Se acabó la paciencia del comercio: "rebelión fiscal" y resistencia por parte de restaurantes, locales y gimnasios

Se acabó la paciencia del comercio: "rebelión fiscal" y resistencia por parte de restaurantes, locales y gimnasios
Empresarios de Rosario, Tucumán, Córdoba y la provincia de Buenos Aires ya avisaron que vuelven a la actividad más allá de lo que decida el Gobierno
Por Patricio Eleisegui
27.05.2021 11.31hs Negocios

El malestar que acumulan los comercios por la sucesión de meses con actividades restringidas o directamente cerradas encendió la mecha de la resistencia. Y una muestra contundente de este estado puede apreciarse en las distintas acciones –y decisiones– que vienen motorizando en las últimas horas desde la gastronomía a los locales comerciales en general.

Con la voluntad firme de anular por completo cualquier atisbo de posible continuidad del cierre, temor que crece cada vez con más fuerza entre los empresarios ante la intensificación de los contagios, estos actores no pierden oportunidad para dejar en claro que el próximo 31 abrirán las puertas de los emprendimientos sí o sí.

Pero también están aquellos que directamente se declararon en rebeldía y ya el último fin de semana atendieron en las veredas, aunque rige el impedimento oficial. Una muestra de esto puede ubicarse en la ciudad de Tucumán, donde los comerciantes en más de un caso incluso volvieron a atender dentro de los locales.

"¿Tu trabajo te da de comer? ¡Tu trabajo es esencial!", es la leyenda que desde el sábado pasado viste la mayoría de los ventanales en la capital provincial.

"Junto a la fuerza de sus asociados llamamos a defender la fuente laboral del sector, que abarca tanto a propietarios como al personal. Las restricciones son imposibles de cumplir ya que se nos acabaron las reservas y se pretenden ejecutar, sin medidas económicas que atenúen el daño que provocan las prohibiciones", informó la local Cámara de Actividades Gastronómicas vía un comunicado puesto a circular en días recientes.

En Córdoba, en tanto, la representación local de FEHGRA, la federación que integra a los hoteles y restaurantes, participó en una marcha contra las medidas aplicadas por el Gobierno que se llevó a cabo el 25 de mayo. La entidad explicitó su posición en sus espacios en redes sociales como Instagram.

"Exigimos una reparación económica ya que es imposible continuar, más allá de estos nueve días de cierra de las actividades que ya se han perjudicado de manera devastadora, con la consecuente pérdida de empleo y sus dramáticas derivaciones", indicó la organización a través de un texto divulgado hace dos días.

Desde la también cordobesa AEHGC anticiparon que no aceptarán un día más de cierre una vez que concluya el decreto vigente. "El 31 de mayo ¡abrimos! Sin trabajo no hay futuro. Sin empresas no hay empleo. Sin recursos no hay sistema de salud", expuso la entidad mediante un flyer rápidamente viralizado.

Mar del Plata es otra capital de los ánimos caldeados. En esa ciudad, la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica anticipó que abrirá el 31 más allá de las decisiones que implemente el oficialismo en los próximos días.

"Abrimos el 31 de mayo, sosteniendo empleo, protocolos y aforos, medidas que nos han permitido demostrar que no hubo registros de contagios. Proponemos control y severa sanción a quien no cumpla con los protocolos aprobados. Generemos trabajo digno para los hombres y mujeres de nuestro país", notificó la entidad.

"La importante caída de los ingresos hace imposible cumplir con las obligaciones salariales y financieras, y se suman las dificultades para acceder al financiamiento para capital de trabajo. Necesitamos certidumbre. Estamos agobiados de cumplir con las fases que nos hicieron retroceder a todos. Basta de discursos vacíos y promesas incumplidas. Basta de cambiar las condiciones que habilitan o no a trabajar", fustigó.

Los empresarios cordobeses
Los empresarios cordobeses levantarán persianas el 31.

Rosario, a la cabeza

Como expuso iProfesional en las últimas horas, el sector gastronómico de Rosario acaba de declararse en cesación de pagos.

"En tanto no se destine al sector una ayuda económica efectiva, los bares y restaurantes de la ciudad no podrán pagar los tributos aplicados a la actividad", informó la Asociación de Empresarios Hoteleros y Gastronómicos a través de un comunicado.

Desde la entidad se notificó que, entre las cargas impositivas que el sector debe abonar, los comerciantes interrumpirán el pago de las provinciales Aguas, EPE, Litoral Gas, Impuesto Inmobiliario e Ingresos Brutos, las municipales TGI, DREI, y ETUR, y las nacionales IVA, Ganancias, y todo lo concerniente al artículo 931 –esto es, cargas sociales, obra social, ART, seguros–.

"Son 14 meses de trabajo que sólo permiten afrontar deudas de forma parcial y el pago de sueldos. Los bares y restaurantes, en el mejor momento, han trabajado con el 50 por ciento de capacidad y hasta las 2 de la mañana. Luego, trabajaron con el 30 por ciento y con horarios de cierre que oscilaron entre las 19 y las 23", amplió la entidad.

Para luego añadir: "La limitación no es el único impedimento para la actividad, también lo es la falta de organización, de previsibilidad y de planeamiento que dejan a los gastronómicos sin posibilidad de prever la cantidad de materia prima que necesitarán, debido a que las medidas se anuncian sin anticipación".

A este movimiento acaba de plegarse la Cámara de Gimnasios de Rosario, que también informó que el rubro dejará de pagar los impuestos ante la falta de ingresos.

"La realidad es que no podemos afrontar pagos de nada, estamos viendo de qué manera afrontamos lo que sigue. Se termina el mes y hay que hacerles frente a sueldos, cargas sociales y la ayuda del Estado resulta insuficiente, es imposible", declaró Walter Pedemonte, integrante de la organización.

El segmento pide que se exima "de forma directa a nuestro rubro del pago de impuestos y servicios; intervengan con las empresas concesionarias de servicios públicos para el no cobro de tarifas; intervengan y subsidien a los dueños de locales por el monto no percibido de los alquileres; intervenga y subsidien a nuestros empleados y trabajadores autónomos del sector respecto al pago de sus salarios y honorarios; y, además, se exonere del pago de aportes y rubros patronales y sindicales".

También solicitó "la exención del impuesto de Ingresos Brutos, la reducción del IVA al 10,5, el congelamiento de tarifas de servicios por 24 meses y un plan de asistencia para el pago de sueldos por 24 meses".

La gastronomía de Mar del Plata expuso su posición en redes sociales.
La gastronomía de Mar del Plata expuso su posición en redes sociales.

Mientras tanto, en Capital Federal

Desde FECOBA, la federación que integra a comercios e industrias, su titular, Fabián Castillo, sostuvo que la situación es insostenible a partir de un endeudamiento acrecentado en los últimos meses por la inactividad económica.

"El Gobierno debería dejar de hacernos pagar impuestos si la idea es mantener la situación del comercio tal como está ahora. Hoy tenemos a muchos comerciantes afrontando juicios porque, a raíz de la inactividad, no pudieron seguir afrontando el pago de los impuestos", dijo a iProfesional.

"Estamos pidiendo la intervención de organismos como la AGIP para que nos acerquen soluciones con vistas a frenar el cierre de pymes. Ya veníamos golpeados de etapas como el 2018 y el año pasado chocamos contra un iceberg sin tener un solo salvavidas. ¿Cómo pagás si estás 7, 8 meses sin poder trabajar? Sin llegar a lo que ocurre en Rosario, muchos comerciantes están incumpliendo porque no tienen con qué saldar deudas", remarcó.

Castillo sostuvo que el sector sigue pidiéndoles a los distintos gobiernos –Nación y Ciudad– la eximición extendidas del abono de conceptos como Ganancias, cartelería, Ingresos Brutos o ABL.

Por el lado de los gastronómicos, Daniel Prieto, presidente de la AHRCC, la asociación que nuclea a restaurantes, bares, hoteles y confiterías porteños, sostuvo ante iProfesional que lo decidido por los empresarios rosarinos "nos tomó completamente por sorpresa".

"La idea de nuestra organización es siempre apostar por el diálogo con los gobiernos. Y buscar que se instrumenten medidas para pagar las obligaciones. A nivel nacional se bajaron algunas contribuciones y el REPRO se hizo más extensivo, aunque no llegó a todos", afirmó Prieto.

"Por supuesto que nosotros queremos acompañar las medidas sanitarias, pero desde el trabajo. No tenemos más espalda económica para solventar los negocios, pagarles a los proveedores, sostener los sueldos, cumplir con los alquileres. Entendemos que hay filiales del sector que estén reaccionando porque la situación es dramática", finalizó.

Negocios en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído