Los socios de EY votarán en los próximos meses si separan auditoría y consultoría

Se concretaría la separación de los dos grandes negocios de la 'Big Four'. La decisión final queda sobre la mesa de 13.000 socios de 140 países
Por iProfesional
09/09/2022 - 09,10hs
Los socios de EY votarán en los próximos meses si separan auditoría y consultoría

Luz verde a una de las grandes noticias corporativas de los últimos años. EY ha decidido dar un paso más y someter a la votación de sus 13.000 socios a nivel mundial la decisión de separar los negocios de consultoría y auditoría, una noticia que generó un terremoto en el mundo de las 'Big Four'.

Está previsto que la noticia se haga oficial este jueves entre los socios de los 140 países donde está esta firma, España entre otros, como adelantó 'Wall Street Journal'. El siguiente paso, la votación, se producirá previsiblemente a finales de año.

La 'Big Four' responde así a la presión regulatoria que están recibiendo este tipo de compañías en Estados Unidos y Reino Unido para que eviten posibles conflictos de interés al ser, por un lado, auditores de grandes compañías y, por otro, consultores. En España, eso se resolvió en la reforma legal de Luis de Guindos, estableciendo un máximo de servicios que una firma auditora podía ofrecer a un cliente como consultora. Aun así, para los anglosajones estos límites son insuficientes.

Desde EY explican este cambio por el potencial de mejora que tendrá el negocio de consultoría por libre, ya que esta división tenía hasta ahora restricciones en todas aquellas compañías que audita la firma.

La decisión de otras empresas 

El resto de grandes firmas (Deloitte, KPMG y PwC) niegan de momento que vayan a tomar el mismo camino que EY, aunque desde el sector reconocen que se van a seguir de cerca sus pasos y no se descarta seguirlos en el futuro. La decisión de EY se tomará país a país.

En cada uno los socios votarán si están a favor de la escisión o no. Y posteriormente se tomará una determinación unificada. Esta operación supondrá el ingreso de cifras millonarias para muchos socios, por lo que se espera un visto bueno generalizado. Aun así, la escisión tiene grandes complejidades que pueden difiicultarla, como la creación de una nueva estructuración y la pérdida de las sinergias que generaban la unificación de áreas comunes como la administrativa y la tecnológica.

KPMG: otras empresas toman decisiones.
KPMG: otras empresas toman decisiones.

Según publica Cinco Días, y a pesar de los pocos detalles aportados por la firma, se espera que la división de sus ingresos, de unos 45.000 millones de dólares anuales, se reparta en una proporción de 60% y 40% entre las partes de consultoría y auditoría, respectivamente. Esta última, afirma el medio, será la que previsiblemente mantenga la marca EY.

De entre su actividad, la firma audita las cuentas de grandes tecnológicas como Amazon, Salesforce, Workday y Alphabet (Google), entre otras.

En el comunicado oficial se argumenta la decisión como un paso hacia adelante en un mundo cambiante en el que "tenemos que adaptarnos para continuar prosperando y alcanzar nuestro máximo potencial, mientras abordamos las necesidades de todo nuestros grupos de interés". Asimismo, señala que espera contar con el apoyo de clientes, profesionales y socios: "EY se enorgullece de su legado como una organización líder mundial de servicios profesionales […] Habiendo considerado cuidadosamente varias opciones, creemos firmemente que comprendemos este panorama para construir negocios que redefinan el futuro de nuestros empleos, crear nuevas oportunidades y ofrecer un mayor valor a largo plazo".

Temas relacionados