Ayer despedidos, hoy millonarios: historias de gente que supo convertir el fracaso en éxito

Ayer despedidos, hoy millonarios: historias de gente que supo convertir el fracaso en éxito
Personajes como Steve Jobs, J.K. Rowling o Walt Disney fueron alguna vez cesanteados en sus trabajos. Pero esa situación los empujó al éxito. Otros casos
Por iProfesional
07.01.2012 12.23hs Actualidad

Perder el trabajo es una situación que a nadie le gustaría vivir. Escuchar la tan temida frase "estás despedido" es un temor de muchos.

Sin embargo, hay personalidades muy conocidas que vivieron esa situación y salieron airosos. Hasta se podría decir que esa situación los reforzó.

Un caso icónico es el de Steve Jobs, que fue despedido de su propia compañía y que luego volvió a ella para rescatarla cuando estaba en su peor momento.

Él mismo consideró en un discurso en Standford que el hecho de haber sido cesanteado "fue lo mejor que me podía pasar".

http://www.youtube.com/watch?v=5_Yndv3141I

Otro ejemplo que llama la atención es Walt Disney, que por irónico que suene fue despedido de un periódico local por no ser lo suficientemente creativo.

Y otro caso llamativo es el de J.K. Rowling, la autora del exitosísimo Harry Potter, quien perdió su trabajo como secretaria porque pasaba mucho tiempo soñando con un mago.

En este marco, la revista Business Insider realizó hace un tiempo un ranking con los casos que consideró más destacados.

"Ser despedidos los ayudó a ir detrás de sus verdaderas ambiciones", destacó la publicación.

A continuación, el detalle del ranking:

1. Walt DisneyEn 1919 Walt Disney fue despedido del diario local Kansas City Star porque, según su editor, "le faltaba imaginación y no tenía buenas ideas".

Por este motivo, el padre de Mickey Mouse debió mudarse con su hermano en Hollywood, donde empezó a crear dibujos animados de éxito.

En 1923 nació The Walt Disney Company, que logró convertirse en una de las compañías de comunicación y entretenimiento más grandes del mundo.

2. J.K. RowlingRowling trabajaba como secretaria en Londres, pero soñaba con dejar su trabajo y dedicarse a la escritura.

En secreto, escribía historias en la computadora de la oficina e imaginaba las historias de un joven mago llamado Harry Potter. Pero sus jefes se cansaron de esa situación y la despidieron.

La indemnización que recibió le permitió mantenerse durante los años siguientes. Suficiente como para que encontrara una editorial que publicara su libro y se convirtiera hoy en una de las escritoras más multimillonarias del mundo.

3. Michael BloombergEl alcalde de Nueva York era socio del banco de inversión Salomon Brothers pero, en 1998, la entidad fue adquirida por Citigroup.

Bloomberg abandonó su puesto, aunque no sin llevarse una buena indemnización. Con ese dinero empezó su propia compañía de información y servicios financieros.

Su éxito fue tal que ahora ocupa el puesto 18 de la lista de personas más ricas de Estados Unidos.

4. Anna WintourLa reconocida editora de Vogue empezó su carrera en Nueva York como editora de moda junior en Harper's Bazaar.

Pero, después de nueve meses en su puesto, fue despedida por introducir cambios "demasiado llamativos".

Sin embargo, ella misma confesó luego que perder ese puesto la ayudó a tomar fuerza y perseguir sus sueños.

"Les recomiendo a todos ser despedidos alguna vez en sus vidas", aconsejó.

5. MadonnaLa reina del pop se mudó a Nueva York después de abandonar la universidad para hacerse una estrella. Y para ganar algo de dinero, empezó a trabajar en el Dunkin' Donuts de Times Square.

Sin embargo, lo curioso es que no duró ni un día, ya que fue despedida después de rociar con gelatina a todos los clientes.

Luego de pasar por numerosos restaurantes de comida rápida, Madonna consiguió finalmente entrar en la escena punk rock de Nueva York en 1979.

6. Oprah WinfreyOprah Winfrey trabajaba como reportera en los informativos de la noche de la cadena de Baltimore WJZ-TV, pero no podía evitar involucrarse emocionalmente con las historias que relataba.

Justamente por este motivo, el productor de la cadena la despidió.

De todos modos, no todo fue malo para ella ya que el mismo que le dijo adiós le ofreció un papel en otro programa del canal. Ahora, Oprah está catalogada como la estrella de los talk-shows.

7. Jerry SeinfeldSeinfeld trabajaba en una serie de comedia, pero se enteró de que había sido despedido cuando no encontró su papel en el guión.

El actor se sintió humillado y destrozado, pero no dejó que la situación le quitara su sueño de ser comediante.

Es así que volvió a actuar en pequeños clubs hasta que un cazatalentos de Tonight Show lo invitó a aparecer en el programa. Desde ese momento, su carrera empezó a despegar.

8. Truman CapoteCapote trabajó como el chico de las fotocopias en el New Yorker, mientras soñaba con que algún día le publicarían algo.

Dos años después de ingresar a ese puesto, acudió a una lectura del poeta Robert Frost. Pero, debido a un resfriado, tuvo que abandonar la sala en mitad de la conferencia. Frost se sintió insultado y pidió a la revista que despidiera al joven Capote.

Sin embargo, tan sólo unos años después logró publicar su primer libro y de inmediato, obtuvo un reconocimiento mundial.

9. Robert RedfordEste reconocido actor trabajaba en Standard Oil. Lo que sucedio un día fue que su supervisor lo encontró durmiendo.

En lugar de despedirlo, la compañía decidió transferirlo a otro departamento, hasta que finalmente "lo invitaron a abandonar la empresa".

Su despido que lo llevó a mudarse a Nueva York, donde comenzó su exitosa carrera como actor.

10. Lee IacoccaLee Iacocca logró llegar a la cima de Ford Motor Company pero, después de unas cuantas ideas malas, fue despedido.

Pronto fue captado por Chrysler, que por entonces estaba en una situación bastante comprometida. Gracias a un préstamo que Iacocca consiguió del Gobierno, la compañía resucitó.

Además, aportó algunas ideas que fueron ignoradas en Ford y ocupó el puesto de CEO de Chrysler hasta 1992.

Temas relacionados