De electrodomésticos a pisos flotantes: se agudiza la crisis de bienes importados por escasez de dólares

Las restricciones se intensificaron a principios de marzo por disposición del BCRA. Empresarios anticipan un parate productivo si no se afloja el "cepo"
Por Patricio Eleisegui
04/04/2022 - 06,14hs
De electrodomésticos a pisos flotantes: se agudiza la crisis de bienes importados por escasez de dólares

La decisión oficial de mantener "pisada" la liberación de dólares para la importación mantiene en terapia intensiva a gran parte de los rubros productivos y el consumo. Lo establecido por el Banco Central (BCRA) a principios de mes a través de la Comunicación "A"7466 amplificó el dolor de cabeza entre los actores de la industria y el campo, que padecen a diario los faltantes. Y agravó el problema para los comercializadores de tecnología e insumos en general. Desde materiales para la construcción hasta tractores, pasando por aspiradoras y neumáticos, la profundización de las trabas al ingreso de productos fabricados en el exterior es advertida por organizaciones como CIRA, la cámara que integra a los importadores.

"En este escenario, limitando el acceso al mercado de cambios con hasta 5 por ciento por encima del valor de 2021, con un crecimiento del PBI esperado en torno al 3 por ciento y con precios de los insumos aumentando fuertemente debido a los hechos en Ucrania, es de esperar que se observe un impacto en la producción ya que los insumos intermedios y los bienes de capital son los primeros rubros que alcanzarían los límites", señaló la entidad en un comunicado reciente.

En CIRA remarcan que la continuidad de este tipo de medidas atenta directamente contra cualquier posibilidad de recuperación económica sólida. Señalan, además, que la mayor parte de las importaciones corresponde a piezas, insumos, accesorios y materiales fundamentales para el estímulo de la generación local de bienes y servicios.

"La recuperación en curso de la actividad económica en Argentina requiere de importaciones. El 41 por ciento de las importaciones son bienes intermedios, el 35 por ciento bienes de capital y sus partes, el 9 por ciento combustibles y el 14 por ciento bienes de consumo. Tomando el promedio de los últimos seis meses, el rubro de bienes intermedios se incrementó 52 por ciento anual, seguido por piezas y accesorios para bienes de capital (46) y bienes de capital (33)", añadió, dando cuenta del tipo de compras que efectúa, por ejemplo, la industria.

La falta de repuestos terminaría por complicar los tiempos de la cosecha.

Faltantes de productos importados cada vez más amplios 

En términos de productos que escasean, los materiales para la construcción integran la nómina de los nichos más complicados. De 2021 a esta parte se agudizó el desabastecimiento de porcelanatos, grifería, pinturas y pisos flotantes.

Los revestimientos y las terminaciones comenzaron a "desaparecer" a partir del segundo semestre del año pasado. Desde la Sociedad Central de Arquitectos (SCA) en distintas oportunidades se notificó a iProfesional el faltante de vidrios, durlock, cerraduras, herrajes e iluminación.

"Recientemente necesitábamos canillas. En el proyecto incluimos piezas con cierre cerámico. Bueno, los proveedores nos dijeron que ya no ingresan. Y, como alternativa, ofrecieron canillas con cuerito. De las antiguas. A ese nivel de complicación llegamos", comentó a este medio, hace escasas semanas, Darío López, presidente de la entidad.

Para los constructores este tipo de problemas terminó por intensificarse durante el primer trimestre de 2022.

El agronegocio, en tanto, enfrenta dificultades ante la demora en la entrega de maquinarias por falta de piezas. Tractores y cosechadoras se ubican entre los vehículos más afectados por el desabastecimiento de piezas.

Las trabas complican el ingreso de terminaciones e insumos clave para la construcción.
Las trabas complican el ingreso de terminaciones e insumos clave para la construcción.

Tampoco hay gomas y faltan electrodomésticos

En cuanto a los neumáticos, los productos de marcas importadas como Michelin, Goodyear, Continental, Yokohama, Kumho y Hankook, demoran hasta 4 meses en ingresar. Las gomas de rodado 13, 14 y 15, las más demandadas del mercado, son las que evidencian el faltante más pronunciado.

Jorge Martínez, titular de la comercializadora del oeste bonaerense –con base operativa en Trenque Lauquen– Martínez Hermanos, dijo a iProfesional que incluso el stock de opciones nacionales sigue por debajo de los niveles previos a la pandemia.

Otro dato que agrava el problema: fuentes ligadas a la Cámara Cordobesa del Neumático indicaron, además, que sólo en 2021 las gomas acumularon incrementos superiores al 80 por ciento. Y que para el este año los pronósticos dan cuenta de un porcentaje de suba similar o, incluso, mayor.

Después está la situación con los electrodomésticos. Las trabas a las importaciones redujeron sensiblemente la oferta de productos de línea blanca como lavarropas o heladeras. Y también achicaron la variedad de celulares, tablets y computadoras portátiles.

Además de que no se consiguen, los neumáticos aumentaron 80% en un año.
Además de que no se consiguen, los neumáticos aumentaron 80% en un año.

Las pyme, complicadas por las restricciones

Por el lado de las pequeñas y medianas empresas, Daniel Rosato, presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), señaló que las restricciones están generando un "parate productivo" debido al desabastecimiento de materias primas.

"Las pymes están sufriendo la falta de materia prima que no se produce en el país. Y si bien existe un sistema para garantizar el consumo histórico de cada fábrica, que busca evitar un salto en las compras externas ante la escasez de dólares, la comparación con la casi nula actividad en pandemia y con el año pasado muestra un panorama que no se ajusta a las necesidades de la reactivación", dijo a iProfesional.

El titular de IPA aportó un ejemplo que grafica la situación: "Tenemos un socio que casi no pudo importar en 2020 debido a las restricciones del comercio mundial. Y el año pasado tuvo diez meses la planta parada. Hoy, tiene compromisos que no puede atender, porque el cupo que le corresponde es muy bajo. Esos casos se están multiplicando ante la reactivación de la actividad productiva".

Rosato alertó que la situación también está generando un efecto no deseado por el Gobierno. El directivo sostuvo que el proceso de sustitución de importaciones motorizado por el oficialismo "quedó virtualmente interrumpido ante las restricciones al Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) debido al desbalance en importaciones de insumos versus productos terminados".

"Las importaciones de insumos para la actividad están en el listado de Licencias Automáticas, mientras que los productos terminados cuentan con Licencias No Automáticas (LNA). Ante las restricciones y la aplicación del cupo para importar, se está dando una dinámica de autorizaciones más ágiles de LNA que de LA, lo que provocó involuntariamente un ciclo de importación de valor agregado", concluyó.