iProfesional

El Gobierno, ante una nueva presión gremial por sueldos: la UOM y Moyano redoblan la apuesta

Las medidas de fuerza no dejan de multiplicarse a la sombra de una inflación disparada. Sigue el reclamo para que se elimine el Impuesto a las Ganancias
Por Patricio Eleisegui
11/11/2022 - 15:39hs
El Gobierno, ante una nueva presión gremial por sueldos: la UOM y Moyano redoblan la apuesta

Noviembre avanza marcado por los cruces y las batallas en torno a la recomposición salarial. El contexto de inflación acelerada, combinado con una incertidumbre macroeconómica que alienta los peores temores, siguen intensificando la demanda gremial y las medidas de fuerza brotan y se multiplican.

Este viernes, los judiciales que encabeza Julio Piumato volvieron a imponer un paro y una medida similar llevaron a cabo los metrodelegados del subte en horas de la tarde. Todo esto ocurrió mientras se tensa la negociación con la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y Pablo Moyano presiona por la eliminación de Ganancias.

El dirigente de Camioneros volvió a marcar la cancha y reclamó por adicionales a poco de que la organización abrochara un aumento salarial del 107 por ciento. "La suma fija y la cuestión de las asignaciones familiares son prioridad. Voy a insistir y a seguir peleando por la suma fija", declaró Moyano.

El referente de Camioneros anticipó que continuará bregando por la eliminación del Impuesto a las Ganancias, condición que definió como "indispensable para una mejora real de la distribución del ingreso".

La Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN) liderada por Piumato activó un cese de actividades por 24 horas y desde la organización se anticipó que, de no ocurrir avances a los pedidos elevados, habrá otra medida de fuerza el próximo jueves 18.

La exigencia de los Judiciales

Los judiciales exigen el cumplimiento de los aumentos acordados lo cual, de cumplirse, repercutiría en los montos del próximo aguinaldo. Respecto de este pedido, el dirigente sindical sostuvo que "los salarios no pueden perder valor frente al galopante proceso inflacionario", y se pronunció por su defensa y por "el valor de la Justicia".

La UEJN pide un incremento del 30 por ciento que llevaría el mínimo salarial de los judiciales a los 200.000 pesos para el comienzo de 2023.

Los judiciales que encabeza Piumato podrían volver a parar la próxima semana.
Los judiciales que encabeza Piumato podrían volver a parar la próxima semana.

Por su parte, la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSYP) definieron medidas para este viernes con foco en la línea E y el Premetro. La iniciativa responde a la negativa de la concesionaria Emova de dar lugar a los reclamos del gremio.

Paro del subte: el pedido de los metrodelegados

La entidad reclama la reducción de la semana laboral, denuncia faltante de personal en todos los sectores y exige al Gobierno porteño el reemplazo de trenes con material asbesto.

Este viernes, los molinetes de la línea E y el Premetro fueron liberados entre las 13 y las 14, y luego se interrumpieron los servicios de 14 a 15.

"La concesionaria se niega a reducir la semana laboral para que los trabajadores tengan dos francos; hay faltante de personal en todos los sectores y también una inexplicable demora del Gobierno porteño para adquirir una nueva flota que reemplace a los trenes con material asbesto, por lo que continuarán mañana -por hoy- las medidas de fuerza", sostuvo AGTSYP en ese comunicado.

Recientemente, Emova, la ex Metrovías, contestó a la demanda gremial con un escrito mediante el cual afirmó que, ante el pedido de reducción de días laborales, una medida así resultaría "incompatible con una operación adecuada de este servicio esencial y por debajo de niveles razonables de productividad".

"La jornada actual de 6 horas diarias incluye un tiempo de refrigerio y descanso, por lo que en realidad la jornada efectiva de trabajo es aún menor, con casos como el área de Tráfico (conductores y guardas) en que el tiempo de trabajo oscila entre 4 horas y media, y 5 horas de operación efectiva", replicó la firma. Emova omitió cualquier mención al problema del abesto.

Los metrodelegados fijaron medidas de fuerza para la línea E y el Premetro.
Los metrodelegados fijaron medidas de fuerza para la línea E y el Premetro.

Sube la temperatura en el reclamo de la UOM

A la par de estas situaciones, el ida y vuelta entre la UOM y organizaciones como la Cámara Argentina de Matrices y Moldes (CAMYM) y la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADIMRA) sigue elevando su temperatura.

El gremio que encabeza Abel Furlán exige un incremento del 46 por ciento en fracciones a saldar entre enero y marzo próximos, además de solicitar un pago extra de 50.000 pesos para atender la futura canasta laboral. De obtener el nuevo porcentaje, la UOM redondearía este año un aumento acumulado del 111 por ciento.

Los empresarios no dudaron en tildar al pedido de excesivo. "El índice de inflación al consumidor, que mantiene el poder de compra de los trabajadores, actualmente es muy superior al que percibimos las empresas del sector por lo que los salarios que aumenten a ese ritmo o por encima de él, terminarán siendo insostenibles para la mayoría de las empresas", replicaron desde CAMYM.

La entidad presentó como contrapropuesta una serie de subas mensuales del orden del 8 por ciento que, sumadas, fijarían en 97 por ciento el acumulado de incrementos salariales del último ejercicio. La UOM rechazó ese planteo y fijó al 15 de noviembre como el día clave para definir sigue negociando o, en todo caso, se declara en alerta y movilización.

Temas relacionados