¿Cuál es la distribuidora eléctrica que aumenta inversiones para evitar cortes en el invierno?

¿Cuál es la distribuidora eléctrica que aumenta inversiones para evitar cortes en el invierno?
Edelap, la mayor empresa de electricidad bonaerense, inaugura una nueva subestación en el marco de un plan de inversiones por $1.300 millones
Por Andrés Sanguinetti
24.05.2021 11.11hs Negocios

A pesar de que el escenario de incertidumbre que se mantiene sobre el futuro del sector energético por la recesión económica y la falta de actualización de los cuadros tarifarios a los niveles reclamados por las empresas, las distribuidoras decidieron mantener sus inversiones para mantener el servicio en las condiciones adecuadas.

La decisión implica también evitar profundizar las complicadas relaciones que las compañías tienen con el Gobierno y, a la vez, cumplir con las obligaciones que emanan de las concesiones mientras se abre la instancia de negociación con las autoridades para renegociar los contratos y la evolución futura de las tarifas.

En este contexto, la Empresa Distribuidora de Energía La Plata (Edelap), acaba de poner en marcha una nueva subestación que construyó en la localidad de Bavio, partido de Magdalena, como parte de un plan de inversiones por $1.300 millones en su zona de influencia diseñado a partir de la emergencia sanitaria producida por la pandemia del Covid-19.

La nueva subestación desarrollada por la mayor distribuidora eléctrica de la provincia de Buenos Aires incorpora 15 MVA (megavatios) adicionales a su sistema de Alta Tensión, y dos nuevas líneas troncales de 13,2 kV pertenecientes a la red de Media Tensión.

Según informó la compañía, la obra permitirá mejorar la confiabilidad y la operación de las redes que brindan suministro a las industriales de la región, y a todos los usuarios de la zona sur de La Plata.

La subestación Bavio se encuentra emplazada en General Mansilla (Ruta 54 km 8) partido de Magdalena, y se vincula a la red de Alta Tensión a través de una línea de 132 kV desde la que recibe energía proveniente de la Subestación La Plata, subestación cabecera de Edelap.

Según, Gonzalo Peluso, intendente de Magdalena, "la obra le permitirá a la zona contar con mayor cantidad de potencia en su servicio eléctrico, lo cual significa trabajo; energía disponible para que crezcan las empresas presentes o para que se instalen empresas nuevas y más energía para todo el distrito y sus vecinos. Celebramos el compromiso de la distribuidora para realizar esta inversión en la red eléctrica."

En el mismo sentido, Marcelo Corda, gerente General de Edelap, manifestó explicó que la nueva Subestación Bavio y su red asociada amplía la capacidad instalada en la zona y brinda más energía para todas las actividades productivas actuales y futuras, así como a los hogares, comercios, centros de salud y otros servicios públicos de Magdalena, beneficiando también a la zona sur del partido de La Plata. "Forma parte de un plan de trabajo presentado a la provincia de Buenos Aires y durante su ejecución hemos contado con la colaboración del Municipio", agregó el ejecutivo de Edelap, empresa que durante el primer trimestre de este año sufrió pérdidas por $114 millones contra ganancias por $231 millones en igual período del 2020.

Según se desprende de sus estados financieros, entre enero y marzo pasados Edelap mostró números positivos antes de descontar el impuesto a las Ganancias por $96 millones que parte de una ganancia bruta operativa de $166 millones, con gastos de comercialización por $228 millones y $142 millones en concepto de gastos de administración.

Asimismo, registró una ganancia de $25 millones por otros ingresos y egresos netos, y una ganancia neta por resultados financieros de $276 millones. Pero el pago de Ganancias le generó una pérdida de $210 millones lo que, en conclusión muestra un resultado integral negativo para el primer trimestre del año.

El impacto del Covid-19

Al igual que el resto de las distribuidoras, la llegada del Covid-19 impactó en sus servicios teniendo en cuenta que la pandemia produjo un cambio profundo en las relaciones sociales y económicas a escala global e impactó de lleno en la actividad económica y generó transformaciones en los patrones de consumo, en las formas de producción y en la movilidad de las personas.

Si bien las compañías continúan con sus operaciones dado que la actividad está caratulada como esencial en los términos de la emergencia sanitaria, las limitaciones impuestas afectan a la demanda de energía y los plazos de recuperabilidad de los créditos.

Es por eso que desde Edelap, pasando por Edenor y Edesur y el resto de las distribuidoras del país, trabajan de manera focalizada para mitigar en la medida de lo posible los efectos de las restricciones por esta pandemia, tomando todas las medidas operativas y financieras a su alcance.

El impacto del Covid-19 en el sector eléctrico causó una fuerte caida del consumo y pérdidas en las empresas
El impacto del Covid-19 en el sector eléctrico causó una fuerte caida del consumo y pérdidas en las empresas

En el caso de Edelap consideran de todos modos que con el avance de la vacunación masiva para inmunizar a la población, el escenario de recuperación económica luce factible y que el 2021 será un año en el cual se buscará que los salarios recuperen poder adquisitivo y esto impulse el consumo privado. Por tal motivo entienden también que la inflación será un tema central.

En su último informe de estados de resultados enviado a la Comisión Nacional de Valores (CNV), la compañía entiende también que durante este año se negociará, entre otras cosas, la actualización de las tarifas de servicios públicos que ya tuvo una primera definición luego de que el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, decidió permitir un aumento del 7%.

Los bajos niveles de actualización tarifaria obligan a las distribuidoras a operar sin poder equilibrar sus altos costos de operación, que no se ven reflejados en los ingresos y que las lleva a tener que refinanciar sus deudas, por ejemplo, con Cammesa, la empresa estatal que regula el mercado eléctrico nacional.

Respecto a este tema, Edelap considera primordial retomar el proceso de normalización del mercado eléctrico, "lo cual permitirá enfocarnos en ejecutar nuestro plan de inversiones para de esa manera mejorar sustancialmente los indicadores de calidad de servicio percibidos por el usuario, reducir el hurto de energía, mejorar la cobrabilidad, incorporar tecnología y, en general, optimizar toda nuestra operación técnica y comercial, mediante una cultura de innovación continua y la adopción de las mejores prácticas de trabajo".

De esta forma, no sólo estará cumpliendo con el compromiso de mantener y expandir la red de distribución, sino que también mejorará la calidad del servicio posibilitando el crecimiento del sector productivo y satisfaciendo las necesidades de sus clientes que se encuentran distribuidos en varios partidos de la Provincia de Buenos Aires como son La Plata, Magdalena, Berisso, Ensenada, Coronel Brandsen, Punta Indio.

El control societario de Edelap se encuentra repartido entre Compañía de Inversiones en Electricidad S.A (51%); Luz de La Plata (31,94%).

Sin embargo, como Luz de La Plata posee el 54,81 % del capital de Compañía de Inversiones en Electricidad, su participación directa e indirecta sobre el capital accionario de Edelap es del 59,89 %. Los restantes accionistas son DESA Instrumentos Energéticos con el 7,06%; Desarrolladora Energética S.A. (DESA) con el 9,13% y el Programa de Propiedad Participada (PPP), con el 08%.

Temas relacionados
Negocios en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído