Fideicomiso en SanCor: hubo firma del acuerdo y se concretó el desembarco de los empresarios que van por el rescate

Con intervención del gremio ATILRA, se abrochó el nuevo pacto y ahora buscarán millones para mejorar la producción. Otro año crítico para la empresa
Por Patricio Eleisegui
20/12/2021 - 11,45hs
Fideicomiso en SanCor: hubo firma del acuerdo y se concretó el desembarco de los empresarios que van por el rescate

Se abre una etapa en la historia de uno de los emblemas de la lechería nacional. Finalmente, hubo voluntades alineadas y se llevó a cabo la firma de un fideicomiso para la recuperación productiva y financiera de SanCor. Del acuerdo tomaron parte desde empresarios interesados hasta representantes del gremio ATILRA, además de expertos del mercado de los lácteos. Una de las premisas del pacto rubricado será encontrar la manera de reducir una deuda que, hoy por hoy, asciende a los 400 millones de dólares.

La firma en cuestión posee deudas por alrededor de 6.000 millones de pesos con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y otros entes oficiales. También tiene compromisos con proveedores que fue tratando de ordenar a partir de un Acuerdo Preventivo Extra judicial (APE) que rubricó también con ex empleados y el gremio.

Si bien el fideicomiso quedó a la espera del aval final de los socios de la tambera, en el sector dan por descontada la luz verde y en breve comenzarían los primeros contactos con distintos bancos para solicitar un primer financiamiento.

Los empresarios que toman parte de esta iniciativa, tal como anticipó iProfesional a principios de noviembre, son José Urtubey, principal accionista de Celulosa Argentina, Marcelo Figueiras, dueño del laboratorio Richmond y Gustavo Scaglione, un empresario potente de los medios con cabecera en la ciudad santafesina de Rosario: es titular del diario La Capital, Canal 3, Radio 2 y radio La Ocho.

A ellos se le sumaron los abogados Leandro Salvatierra y Diego Feser, además de Jorge Estevez, un especialista en la actividad lechera. A este "pelotón" hay que añadir a Héctor Ponce, secretario general del sindicato ATILRA quien, según pudo saber este medio, participó de la reunión previa a la firma que se llevó a cabo el viernes de la semana pasada.

SanCor redujo a un nivel dramático su capacidad de procesamiento de leche.
SanCor redujo a un nivel dramático su capacidad de procesamiento de leche.

Fuentes cercanas a la láctea comentaron la composición del fideicomiso se divide en porciones del 80 por ciento para los empresarios e inversores que decidan apostar por la unión de cooperativas y 20 por ciento para los socios de la empresa.

Asimismo, ATILRA y la empresa contarán con un director cada uno en la estructura que viene, mientras que los inversores sumarán cinco. El fideicomiso está planteado por un lapso de 15 años. En esta primera etapa, los empresarios que se suman a este nuevo proceso de SanCor saldrán a buscar una inyección de cuanto menos 60 millones de dólares. El Banco Nación, indicaron a iProfesional voces cercanas a la lechera, está entre las entidades con las que ya se inició el diálogo.

Detalles de una caída

La unión de cooperativas viene en situación de derrumbe desde 2016 a esta parte. En el último tiempo no ha hecho más perder tamaño y presencia comercial.

En agosto pasado, el grupo venezolano Maralac se hizo cargo del gerenciamiento de Alimentos Refrigerados (ARSA), empresa que ostentaba el control de los yogures, postres y flanes de la marca argentina.

La firma totaliza hoy 1.750 empleados versus los 5.100 de hace apenas 4 años. Según fuentes de la actividad láctea, en la actualidad SanCor procesa el 10 por ciento del volumen de leche que llegó a manejar hace algo más de una década.

La empresa gestiona menos de 400.000 litros diarios siendo que en su mejor momento llegó a "mover" alrededor de 6 millones.

SanCor aún mantiene operativas sus plantas de Sunchales, Gálvez y San Guillermo, en la provincia de Santa Fe, y sendas instalaciones en Devoto, La Carlota y Balnearia, todas en territorio cordobés.

La unión de cooperativas cedió el control de su unidad de yogures, postres y flanes.
La unión de cooperativas cedió el control de su unidad de yogures, postres y flanes.

Dulce de leche, manteca, queso, leche en polvo y productos lácteos saborizados e infantiles, son los artículos donde aún dice presente en términos comerciales.

En los últimos años, este emblema de la lechería doméstica se desprendió de sus plantas en Charlone, Pozo del Molle y Centeno, transfirió su unidad de yogures, y luego vendió sus plantas de Morteros y Chivilcoy a la compañía Adecoagro –controlante de la marca Las Tres Niñas–.

Temas relacionados