Caída de Garbarino: elude las audiencias y acelera telegramas, a un paso de la convocatoria de acreedores

Caída de Garbarino: elude las audiencias y acelera telegramas, a un paso de la convocatoria de acreedores
La designación del juez que llevará a cabo el proceso podría definirse esta semana. La cadena bajó las persianas en Mendoza y adeuda 6 meses de salarios
Por Patricio Eleisegui
12.10.2021 11.20hs Negocios

La caída de Garbarino sigue ganando velocidad y, a la par de seguir desoyendo el pedido de pago de salarios y la continuidad laboral que exigen los casi 4.000 empleados del grupo de empresas, la firma aceleró el envío de telegramas de despido sobre todo en Compumundo.

Mientras los trabajadores aguardan por una intervención concreta de Presidencia de la Nación, el retail intensificó los cierres de sucursales y directamente dejó de atender las demandas laborales que llegan a la Justicia.

Con el local de Flores y la sucursal de la cadena en Mendoza como últimos ejemplos de su política de persianas que se bajan, Garbarino comenzó a "pegar el faltazo" a todas las audiencias y cortó todo tipo de diálogo con el plantel de empleados.

Todo esto ocurre a las puertas de un movimiento que los trabajadores de la firma ya dan por descontado: el retail finalmente entrará en convocatoria de acreedores y no faltan quienes aseguran que ese proceso se activaría en lo que queda de esta semana.

"Entre hoy y mañana se designaría el juez que manejará, justamente, la convocatoria. También se establecerá quienes ocuparán los lugares de síndico legal y contable. Para los empleados es algo que se observa de forma positiva porque confiamos en que nos colocará al tope en la lista de primeras personas a cobrar", comentó a iProfesional un representante de los trabajadores.

"Aunque, por supuesto, quedan muchas cosas por resolver, entendemos que la convocatoria de acreedores puede ser una primera solución al problema de la deuda salarial que Garbarino mantiene con sus empleados. Sumamos 6 meses sin cobros totales y con pérdidas permanentes de puestos de trabajo a raíz de los cierres continuos", añadió.

Detrás de cada cierre, la reubicación de empleados brilla por su ausencia. Los telegramas de despido, señalaron sendas fuentes consultadas, siguen llegando.

"Sobre todo a los trabajadores de Compumundo. La empresa no está haciendo efectivo el pago de las indemnizaciones que corresponden. De ahí que la mayoría de esos mismos telegramas ya fueron rechazados. Más allá de lo ilegal de los despidos, mucha gente necesita el dinero y comparte la idea de la indemnización. Pero siempre que se cumpla con los montos que corresponden", expuso otro vocero.

Al menos 150 empleados recibieron su correspondiente telegrama
Al menos 150 empleados de Compumundo recibieron su correspondiente telegrama de despido.

Las fuentes consultadas coincidieron en que los directivos de la compañía cercenaron toda comunicación con los empleados. "No dan la cara. No están buscando ningún tipo de solución para el problema que han generado. Se los ha citado a tribunales a partir del surgimiento de distintas demandas y ni siquiera se presentan. Tampoco envían a sus abogados. Han generado una confusión muy oscura", comentaron a este medio.

Los trabajadores de Garbarino aún aguardan una respuesta de Julio Vitobello, secretario de Alberto Fernández, quien la semana pasada no sólo se comprometió a acercar el reclamo al Presidente: también expuso su voluntad de dialogar con Claudio Moroni, titular de la cartera de Trabajo, y Matías Kulfas, a cargo de Desarrollo Productivo. Pago de los sueldos atrasados y continuidad laboral son los dos aspectos que piden los empleados. De no generarse soluciones, los empleados volverán a marchar hacia Casa Rosada.

Más locales cerrados

Los delegados consultados precisaron que sólo entre el cierre de septiembre y la primera semana de octubre dejaron de operar otras 6 sucursales de la cadena.

Entre otras locaciones, bajó sus persianas el local instalado en el shopping Dot y dos puntos de ventas que operaban en el San Justo Shopping. A esos puntos hay que añadir lo ocurrido ahora con Flores y Mendoza.

El retail viene de cerrar sucursales en Flores y Mendoza.
El retail acaba de cerrar sucursales en Flores y Mendoza.

También cesaron sus actividades de forma definitiva todos los espacios que funcionaban dentro de los centros comerciales propiedad de Cencosud. La firma en cuestión acaba de presentarte ante la Justicia para exigir que Garbarino cubra de alguna forma la deuda que dejó en término de alquileres impagos.

Asimismo, la sucursal de Garbarino en Escobar viene de sufrir el corte del suministro eléctrico y poco a poco se encamina, como en los casos anteriores, a la desaparición como punto comercial. Hoy por hoy, el grupo acumula un pasivo cercano a los 15.000 millones de pesos sólo con proveedores, bancos y compañías financieras.

Temas relacionados
Negocios en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído