03.12.2021
DÓLAR
100.25 / 106.25 0.00%
BLUE
197.50 / 200.50 0.00%

Ni la industria farmacéutica se salvó: Richmond, el laboratorio de la vacuna local, perdió $100 millones

Ni la industria farmacéutica se salvó: Richmond, el laboratorio de la vacuna local, perdió $100 millones
La compañía que preside Marcelo Figueiras cerró el último trimestre con pérdidas pero también con ventas que crecieron en un 60%
Por Andrés Sanguinetti
12.11.2021 11.25hs Negocios

Afectado por la situación de pandemia que produjo un desplazamiento de ventas ya concertadas –tanto en el mercado público como el privado- que se materializarán hacia la última etapa del 2021, Laboratorios Richmond finalizó tercer trimestre registrando un resultado neto negativo acumulado de $98 millones.

La cifra contrasta con una ganancia de $246 millones que había alcanzado en igual período del año pasado.

Sin embargo, el resultado es compensado por un fuerte incremento de sus ventas netas acumuladas que alcanzaron los $8.630 millones, registrando un incremento del 60% en comparación con el ejercicio económico del 2020.

Según explica el laboratorio en un documento enviado a la Comisión Nacional de Valores (CNV), las variaciones se deben principalmente al comienzo de las entregas de los componentes I y II de la vacuna Sputnik V al Ministerio de Salud de la Nación, en el marco del memorándum de entendimiento firmado el 25 de febrero de 2021 con Management Company of Russian Direct Investment Fund, que representa a Gamaleya National Research Institute of Epidemiology and Microbiology.

De hecho, las ventas de vacunas ascendieron a $3.327 millones, mientras que el resultado sin considerar este producto, ascendió a los $5.303 millones, marcando un resultado operativo ordinario positivo por $1.042 millones, mientras que el ejercicio anterior fue de $1.279 millones.

En el caso de los resultados financieros, durante lo que va del año totalizaron una pérdida de $745 millones, registrando una baja del 9% con respecto al ejercicio del 2020, debido principalmente a las fluctuaciones del tipo de cambio entre los períodos comparados.

Por el Covid-19, el laboratorio de la vacuna local pierde casi $100 millones
Por el Covid-19, el laboratorio de la vacuna local pierde casi $100 millones

Por su parte, los intereses y comisiones por préstamos aumentaron en función de los créditos a largo plazo, los cuales están relacionados a la financiación de proyectos de inversión.

Adicionalmente, el informe de Richmond sostiene que el resultado del período se ve afectado comparativamente como consecuencia de la aplicación del sistema de alícuotas por escalas introducido por la Ley N° 27.630, que ubicó la tasa aplicable de la sociedad en un 35% en 2021, en comparación con el 30% y 25% aplicable hasta el 2020.

En línea con el resultado operativo ordinario, el margen del EBITDA ajustado representó el 7% sobre las ventas del mismo período. Se trata de un porcentaje sensiblemente menor respecto a iguales períodos en ejercicios anteriores (33% en 2020 y 34% en 2019) que se explica por la incidencia del volumen de ventas de la vacuna Sputnik V prácticamente sin rentabilidad operativa alguna.

La empresa explica que esto ha sido parte de una decisión estratégica "basada en privilegiar la salud de la sociedad –en estado de pandemia- por encima de cualquier rédito económico, lo que significó un esfuerzo extraordinario de toda la organización en su conjunto para lograr exitosamente la elaboración de vacunas para el COVID-19 en Argentina en un plazo muy corto de tiempo, y la elaboración de vacunas con base en vectores adenovirales que se enmarca dentro de la estrategia de producción local de medicamentos biotecnológicos ya definido por la empresa".

El trabajo recuerda además la constitución del llamado Fideicomiso Financiero "Proyecto V.I.D.A." (Proyecto e Inmunización para el Desarrollo Argentino), para financiar la construcción y operación de la planta de biotecnología para producir localmente vacunas contra el coronavirus.

En este sentido, el 6 de agosto pasado, Laboratorios Richmond concluyó la colocación del fideicomiso para la construcción de la planta, por el máximo del monto establecido de u$s85 millones, lo cual considerando la opción de venta que poseen todos los titulares de certificados de participación en este fideicomiso, le ha generado a la sociedad un pasivo financiero con contrapartida en un activo financiero relacionado al derecho de recibir dichos certificados.

Pero además de las vacunas contra el Covid-19, la planta estará preparada para elaborar otros productos biotecnológicos, de manera tal que pueda brindar servicios de maquila productivos a distintos laboratorios farmacéuticos.

El establecimiento será provisto por un consorcio contratado por el fiduciante e integrado por cinco empresas, denominado Consorcio CIVATEK: CIMA Industries inc., Axiom Ingeniería S.L., Shanghai Tofflon Science & Technology Co. Ltd., Shanghai Zhongla QC & Trading Co Ltd., y Grupo Sinotek S.A, bajo el concepto de "llave en mano", y montada sobre un inmueble en la localidad bonaerense de Pilar.

Proyecciones

Más allá de este proyecto, el directorio del laboratorio asegura que continuará "consolidando la posición de los productos lanzados en el mercado, con foco en el proceso de regionalización de sus negocios y profundizando un plan de inversiones que garantice sostener su evolución en los ejercicios futuros".

Actualmente, la empresa cuenta con cinco subsidiarias operativas en Colombia, Chile, Paraguay, México, y Perú, mientras que en otros mercados actúa a partir de 20 socios estratégicos que distribuyen sus productos con los cuales espera que la balanza comercial crezca en el porcentaje de exportaciones.

La estrategia de crecimiento de Laboratorios Richmond se basa en nuevos lanzamientos, como las aprobaciones del primer producto biosimilar, ZUTRAB, cuyo principio activo es el Bevacizumab, un anticuerpo monoclonal utilizado en oncología; el primer genérico en el país y en la región de Cladribina para el tratamiento de la esclerosis múltiple, EURIT, un producto de alto nivel de desarrollo llevado a cabo en su totalidad por Laboratorios Richmond y el INTRART (Tofacitinib), indicado para el tratamiento de artritis reumatoidea, artritis psoriásica y colitis ulcerosa.

Marcelo Figueiras, dueño de Laboratorios Richmond e impulsor de la vacuna local  contra el Covid-19
Marcelo Figueiras, dueño de Laboratorios Richmond e impulsor de la vacuna local contra el Covid-19

Asimismo, la sociedad asegura estar cumpliendo con el calendario de lanzamientos previsto para las demás áreas terapéuticas, de acuerdo con el plan anual, lo cual genera un escenario de crecimiento para los próximos trimestres.

"Los objetivos logrados en un contexto de importantes desafíos para la economía argentina y las perspectivas futuras permiten a la sociedad seguir consolidándose en los diferentes segmentos y mercados en los cuales participa", sostiene el informe. Adicionalmente, FIX (afiliada de Fitch Ratings) en su Informe Integral

publicó la suba de la calificación de largo plazo de Laboratorios Richmond desde BBB+(arg) a A(arg) ambas con Perspectiva Estable.

Suba que se fundamenta a partir de una expansión de sus márgenes, luego de las inversiones realizadas durante los últimos años en segmentos oncológicos y de infectología, así como en la finalización de la nueva planta de productos sólidos orales de alta potencia y el desarrollo de productos biosimilares.

FIX también subió la calificación de acciones desde la categoría 2 a la categoría 1, basándose en una buena generación de fondos de la compañía y una alta liquidez en el mercado, tras observar la evolución de la presencia, rotación y participación de las acciones a lo largo del último año.

Temas relacionados