iProfesional

El Gobierno pidió a petroleras pausar la paridad con el barril externo pero igual anticipan otra suba de la nafta

Los combustibles aumentaron más del 160% en dos meses y acentúan el contexto inflacionario. La adecuación de impuestos alentaría más aumentos
Por Patricio Eleisegui
08/02/2024 - 07:19hs
El Gobierno pidió a petroleras pausar la paridad con el barril externo pero igual anticipan otra suba de la nafta

La búsqueda desesperada del Gobierno de aminorar el ritmo de la inflación empuja a La Libertad Avanza (LLA) a tirar abajo varias de sus consignas de campaña. En el ámbito de los combustibles, el oficialismo está a un paso de enterrar la prédica de valores liberados y la sintonía del barril de crudo con el valor internacional que pregonó en la previa a las elecciones de diciembre. Dada la relevancia de las naftas en la aceleración de los precios generales, la gestión que encabeza Javier Milei solicitó a las petroleras que aumenten con menor vértigo y mantengan en pausa la pretendida paridad con la cotización global del crudo. Al margen de este pedido, en el ámbito de las estaciones de servicio anticipan nuevos incrementos de las naftas por efecto de la actualización de los impuestos.

El oficialismo otorgó luz verde a la ola de incrementos ocurridos entre diciembre y enero, los cuales presentan un acumulado del 163 por ciento. Ahora la intención del Gobierno es otorgar un "respiro" a los bolsillos en plena instancia de aumento del transporte y los ajustes previstos para los servicios públicos.

"Si bien los dichos sobre ese pedido surgieron como un rumor, lo cierto es que la solicitud resultó real por la forma en que vienen aumentando los combustibles. El ritmo ha sido incesante, incluso para sorpresa de quienes integramos la cadena de comercialización", dijo a iProfesional un actor del ámbito del expendio.

"Estamos hablando de un nivel de subas que en el caso de petroleras como YPF dispararon el precio del litro de algo más de 350 pesos hasta alcanzar los 950 según el punto de venta. Alinearse con los precios internacionales implicaría tirar abajo aún más la demanda, que sólo en el último mes cayó 20 por ciento", añadió la fuente.

Los combustibles y un aumento incesante

Desde la Cámara de Empresarios de Combustibles (CEC) su titular, Raúl Castellano, se pronunció en sintonía con estos dichos. Y comentó a iProfesional que "conocía las versiones acerca de que el Gobierno pide a las petroleras que vayan más lento con los aumentos".

El directivo señaló que, más allá de la solicitud oficial, el horizonte de incrementos que enfrentarán los automovilistas se encuentra más cerca de lo que supone. "Que no se iguale ahora el precio del crudo interno con el valor internacional no significa que no habrá más aumentos en el corto plazo. Ahora viene otro ajuste por los impuestos que se están actualizando", dijo.

La suba constante de las naftas viene afectando la demanda.
La suba constante de las naftas viene afectando la demanda.

"Los impuestos que se aplican a las naftas ajustan por inflación. Recordemos que las subas que debían realizarse se suspendieron a partir de 2021. Esa demora generó un atraso en los impuestos del orden del 300 por ciento. Eso es lo que provocará nuevos aumentos en el corto plazo", amplió.

Siempre según Castellano, aún restan aplicar los impuestos congelados en 2023 y, por supuesto, los correspondientes al año actual. "Marzo, abril y mayo serán meses en los que se aplicarán estos porcentajes a la nafta. Y luego se deberán efectuar incrementos cada cuatro meses por los impuestos de 2024", anticipó.

Respecto de la situación de los estacioneros a partir de los últimos aumentos, el directivo sostuvo que "el desfasaje de los años anteriores ya quedó zanjado", pero que la inflación predominante "deberá tenerse en cuenta para los precios porque los costos operativos siguen subiendo".

La demanda en caída, un aspecto que preocupa

Castellanos indicó que los puntos de expendio buscan frenar la notable caída de ventas que viene acumulando el sector a partir de las subas recientes.

"Los informes varían, pero estamos hablando de ventas que bajaron entre un 15 y un 25 por ciento en las últimas semanas. Se está dando una caída notable. Igualmente, hay que decir que la reducción de precios viene ocurriendo en porcentajes bajos, casi decorativos", aclaró el entrevistado.

A tono con esto, Guillermo Lego, gerente de la Confederación de Entidades de Comercialización de Hidrocarburos y Afines (CECHA), expuso recientemente que desde mediados de diciembre y en lo que va de enero, las estaciones de servicio de distintas provincias informaron una caída generalizada de al menos un 20 por ciento.

Temas relacionados