RE/MAX, más complicada: la Justicia desconoce a la marca internacional y recibió condena por precarización laboral

RE/MAX, más complicada: la Justicia desconoce a la marca internacional y recibió condena por precarización laboral
Recibió un revés en causa iniciada por una ex empleada a la que le desconocía relación laboral. Se aguarda la definición en torno a lo dispuesto por la IGJ
Por Patricio Eleisegui
15.07.2021 17.15hs Negocios

La situación judicial de RE/MAX, que mantiene apelada la decisión de la Inspección General de Justicia (IGJ) de prohibirle la actividad inmobiliaria, no deja de complicarse. Mientras se aguarda por un fallo final de la Justicia comercial que redundaría en el cese de operaciones de la firma, la empresa de franquicias acaba de resultar condenada en Rosario en una causa por precarización laboral.

Justamente ese aspecto es uno de los más denunciados por entidades como el Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (CUCICBA), que desde hace casi un año viene exponiendo que la operatoria de la red choca de frente con la ley profesional vigente en buena parte del país.

En reiteradas oportunidades, la entidad mencionada ha entregado elementos que probarían cómo RE/MAX fomenta el empleo irregular y, en simultáneo, estimula una forma de hacer negocios que termina generando posiciones monopólicas en la actividad de la comercialización del ladrillo.

Ahora, la Justicia rosarina falló a favor una ex empleada de la empresa quien, en estado de embarazo, deberá ser indemnizada por la empresa tras ser despedida sin que se le reconozca relación laboral. Justamente en Rosario, la firma acaba de inaugurar una sucursal a todo despliegue en la esquina de Oroño y Güemes.

"Cuando terminó la relación el conflicto se originó porque la mujer afirmó que había tenido un vínculo de indudable carácter laboral y los demandados señalaron que hubo lo que se denomina un contrato de agencia. En primera instancia se rechazó la demanda por cobro de pesos por rubros laborales y la trabajadora planteó el recurso de apelación", informaron fuentes locales.

"La actividad de corretaje es de carácter indelegable, de forma tal que no podía ella intervenir en las operaciones inmobiliarias de RE/MAX Argentina, y que conforme lo reconocen los demandados en la audiencia de absolución de posiciones había un único matriculado en la sucursal donde ella prestaba labores", añadieron.

La damnificada que entabló la demanda, según pudo saber iProfesional, demostró que, en concepto de retribución de sus tareas, percibía montos fijos y una cifra variable.

Por su parte, el medio local Versión Rosario, que cubrió la resolución del caso, publicó que el tribunal "arribó a la conclusión de que el vínculo que unía a trabajadora con RE/MAX Argentina era de carácter laboral, puesto que la supuesta agente no contaba con una organización empresarial que le haya podido permitir ejercer por si misma las actividades que debía ejecutar como agente inmobiliaria".

"Se dispuso que la red pague la indemnización por antigüedad, la sustitutiva de preaviso y su Sueldo Anual Complementario e integración del mes de despido y su SAC, producto de la falta de entidad de la causal rupturista. Como la persona no contaba con constancias de pago, la Justicia también resolvió que se le pague un proporcional", comentaron, a la par, voces ligadas a este proceso.

Respecto de esta condena judicial, expertos legales que siguen el día a día de la red aseguraron a iProfesional que RE/MAX Argentina tendría acumuladas causas similares en cámaras laborales tanto en Capital Federal como en el resto del país.

"Esta situación se replica en todos los sitios donde opera esta compañía. RE/MAX no aporta indemnizaciones cuando concluye la relación laboral. La gente que se va no tiene ningún tipo de remuneración por el final del vínculo. La precarización es una constante", aseguraron.

La red posee
Pese al cuestionamiento legal, la red cuenta con más de 150 oficinas en la Argentina.

En simultáneo a esto, la Justicia acaba establecer como responsable de las acciones que se siguen contra la red a RE/MAX Argentina en lugar de su par internacional.

"Para las leyes argentinas RE/MAX Internacional no existe. Quien tiene que responder por las denuncias elevadas es la SRL que tiene domicilio en avenida Callao, en Capital Federal, aunque en los últimos meses ha dicho que nunca resultó notificada de los procesos que se siguen", señaló un abogado especializado en la actividad inmobiliaria.

Se espera un definición

El pronunciamiento judicial que podría marcar el final de la compañía de franquicias, anticiparon recientemente desde CUCICBA, llegaría durante el próximo trimestre tras concretarse la digitalización reciente del expediente. La entidad aguarda por la liquidación final de RE/MAX Argentina SRL por llevar a cabo actividades ilegítimas.

Desde el pronunciamiento de la IGJ a esta parte "brotaron" expedientes contra la compañía por presunta utilización de matrículas de terceros, reclamos por aparentes relaciones laborales de dependencia encubiertas, e incluso deudas con la AFIP.

En diálogo reciente con iProfesional, Jorge Martín Irigoyen, referente legal del colegio porteño, definió al fallo como "inminente".

"La empresa apeló el año pasado, y ahora lo que viene es la decisión del Poder Judicial de confirmar lo dispuesto por la IGJ. Mientras tanto, la red ha seguido haciendo sus negocios más allá de esta situación. Lamentablemente, promoviendo contratos que chocan con las leyes laborales", comentó.

"La empresa sigue basándose en el vínculo con monotributistas a que los que, aunque carecen de títulos o matrículas, les instalan la idea de que pueden ser emprendedores en la actividad inmobiliaria. Los franquiciados pagan en dólares por usar la marca y tener acceso a los datos de clientes que acumula la red", añadió.

RE/MAX factura en dólares todos los conceptos relacionados con el uso de la marca en el país.
RE/MAX factura en dólares todos los conceptos relacionados con el uso de la marca en el país.

En ese sentido, Martín Irigoyen detalló que, justamente, los franquiciados locales abonan a la empresa 65 dólares + IVA mensuales para operar con los "colores" de RE/MAX.

Y que también deben cumplir con el pago de otros 210 dólares + IVA en concepto de acceso de la base de datos global de la compañía.

"Si se habilitan legalmente este tipo de prácticas, bueno, las compañías de este tipo se multiplicarán en nuestro mercado porque funcionan a partir de costos que se trasladan y responsabilidades que no se ejercen. Si hay una irregularidad en una compraventa por supuesto que RE/MAX no saldrá a dar una respuesta. Su modelo limita ese aspecto a la ‘sucursal’ que usa la marca. Implica un retroceso en la confianza que construyó el sector", completó.

Negocios en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído