado Contencioso Administrativo Federal N°6 exigiendo la reanudación de la actividad. El pedido en cuestión cuenta con el respaldo de IRSA y Cencosud, dos de los principales operadores de shoppings de la Argentina.

Asimismo, indicaron también desde la CASC, Recoleta Mall, El Solar y Devoto, son otros de los emprendimientos que elevaron una medida judicial con el mismo pedido. Los centros comerciales proponen una reapertura con limitación horaria y el establecimiento de un aforo para evitar las aglomeraciones.

Señalan que, de prolongarse el cierre más allá de abril, entrará en riesgo la continuidad de más de 13.200 empleos sólo en Capital Federal. A la par, pronostican un nuevo estallido en las estadísticas de locales vacíos, aspecto que había comenzado a revertirse en el último tramo de 2020.

"El amparo que presentamos tiene el acompañamiento de las empresas del sector. Y también hubo otros centros comerciales que avanzaron por su cuenta. Estamos esperando definiciones en torno al expediente", dijo a iProfesional Mario Nirenberg, presidente de la CASC.

"Mientras tanto, todo continúa cerrado y complicando fuerte la supervivencia de los locales y el empleo. Entendemos la grave de la situación sanitaria, pero consideramos que con aforo y pautas de horarios podríamos operar sin que eso complique el escenario de contagios", añadió.

Nirenberg reconoció que el sector de los centros comerciales da por descontado que el Gobierno extenderá las restricciones por al menos otros 15 días. Sostuvo que el escenario para el rubro es peor que el de 2020 en tanto los comerciantes ahora carecen de ayudas oficiales como los ATP que, durante buena parte del año pasado, permitieron cubrir el 50 por ciento de cada sueldo.