Restaurantes y bares, solo con delivery y take away el fin de semana: anticipan "desastre comercial"

Restaurantes y bares, solo con delivery y take away el fin de semana: anticipan "desastre comercial"
El oficialismo evalúa acotar la actividad gastronómica a las modalidades de delivery y "take away". Las restricciones se activarían el próximo sábado
Por Patricio Eleisegui
19.05.2021 18.15hs Negocios

"No alcanzan las manos para agarrarse la cabeza". De esa forma sintetizaron la sensación que predomina en la gastronomía tras conocerse que el próximo sábado y domingo habrá cierre para el consumo en los locales del sector. Aunque resta la oficialización, en la actividad anticiparon a iProfesional que la medida regirá por un lapso inicial de tres fines de semana.

La gastronomía, como en la etapa más dura de la cuarentena del año pasado, sólo podrá operar mediante las modalidades de delivery y "take away", es decir, los pedidos para retirar. Empresarios del ramo consultados por este medio sostuvieron que estas opciones "no mueven la aguja", sobre todo en los emprendimientos "clásicos".

 

Desde entidades que también integran a los comercios dedicados a esta actividad fueron contundentes a la hora de exponer cuál será el efecto que provocará el nuevo parate. "Nos termina de hacer bolsa", graficó Fabián Castillo, presidente de FECOBA, la federación del comercio y la industria.

"El sábado es el día que mediamente permite equilibrar los números de sectores como la gastronomía. Lo que no se vendió en la semana muchas veces mejora a partir de lo que se comercializa en esa jornada. Es el momento en que la gente suele salir, al menos los pocos que se animan", dijo a iProfesional.

"Reducir el movimiento de los restaurantes al delivery o el ‘take away’ es una locura. Esa una opción que, con suerte, a algunos les acerca una facturación del 10 al 15 por ciento de lo que representa una jornada sin ese tipo de limitaciones", afirmó.

El sábado
A la par de restringir la actividad, el Gobierno sigue sin activar nuevas ayudas para la gastronomía.

Castillo remarcó que establecer un cierre total durante los fines de semana "acelerará el desastre" que hoy transitan los bares, las pizzerías y la gastronomía en general.

"De los emprendimientos que quedan en pie, la enorme mayoría se endeudó muy fuerte para reabrir en los últimos meses. Hoy no tienen espalda para soportar una nueva reducción de los días de trabajo. Ya la facturación que registran hoy es catastrófica. Nuevamente, están empujando a los restaurantes a un nuevo período de cierres", enfatizó.

El directivo también se mostró disconforme con el modo en que Nación y la Ciudad diseñaron las medidas que vienen. "Se están limitando a llamarnos para informarnos la decisión y nada más. No hay consultas respecto del estado de los sectores productivos. Y tampoco señales de que habrá ayudas para aliviar el cierre que van a imponer. Esta es una película cada vez más de terror", dijo.

"No mueve la aguja"

Desde la Cámara de Restaurantes porteña, fuentes interpeladas por iProfesional reconocieron que las modalidades de delivery y "take away" no alcanzarán para compensar la caída en la recaudación que generará la imposibilidad de atender incluso en las veredas.

"El delivery no representa para nada un porcentaje importante en la facturación para los restaurantes. A los emprendimientos clásicos no les mueve el amperímetro", comentó un alto directivo de esa organización.

Aunque resta la oficialización de las medidas, el Gobierno discute imponer fuertes restricciones a la movilidad a partir del próximo fin de semana.

Lo hará a través de medidas que regirán a lo largo de, precisamente, tres fines de semana. Se avalará la circulación de los denominados "esenciales", mientras que habrá un veto a las actividades al aire libre.

Los gastronómicos aseguran que el delivery
Los gastronómicos aseguran que el delivery "no les mueve la aguja" a la hora de hacer caja.

Como ocurriera el año pasado en la etapa de Fase 1, todo indica que el oficialismo sólo mantendrá abiertos comercios como supermercados, ferreterías, farmacias y verdulerías.

Los especialistas e infectólogos que asesoran al Ejecutivo adelantaron que es necesario aplicar "medidas más restrictivas", pero en períodos de tiempo acotados para garantizar el cumplimiento de los ciudadanos. Además, insistieron en aumentar los testeos.

Respecto de estos últimos ítems, Eduardo López, infectólogo del Hospital Gutiérrez, declaró en las últimas horas que "es evidente que hay una meseta muy alta y tuvo tendencia a aumentar en los últimos días. La media epidemiológica del número de casos fue mayor que la semana anterior".

"Creo que la gente tiende a incumplir las cuarentenas largas. Hay que lograr que la comunicación tenga un impacto, sobre todo en los jóvenes", completó.