Los planes de la "nueva" TGLT para frenar su crisis financiera

La constructora y desarrolladora inmobiliaria ahora rebautizada como GCDI busca dejar atrás las pérdidas, los juicios y encara más planes para este año
Por Andrés Sanguinetti
16/08/2022 - 11,38hs
Los planes de la "nueva" TGLT para frenar su crisis financiera

TGLT, la ahora desarrolladora inmobiliaria rebautizada como GCDI y reconvertida en constructora, acumula pérdidas mayores a los $2.000 millones durante lo que va del 2022.

De hecho, su situación financiera sigue siendo comprometida, tal como viene ocurriendo en los últimos años, al presentar un capital de trabajo negativo de $659 millones y tener pérdidas acumuladas que superan el 50% del capital más el 100% de las reservas.

Se trata de una situación que deberá ser tratada en la próxima reunión de Asamblea de Accionistas de la firma, aunque su directorio considera que los planes de negocios permitirán revertir la situación que viene siendo afectada por pérdidas recurrentes, por la pandemia del Covid -19 y por las condiciones económicas vigentes en la Argentina.

Si bien este conjunto de problemas podría generar incertidumbre sobre la capacidad de la constructora para continuar como empresa en funcionamiento, sus ejecutivos estiman que el plan de ordenamiento comercial y financiero encarado en los últimos tiempos podrá revertir dicho contexto.

Por lo menos así surge del informe enviado por la ex TGLT a la Comisión Nacional de Valores (CNV), referido a los resultados del primer semestre del año.

En ese documento, se destacan las negociaciones realizadas en los últimos meses para reflotar varios de sus proyectos; las renegociaciones por las Obligaciones Negociables (ON) Clase XVI y XVII; las ventas de activos ya realizadas y las que tiene en carpeta, además de la alta probabilidad de éxito de algunos proyectos de obras potenciales.

Astor San Telmo, uno de los proyectos frenados por causas judiciales
Astor San Telmo, uno de los proyectos frenados por causas judiciales conta la desarrolladora

"Todo esto permitirá cancelar ciertas pasivos corrientes y flujos de caja positivos, y junto al financiamiento recibido en Ponte Armelina por u$s2,5 millones, efectuado el 7 de marzo, mitigan dichas incertidumbres, permitiendo a la sociedad continuar avanzando en el cumplimiento de los planes de negocios esperados para el año 2022", sostiene el documento.

Nueva marca

El 9 de agosto pasado, una asamblea general ordinaria de la empresa aprobó la modificación de su denominación a GCDI S.A., cuyo modelo de negocios mantendrá los preceptos originales de TGLT en cuanto a operar como constructora y desarrolladora inmobiliaria de proyectos de gran escala en Argentina y Uruguay.

Fundada en 2005 como una desarrolladora inmobiliaria residencial para los segmentos medio-alto y alto, participa y controla todos los aspectos de desarrollo, desde la adquisición de tierras hasta la gestión de la construcción, desde el diseño y concepción del producto hasta su venta y comercialización.

A lo largo de su historia, ha desarrollado o tiene en cartera 12 proyectos que constan de alrededor de 400.000 metros cuadrados, y cuenta con marcas con alto reconocimiento en el mercado como Forum, destinada a proyectos de lujo de gran escala tales como Forum Puerto Madero; Forum Puerto Norte; Forum Alcorta y Forum Puerto del Buceo, en Uruguay.

Otra de sus marcas es Astor, centrada en proyectos en el segmento de ingresos medio-alto, que van desde los 10.000 a los 30.000 metros cuadrados, como son Astor Palermo; Astor Núñez y Astor San Telmo.

A inicios de 2018, TGLT adquirió Caputo S.A.I.C. y F. que era propiedad del empresario Angelo Calcaterra y era considerada como una de las empresas constructoras líderes en Argentina que desarrolló más de 500 obras públicas y privadas, incluyendo edificios de oficinas corporativas AAA, grandes torres residenciales, shoppings, centros de arte y naves industriales, entre otros.

La sociedad tiene varios proyectos inmobiliarios en carpeta para encarar un nuevo proceso de inversiones
La sociedad tiene varios proyectos inmobiliarios en carpeta para encarar un nuevo proceso de inversiones

Mediante esta adquisición, TGLT se convirtió en una compañía de real estate verticalmente integrada, ampliando su modelo de negocios a sus actuales tres líneas:

1) Construcción: donde participa en diversas licitaciones públicas y privadas para la construcción de obras civiles y en la cual ha construido oficinas clase A, centros comerciales y obras industriales.

2) Desarrollo: en este sector acumula desarrollos para la venta de residencias multifamiliares y proyectos de uso mixto en Buenos Aires; Rosario y Montevideo, apuntando a los segmentos de ingresos medio-altos. Su objetivo estratégico es desarrollar y adquirir edificios de oficinas corporativas AAA, centros logísticos premium y otros activos de renta de primera calidad en el área metropolitana de Buenos Aires.

3) Servicios: a través de subsidiarias, TGLT participa en otros negocios vinculados principalmente a la recolección de residuos.

Buscar solidez y confianza

Desde octubre de 2010, TGLT es una empresa que cotiza en los mercados bursátiles local y de los Estados Unidos.

En su informe, la empresa asegura que sigue siendo activa "en la búsqueda de apoyo por parte de importantes inversores institucionales tanto nacionales como extranjeros, así como de accionistas estratégicos".

También explica que desde junio pasado, ha iniciado un nuevo camino de transformación focalizándose en la construcción como esencia del negocio para lo cual se rebautizó como GCDI o Grupo de Construcción, Diseño e Ingeniería.

"Este cambio no es un hecho aislado, sino que forma parte de una transformación que iniciamos pensando en el futuro, y que comenzamos a construir sobre los cimientos más firmes que una compañía pueda tener, como lo son nuestra historia, solidez y confianza", detalla el documento enviado a la CNV.

En dicho contexto, la empresa todavía debe resolver una serie de reclamos judiciales en su contra presentados en tribunales locales y en el exterior como la acción civil en Nueva York de los fondos Merkin Family Foundation y Tennenbaum Living Trust.

Ambos presentaron una demanda con respecto a una serie de ONs convertibles con fecha de vencimiento el 3 de agosto del 2027, emitidas en el marco del contrato de Indenture del 3 de agosto de ese mismo año.

Tanto Tennembaum como MFF dicen ser titulares en conjunto de ONs por u$s18 millones y cuestionan la capitalización por lo cual han iniciado acciones civiles de daños y perjuicios por un monto alegado de u$s900.000 por un supuesto incumplimiento de pago del cupón vencido el 15 de agosto de 2020. Otra acción civil que acumula en Nueva York es la presentada por Ayres Argentina Master Fund Limited en noviembre del 2021 por otra operación con ONs de la sociedad con vencimiento el 3 de agosto de 2027.

A estas demandas, le suma la acción de amparo respecto a la obra Astor San Telmo planteada en septiembre del 2018 por una asociación de consumidores que obligó a la paralización de los trabajos de obra correspondiente al proyecto por orden del Juzgado Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires Nº 3, Secretaría N° 5.