Los planes de la desarrolladora inmobiliaria TGLT para revertir su inestable situación financiera

La desarrolladora inmobiliaria busca poner en marcha una estrategia que le permita revertir las fuertes pérdidas que viene sufriendo desde el 2018
Por Andrés Sanguinetti
16/05/2022 - 11,26hs
Los planes de la desarrolladora inmobiliaria TGLT para revertir su inestable situación financiera

En los últimos cuatro años, TGLT acumula pérdidas superiores a los $17.000 millones marcando una tendencia negativa que no se ha modificado en lo que va de este 2022.

Es que la desarrolladora inmobiliaria controlada mayoritariamente por The Bank of New York Mellon (53,19%) e IRSA Propiedades Comerciales (27,82%), cerró el primer trimestre de este año también con pérdidas que en este caso llegaron a los $406 millones contra los $134 millones que perdió en igual período del 2021.

Este negativo escenario hace que la compañía actualmente presente un capital de trabajo negativo de $229 millones, a pesar de que su directorio viene haciendo esfuerzos para recuperar el equilibrio financiero de la desarrolladora inmobiliaria y reestructurando deuda a través de la venta de algunos de sus activos.

Un ejemplo es la transferencia de su participación en un desarrollo ubicado en la zona porteña de Catalinas al banco Itaú e Itaú Asset Management para cancelar la totalidad de capital e intereses que adeudaba a la entidad bancaria brasileña en el marco de un contrato de líneas de crédito que había obtenido en diciembre del 2019 y que había sido refinanciado y modificado el 31 de marzo del 2021.

Producto del acuerdo, TGLT deberá afrontar en el 11 de agosto próximo el pago del 10% del monto de capital de las Obligaciones Negociables (ON) Clase XVI, por u$s2,1 millones con una quita del 10% por pronto pago.

s
En los últimos cuatro años, TGLT acumula pérdidas superiores a los $17.000 millones

Es posible que no pueda afrontar este desembolso si se tiene en cuenta en sus estados financieros viene mostrando pérdidas recurrentes y que su negocio se ve afectado por la evolución de la pandemia del Covid -19 y las condiciones económicas vigentes en la Argentina.

La propia compañía admite que este escenario podría generar incertidumbre sobre su capacidad para continuar como empresa en funcionamiento.

La advertencia forma parte del informe enviado por TGLT a la Comisión Nacional de Valores (CNV) a principios de este año para informar sobre sus estados financieros del 2021 y en el cual también estima que podrá mejorar su performance a partir de la estrategia de control de costos y reducción de activos que viene aplicando a su negocio.

También se esperanza por nuevas ventas de activos que encarará y por la alta probabilidad de éxito de algunos proyectos de obras potenciales "que permitirán cancelar ciertos pasivos corrientes y flujos de caja positivos, que junto al financiamiento recibido por parte de empresas relacionadas a los accionistas en Ponte Armelina por u$s1.940.000, son suficientes para mitigar dichas incertidumbres y cumplir con los planes de esperados".

Modelo de negocios

Fundada en 2005 como una desarrolladora inmobiliaria residencial para los segmentos medio-alto y alto, actualmente TGLT participa y controla todos los aspectos de desarrollo, desde la adquisición de tierras hasta la gestión de la construcción, desde el diseño y concepción del producto hasta su venta y comercialización.

A lo largo de su historia, ha desarrollado o tiene en cartera 12 grandes proyectos que constan de alrededor de 400.000 metros cuadrados, y cuenta con marcas reconocidas como Forum, destinada a proyectos de lujo de gran escala tales como Forum Puerto Madero, Forum Puerto Norte, Forum Alcorta y Forum Puerto del Buceo, en Uruguay.

s
El grupo desarrollador IRSA es controlante del 27% de las acciones de TGLT

También es dueña de Astor, centrada en proyectos en el segmento de ingresos medio-alto, que van desde los 10.000 a los 30.000 metros cuadrados, como son Astor Palermo, Astor Núñez y Astor San Telmo.

Además, en los últimos años fue ampliando sus operaciones mediante adquisiciones de empresas del sector, como la que hizo a inicios del 2018 cuando sumó a la constructora Caputo una de las líderes en Argentina, con más de 500 obras públicas y privadas, incluyendo edificios de oficinas corporativas AAA, grandes torres residenciales, shoppings, centros de arte y naves industriales, entre otros. Con esta operación, TGLT no sólo incorporó una línea de negocios con un flujo recurrente de ingresos, sino que a la vez se convirtió en una compañía de real estate verticalmente integrada que le permite mejorar sus capacidades de ejecución y a la vez capturar márgenes de construcción en todos sus desarrollos.

A partir de esta adquisición, dividió su modelo de negocios integrado en tres líneas:

  • 1) Construcción: participa en concursos de precios o en licitaciones públicas o privadas para la construcción de obras para terceros, principalmente civiles.
  • 2) Desarrollo: para la venta de residencias multifamiliares y proyectos de uso mixto en Buenos Aires y Rosario y en Montevideo, apuntando a los segmentos de ingresos medio-alto y alto.
  • 3) Servicios: a través de subsidiarias, participa en otros negocios vinculados principalmente a higiene urbana, recolección y gestión de residuos.

Para este año, sus ejecutivos esperan que el contexto político y principalmente económico del país esté marcado por los impactos generados por el brote de Covid-19 y por las medidas mitigadoras impulsadas por el Gobierno.

"El alcance final del brote de coronavirus y su impacto en la economía es desconocido e imposible de predecir razonablemente por lo cual no se puede cuantificar razonablemente en qué medida afectara a futuro el negocio de la sociedad y los resultados de sus operaciones de extenderse de manera prolongada esta situación", advierte el trabajo de TGLT enviado a la CNV.

Consolidar proyectos

En cuanto a la evolución de sus operaciones a partir de medidas tomadas por las autoridades nacionales que afectan al negocio de la construcción recuerda la promulgación de la ley 27.613 que prevé incentivos tributarios para el sector de la construcción como el blanqueo de fondos en el exterior no declarados que se podrán repatriar para proyectos inmobiliarios.

Según el análisis que hace la compañía, la norma está destinada a promover el desarrollo o inversión en proyectos inmobiliarios realizados en el país y podría ser beneficioso para su futuro. "Esperamos que la compañía focalice sus mayores esfuerzos en el negocio de la construcción con el fin de aumentar el monto de su backlog (contratos en cartera) de más de $7.321,83 millones, a través de acciones como la incorporación de un Director Comercial que le permitan ganar nuevas obras", adelanta la empresa.

Asimismo, asegura que "seguirá orientada a la consolidación de los proyectos de real estate que actualmente está llevando adelante a fin de maximizar el valor de los mismos", mientras mantiene su plan para "subsanar su situación financiera, logrando con la venta de su participación en el Fideicomiso Financiero de Administracion Catalinas I, una importante reducción de su deuda, dando la posibilidad de robustecer su capital de trabajo para una mejor operatoria en donde considera que va a ser su fuerte en el año 2022, que es el segmento de construcción".

TGLT apunta a mejorar su perfil con la reactivación de varias obras
TGLT apunta a mejorar su perfil con la reactivación de varias obras en la Capital Federal y el interior del país 

Como parte de su plan estratégico, TGLT anticipa que continuará trabajando en fortalecer sus procesos, sistemas de gestión y estructura de recursos humanos "de modo tal que le permitan hacer más eficiente su operación actual y la administración de nuevos proyectos".

A esto le suma la reactivación de varias iniciativas que se habían frenado por las medidas restrictivas aplicadas por el Gobierno durante los meses más complicados de la pandemia, en el 2020 y que se comenzaron a poner en marcha nuevamente.

Algunos casos son los de una planta para levantar un Centro de Distribución para la empresa Mirgor en la localidad bonaerense de Escobar.

O el de Queen Moldes, para la construcción de ese edificio de viviendas y cocheras en el barrio de Belgrano en la Ciudad de Buenos Aires, cuyas obras se suspendieron en octubre del 2021 por problemas financieros del y que espera acordar su continuidad una vez resuelta la situación.

Otro proyecto en reactivación es el llamado ONTEC para levantar una planta industrial en Baradero, ubicado dentro de las Instalaciones de Mirgor.

A esto le agrega la construcción de la obra civil de los Edificios del Reactor Ra-10 en el Centro Atómico Ezeiza; el edificio OM Recoleta, ubicado en Marcelo T. de Alvear 1743/1753/1763, Callao 1057 y Callao 1061, en Ciudad de Buenos Aires; el edificio "Concepción Arenal 2931" también en el ámbito porteño; el llamado OM Botánico, en Barrio Norte; el Oceana Puerto Madero un complejo residencial que comprenderá de dos edificios de nueve pisos cada uno, con una superficie vendible de 26.000 m2.

También el proyecto L'Avenue Libertador, en la Ciudad de Buenos Aires; la nueva Terminal de Partidas del Aeropuerto de Ezeiza; la remodelación del Estadio Monumental Antonio V. Liberti del club River Plate; el nuevo Edificio Planta Zarate de Toyota; las Torres Caballito de IRSA Inversiones y Representaciones: el emprendimiento Venice; el Forum Puerto del Buceo; el edificio Astor San Telmo, frenado por una decisión judicial que restringe la altura del emprendimiento y afecta su desarrollo.