¿Una solución para Garbarino?: la empresa negocia con un nuevo grupo inversor

¿Una solución para Garbarino?: la empresa negocia con un nuevo grupo inversor
La cadena de electrodomésticos adeuda sueldos a los empleados y crecen las quejas de los clientes. Expectativa por una posible salida de la crisis
Por iProfesional
14.07.2021 21.52hs Negocios

En medio del desplome de sus operaciones y de reclamos laborales por sueldos impagos, la cadena de electrodomésticos Garbarino informó este miércoles que está negociando con un nuevo potencial inversor, cuyo aporte posibilitaría una solución a la crisis.

La novedad fue comunicada por la  la vicepresidenta de Garbarino, Mariana Casares, al Ministerio de Trabajo en una audiencia en la también estuvieron presentes representantes de los empleados. Debido a la posibilidad de que surjan novedades en los próximos días, la cartera laboral convocó para el miércoles próximo a una nueva audiencia.

El grupo interesado sería uno habituado a trabajar con empresas en crisis, trascendió desde el ministerio.

Además, según indicaron a iProfesional fuentes gremiales, Carlos Rosales, propietario de la compañía, negocia contrarreloj la eventual venta de Garbarino Compumundo a una compañía estadounidense de comercio electrónico. "También dialoga con grupos de empresarios rosarinos", dijo Domingo F., uno de los representantes de los trabajadores afectados por los incumplimientos de la firma.

Crecen las entregas incumplidas

La crisis que atraviesa Garbarino no deja de ganar en intensidad y no pasa semana sin que la operatoria de la compañía de muestras de colapso.

Mientras sigue sin definirse la situación de al menos 4.400 empleados, que continúan haciendo efectiva la protesta en el grueso de los locales aún en pie de la compañía, se intensifican los incumplimientos por efecto de la parálisis comercial que predomina en la cadena.

Transcurrida una jornada de la marcha que varios "colaboradores" de la firma llevaron a cabo hasta la puerta de la Dirección Nacional de Relaciones de Trabajo, los popes de la empresa continúan sin acercarles soluciones a los miles de familias afectadas por la ausencia total de cobertura médica y la falta de pago de salarios.

La empresa sigue sin cumplir con obligaciones como el abono de los sueldos, que ya suma tres meses de cortado. Tampoco viene llevando a cabo el pago de las cargas sociales y, según los empleados autoconvocados, también adeuda aguinaldos.

"La situación actual es una combinación de salarios impagos, falta de cobertura médica y social y locales cerrados. De los 200 que llegó a tener la cadena hoy suman más de 55 los que están con las persianas bajas. En varios de ellos permanecen muchos de nuestros compañeros en un intento por salvar las fuentes de trabajo. Comen y duermen en esos mismos lugares", comentó el portavoz a iProfesional.

A la par de la situación laboral, los trabajadores señalan que se multiplicaron las quejas de los clientes que efectuaron compras en los últimos meses. Y que, en reiterados casos, ahora se acercan a las sucursales todavía operativas exigiendo desde la anulación de las operaciones hasta la entrega de productos adeudados.

"No tenemos mercadería para entregar, ni siquiera contamos con sistema para facturar. Directamente nos han cortado los servidores", contó a iProfesional un agente de ventas de Lanús.

Los trabajadores se movilizaron exigiendo la regularización de los sueldos.
Los trabajadores se movilizaron exigiendo la regularización de los sueldos.

"Hoy por hoy, así como no podemos vender tampoco podemos llevar a cabo cobranzas. A los clientes que se acercan les decimos que intenten comunicarse con los números de atención, pero como casi no hay personal en esa área, bueno, terminan sin saber qué ocurrirá con sus compras", añadió.

Para enseguida completar: "La empresa ni siquiera le está permitiendo acceder a un código para pagar mediante herramientas como Pago Fácil. Muchos clientes se acercan a reclamar por mercadería que compraron y nunca les llegó. Como no tenemos sistema, ni siquiera podemos anular esas compras. Por lo mismo, también resulta imposible cobrar la cuota de quienes quieren cumplir con sus compromisos".

Panorama oscuro

Por la acumulación de malos manejos, la situación en la empresa es cada vez más complicada. El fantasma del concurso de acreedores está cada vez más presente.

Tiene una gran deuda pendiente, no logra conseguir un socio que lo ayude afrontar este duro momento, y recibió una respuesta negativa del Gobierno porteño sobre el reclamo de devolución de 438 millones de pesos de "multas indebidas" con los que podría pagar los sueldos atrasados de sus miles de empleados.

A este panorama se suma la caída en las ventas por la extensa recesión que vive la Argentina, que terminó incrementando aún más las deudas y resintiendo la cadena de pagos.

La empresa ya cerró 55 locales en todo el país.
La empresa ya cerró 55 locales en todo el país.

En los registros del Banco Central, la compañía acumula 3.251 cheques rechazados por un monto de 4.061 millones de pesos.

Entre los principales acreedores se encuentra Frincredit (186 millones de pesos); Finares ($148 millones), Banco Nación (83 millones), HSBC (54 millones) y American Express (13 millones).

El derrumbe financiero y comercial no afecta sólo a la empresa tradicional, sino que también se extiende a otras firmas del grupo como Compumundo, Garbarino Viajes y la ensambladora de celulares en Tierra del Fuego.

Conocé el valor del dólar en Dólar Hoy y seguí la cotización y comportamiento minuto a minuto. CLICK AQUÍ
Temas relacionados