Por la crisis del dólar, se impone la economía "sin precios": comercios aumentan "a ojo" y prevalece el tarjeteo

La falta de referencia en términos de precios de reposición multiplica las subas en los comercios. Proveedores retacean insumos por el movimiento del dólar
Por Patricio Eleisegui
07/07/2022 - 06,55hs
Por la crisis del dólar,  se impone la economía "sin precios": comercios aumentan "a ojo" y prevalece el tarjeteo

La escalada del dólar, combinado con la incertidumbre política tras la designación de Silvina Batakis, sigue complicando en escenario comercial y afectando el consumo. Desorientados ante la falta de precios de referencia para la reposición, y afectados por proveedores que no entregan mercadería por la misma causa, los locales comerciales remarcan "a ojo" a la espera de un dólar paralelo estable en un valor y la puesta en marcha de cambios en cuanto a la dirección política del Gobierno.

Mientras tanto, reciben a clientes que buscan "stockearse" porque entienden que la inflación se acelerará aún más en lo que queda de julio.

Desde entidades como FECOBA, la federación que integra al comercio y la industria, comentaron a iProfesional que los incrementos que viene aplicando el sector oscilan entre el 20 y el 30 por ciento aunque, se aclaró, "la falta de precisiones respecto de los costos de reposición impide fijar un porcentaje promedio definitivo".

Referentes de la organización afirmaron que "la actividad de producción está fuertemente paralizada por la falta de cotización de los insumos", y reconocieron que la afluencia de público se incrementó en los comercios ante el temor de una aceleración superior de la inflación.

"En estos días la gente corrió para acumular mercadería, para resguardarse ante las subas sucesivas. Pero es una tendencia que no creemos que dure demasiado porque, bueno, el peso inflacionario hace que, lamentablemente, el dinero familiar dure cada vez menos", dijo a iProfesional Fabián Castillo, titular de FECOBA.

En rubros como la indumentaria los precios subieron 25 por ciento sólo esta semana.
En rubros como la indumentaria los precios subieron 25 por ciento sólo esta semana.

Inflación acelerada y dólar: desconcierto en el comercio

"Para los comercios el escenario es de quiebre de la cadena de pagos. Hoy nadie sabe, además, si está vendiendo caro o barato. Por eso no faltan los locales que directamente evitan vender determinados productos a la espera de una definición en los costos de reposición. Todos los días tenemos empresarios o comerciantes que nos llaman para pedirnos consejos sobre qué hacer en este contexto", agregó.

Castillo comentó que numerosos proveedores "tampoco están abasteciendo mercadería importada porque no saben cuándo les reingresaría el producto en este escenario". Sostuvo que en sectores como la salud "hay faltantes de insumos por la situación del dólar y la inflación", y señaló que los comerciantes notifican a la entidad de casos cada vez mayores de clientes que agotan los límites de las tarjetas de crédito.

"Lo que está ocurriendo es que las compras con tarjeta te permiten endeudar a los valores de hoy, que no serán los mismos de mañana por el movimiento de la inflación. Pero gran parte de los clientes ya tienen las tarjetas colapsadas porque vienen intentando hacer esa diferencia desde hace meses. Nadie prevé una desaceleración en los precios en el corto plazo sino todo lo contario", comentó el directivo.

El temor a los locales vacíos

"Acá no hay una especulación del pequeño comerciante. Simplemente tiene que reponer la mercadería que hoy no tiene precio ¿Puede mantener las persianas bajas? No, ya vimos lo que pasó en la pandemia", recalcó Castillo.

El presidente de FECOBA recordó que "se vienen de una situación muy dura, donde más de 60.000 comercios en todo el país cerraron durante la pandemia y 15.000 en la Ciudad de Buenos Aires".

Y sostuvo que se reavivó el temor a que vuelvan los cierres de locales: "Existe el miedo a que vivamos otra situación como la de los cierres por el Covid-19. El comercio no podría resistir otra pandemia ahora económica. El Gobierno tiene que generar un plan porque lo que viene, sino, es otro desastre comercial. Los empresarios de las pyme ingresaron, otra vez, en una fase de absoluta supervivencia".

La suba de precios parece ser el principal camino de defensa que comenzaron a implementar los locales. Rubros como la indumentaria aplicaron subas de hasta un 25 por ciento sólo del lunes a esta parte. Y un porcentaje similar comenzó a multiplicarse entre los emprendimientos que comercializan electrónica.

El comercio teme que vuelvan los cierres si no afloja la inflación.
El comercio teme que vuelvan los cierres de locales si no afloja la inflación.

La construcción, sin presupuestos y con ventas dosificadas

Por otra parte, el salto incontenible del dólar blue dejó por el piso la actividad de la construcción, que esta semana entró en parálisis por la falta de precios de referencia o la decisión de muchos proveedores de, directamente, cortar la venta de insumos.

Desde el ámbito del real estate indicaron a este medio que los corralones no están generando presupuestos, desaparecieron los descuentos o bonificaciones, y los muy pocos productos que se ofrecen cotizan a valor del dólar del día.

Expertos y actores del rubro consultados por este medio señalaron que, a raíz de este escenario de precios sin fijar, los tiempos de entrega de las nuevas unidades de departamentos ya comenzaron a duplicarse. La culminación de los proyectos, se indicó, demorará al menos un trimestre adicional.

Desde la Sociedad Central de Arquitectos (SCA) su titular, Darío López, comentó a iProfesional que el sector sufre los golpes de un presente sin valores establecidos para los insumos, el acceso prácticamente nulo a la mayoría de los materiales y la incertidumbre respecto de los precios de los insumos importados.

"Los proveedores no te dan un precio definido, no hay presupuestos. En los locales del rubro sacaron los carteles de las vidrieras. Los productos con posibilidades de reposición no te los venden porque no saben cuánto van a costar mañana. Y eso que muchos proveedores compraron esos insumos a un dólar barato", afirmó.

Temas relacionados