Recuperaron una empresa quebrada en 2019 y apuntan a ser la más grande del país

Con una inversión de más de los u$s9 millones, el agro nacional cuenta con una nueva empresa de formulación de fertilizantes y agroquímicos para cultivos
Por Juan Facundo Mesquida
03/11/2022 - 08,01hs
Recuperaron una empresa quebrada en 2019 y apuntan a ser la más grande del país

A mediados de 2017 ChemChina adquiere la multinacional Syngenta y, en su plan de reestructuración y relanzamiento de la marca, decide vender una de las fábricas que la empresa suiza tenía en la Argentina: la planta de insumos para nutrición y protección de cultivos ubicada en Fighiera (sur de Santa Fe).

La empresa nacional Síntesis Química adquiere la fábrica, pero apenas unos meses después de la compra la nueva administración se topa con un "tarifazo" del servicio eléctrico, que pone en jaque a toda la compañía.

Ya en 2019, con la imposibilidad de mantener la planta operativa, entra en convocatoria de acreedores y presenta la quiebra, dejando a casi 50 familias en la calle. El Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial N° 14 dicta el remate judicial del inmueble y Gustavo Pierri toma posesión de la planta industrial abandonada.

Hoy, tras una inversión de 9,5 millones de dólares de capitales nacionales, la fábrica vuelve a estar operativa bajo el nombre de Aranami Industrial, produciendo insumos claves para el agro argentino, generando nuevos puestos de trabajo en la comunidad de Fighiera y, con una segunda etapa de inversión de 4 millones de dólares, planea ser la planta de formulación más grande del país.

Sueño cumplido

Los párrafos anteriores cuentan la historia fría y los hechos cronológicos, pero no explican nada del sueño cumplido de Gustavo Pierri, director de Aranami Industrial, quien se definió como un "bicho de agro" y que durante la reinauguración de la planta, emocionado y entre lágrimas, aseguró: "Hago esto por mis hijos".

El camino de este viaje comienza con un empleado de Pierri, quien le comenta en 2019 que la empresa donde trabajaba antes (Síntesis Química) estaba en quiebra y que iban a rematar las dos plantas que poseía.

 Gustavo Pierri, director de Aranami Industrial, aseguró vivir
Gustavo Pierri, director de Aranami Industrial, aseguró vivir "un sueño cumplido"

"Fui a ver la planta que me quedaba más cerca, la de Florencia Varela (Buenos Aires). Era obsoleta, vieja y tenía problemas por todos lados. Luego fui a ver la Fighiera y fue un amor a primera vista", relató con voz cortada Pierri.

"Hacía tiempo que la planta estaba cerrada. Tenía los pastos altos, se habían robado los cables y muchas más cosas. Pero yo sé lo que es una fábrica y cuando la recorrí me di cuenta de la verdad: la planta había sido parida con un nivel de primera. No era un galpón al que le tiraron un par de máquinas dentro", contó en conversación con iProfesional el empresario.

Producción en aumento

Hoy en día la planta está produciendo fitosanitarios a un ritmo de 500 mil litros al año, pero sin embargo, con las últimas mejoras la capacidad instalada es de 2 millones de litros por mes ya que posee cinco líneas de formulación de agroquímicos y otra línea destinada a productos sólidos.

Con la segunda etapa del plan de inversión, de 4,5 millones de dólares, se espera alcanzar un volumen de 3 millones de litros por mes en 2024 e incorporar así más 300 nuevos puestos de trabajo, que convertirían a la planta en la más grande del país.

"La idea es que Aranami Industrial sea fasonero (prestar servicios) de una gran compañía y absorber volúmenes de producción mucho más grandes", explicó Pierri quien además detalló que la planta ya cumple con todas las normas nacionales e internacionales para la producción de agroquímicos, "con especial atención en evitar cualquier riesgo de contaminación cruzada".

Sobre este punto cabe destacar que el predio tiene 300 metros de frente sobre la hidrovía del Río Paraná, que no solo le aporta un valor logístico importante para posibles ventas al exterior, sino que además tiene un sistema de efluentes cerrados, es decir, la planta no tiene contacto de líquidos con el río.

"Apostamos a que se convierta en un modelo productivo para el país. Invertimos en equipamiento tecnológico y en talento humano para poder resolver localmente las necesidades que hoy tiene la industria del agro y así lograr sustituir importaciones por producción local. Sin el campo no hay futuro en la Argentina", concluyó Pierri.

tras una inversión de 9,5 millones de dólares de capitales nacionales, la fábrica vuelve a estar operativa bajo el nombre de Aranami Industrial
Tras una inversión de u$s9,5 millones de capitales nacionales, la fábrica vuelve a estar operativa bajo el nombre de Aranami Industrial

Sustitución de importaciones

El Secretario de Coordinación Federal Agropecuaria del Ministerio Economía de la Nación, Jorge Solmi, estuvo presente en la reinauguración de la planta y aseguró a iProfesional que "esto es parte de una política de Estado que venimos tomando que es la sustitución de importaciones, que puede ser un slogan político, pero acá ves la realidad. Una planta recuperada que va a generar muchos puestos de trabajo".

"Hoy en día y, gracias a este tipo de empresas, se importan más drogas técnicas y no formulados, o sea, se compran más insumos para fabricar los fitosanitarios acá y menos productos finales. Eso cuida los dólares de la Argentina, genera arraigo y trabajo calificado en el interior y es algo para celebrar", indicó.

"Seis o siete de cada diez dólares que entran al país provienen del sector agroindustrial. Eso implica cuidar al sector pero también cuidar los dólares que genera, para seguir produciendo a nivel nacional y crecer como país", amplió el ex titular de Federación Agraria Argentina.

El secretario explicó además que "la planta tiene un cuidado ambiental muy importante, sin vinculación con las napas de agua ni con la salida al río, que además está pegada a una finca certificada de producción orgánica y a otra de cítricos, y eso da garantía ambiental como sistema a toda la comunidad".

Temas relacionados