Crisis de Garbarino: Moyano aprovechó la interna en Comercio para meterse en el conflicto

El dirigente participó de la movilización de los trabajadores del retail y anticipó eventuales medidas de fuerza. Se pagó una parte de salarios adeudados
Por Patricio Eleisegui
17/08/2021 - 17,10hs
Crisis de Garbarino: Moyano aprovechó la interna en Comercio para meterse en el conflicto

El estado de desastre comercial y financiero que atraviesa Garbarino Compumundo, con el resultado de miles y miles de trabajadores sin percibir sueldos desde hace meses y desprovistos de cualquier ayuda, sigue redundando en cambios y acciones que hasta hace muy poco se presumían impensadas.

Mientras sigue profundizándose el embargo de mercadería en distintas sucursales del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y el interior profundo de la Argentina, cientos de empleados de movilizaron este martes frente a las oficinas del retail en Juncal y 9 de Julio.

La particularidad del evento, a la par del reclamo por el pago de haberes tras cuatro meses de incumplimientos por parte de la empresa, estuvo en la presencia de Pablo Moyano, secretario general de Camioneros, quien marchó junto a los trabajadores alineados con Ramón Muerza, del gremio de los Empleados de Comercio.

Muerza, delegado gremial de los empleados del supermercado Coto, es el rival de Armando Cavalieri en la interna por la conducción de Comercio y encabeza las críticas al histórico referente de "Los Gordos". La intervención poco eficaz, y por demás de acotada, de Cavalieri ante lo que ocurre en Garbarino Compumundo agrandó la figura de su oponente y acentuó el interés de Moyano por construir un frente común con ese sindicato.

En la movilización de este martes, el hijo de Hugo rápidamente tomó el protagonismo y no ahorró pirotecnia para referirse a la situación que atraviesa la cadena de electrodomésticos.

"Lamentablemente esta empresa comenzó a decaer por el plan económico del macrismo y la pandemia. Hace seis meses que no funciona y que no paga los salarios", declaró.

"El centro logístico está cerrado, los locales también. Venimos a exigir a esta cueva financiera donde funciona Garbarino que se hagan cargo de los 200 trabajadores de logística (afiliados a camioneros) y de los miles de empleados de comercio", agregó Moyano.

Luego, el dirigente gremial disparó sobre la figura de Matías Kulfas, actual ministro de Desarrollo Productivo.

"Le pido al ministro Kulfas, creo que así se llama, porque no es muy conocido, que les de tranquilidad a los trabajadores. Si no tenemos respuestas marcharemos el viernes al Ministerio de Producción. Si no tenemos un compromiso de pago, el viernes nos movilizamos. Fuimos esenciales, que nos paguen", dijo.

Los trabajadores se movilizaron exigiendo la regularización de los sueldos.
Los trabajadores se movilizaron exigiendo la regularización de los sueldos.

Moyano también "atendió" a Moroni: pidió que deje la inacción a un lado y exigió que el Gobierno, a través de la cartera de Trabajo, genere una solución económica para los trabajadores del retail. "Le dieron subsidios a todos, que el Ministro convoque a Garbarino", sostuvo, para luego volver a anticipar: "Si no tenemos respuesta, este viernes marcharemos al Ministerio de Desarrollo".

En un mismo tono, Muerza remarcó que "los trabajadores de Garbarino están en la miseria" y exigió, también, la intervención de las carteras de Trabajo y Producción.

Deuda estallada

Según NA, la situación salarial se descomprimió en parte con la liberación de $225 millones para el pago de una porción de los sueldos adeudados, luego de un acuerdo entre la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECyS) y la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos de la Ciudad de Buenos Aires (AGIP).

Sin embargo, el acuerdo está lejos de representar una solución definitiva, en tanto representa un pago promedio de $60.000 a cada empleado, a quienes se les deben cuatro meses y el medio aguinaldo de junio, y, además, las sucursales de la compañía están siendo desalojadas de diferentes centros de compras del país por falta de pago de alquileres, con la consiguiente incertidumbre sobre el futuro laboral.

En el interior del país las movilizaciones de empleados se suceden prácticamente a diario. Representaciones del Sindicato de Empleados de Comercio en provincias del centro de la Argentina aseguran que la cadena debe a razón de 150.000 pesos por trabajador.

La cadena dejó a sus empleados sin cobertura médica
La cadena dejó a sus empleados sin salarios, cobertura médica, aguinaldo y aportes.

Garbarino acumula casi 3.500 cheques rechazados por 5.000 millones de pesos, según la Central de Deudores del Banco Central. Por su parte, Compumundo suma 522 por 500 millones.

A eso se suma que se dilata la reactivación de las plantas de Tierra del Fuego, donde hay casi 300 operarios que reclaman el pago de haberes. Casi la totalidad de los 105 locales de la compañía permanecen cerrados en la actualidad.

Temas relacionados